Se encuentra usted aquí

Star Wars y el poder del vestuario:10 datos curiosos de una galaxia muy lejana

Por
Redacción Shock

¿Sabía usted que cuando George Lucas imaginó en 1975 junto al equipo de vestuario los atuendos que configurarían la esencia de los personajes que habitaban una galaxia muy muy lejana desempolvaría los libros de historia asiática, africana y europea para encontrar la inspiración? ¿Sabía por ejemplo que los cascos Nazi inspiraron la icónica máscara de Darth Vader y el mismísimo perro de George Lucas hizo lo suyo con la apariencia de Chewbacca?

Por Mayra Hernández @mayaelectrik // Fotos tomadas de www.powerofcostume.si.edu.

Este y otros datos los puede encontrar, sí es que pronto puede viajar a New York, en el centro de exhibiciones interactivas Discovery Times Square, que este mes y hasta septiembre del próximo año, alojará la exhibición Rebel, Jedi, Princess, Queen: Star Wars y el poder del vestuario, por su traducción en español, creada y curada por la alianza entre el Smithsonian Institute de Washington y el Lucas Museum of Narrative Arts. Las entradas a esta legendaria exhibición se han convertido en el último objeto de deseo de los geeks, fashionistas, cinéfilos y fans número uno de la saga de George Lucas, pues recopila 60 prendas originales de los siete episodios (sí, incluye piezas inéditas de la última entrega, El despertar del fuerza) con los respectivos collages de inspiración de cada traje, y detalle de las telas y materiales con los que el equipo de vestuario de Star Wars hizo realidad icónicos atuendos como el famoso bikini de metal de la Princesa Leia en el Retorno del Jedi y el sofisticado ajuar de matrimonio que Natalie Portman luce como Padmé Amidala en el matrimonio secreto con Anakin Skywalker en el episodio II, El ataque de los clones.

Dice sabiamente el reconocido crítico Neil Genzlinger en su reportaje sobre esta exhibición para New York Times, que cuando el vestuario apropiado es utilizado en los contextos adecuados se convierte en un elemento para narrar historias tan importantes como un diálogo o un efecto especial. Dice también que la mayor revelación que deja esta exhibición, es que el vestuario, es en sí mismo es un personaje más de las historias cinematográficas. Y en Star Wars más que nunca. 

En la saga intergaláctica el rol del vestuario es evidentemente llevado al máximo nivel de la personificación. No en vano Darth Vader ha quedado guardado en el baúl de recuerdos de la iconografía pop en su versión oscúra vestido con capa y casco de negro absoluto, y no como Sebastian Shaw interpretando a la versión Darth Vader sin casco antes de decirle a Luck la famosa frase “yo soy tu padre”, o como Hayden Christensen como Anakin Skywalker antes de caer por completo al lado oscuro de la fuerza. Incluso los vestuarios revelan las transformaciones de los personajes y por eso la exhibición incluye una sección que muestra a partir del vestuario la caída de Palpatine al lado oscuro hasta convertirse en el señor de los Sith.

Los vestuarios están precisamente puestos en esta exhibición sobre maniquís sin rostros pare revelar poder de las prendas en sí mismas e hipnotizan a los visitantes con la historias detrás de los procesos de creación de estás fascinantes confecciones que dejan boquiabiertos tanto a geeks como a personas inmersas en el mundo de la moda y al público en general.

Y aunque se pronostica que la exhibición estará de gira por Estados Unidos hasta el 2019, no se sabe a ciencia cierta de aquí allá cuantos serán los afortunados que podrán comprar tiquete Colombia- Estados Unidos ( sobre todo con el precio del dólar por estos días) para perseguir la colección de vestuario de Star Wars. 

Así que señoras y señores mientras ese día llega, por cortesía del World Wide Web, de algunos datos oficiales de la exhibición y una que otra foto que vuela en formato de bytes, de unos y ceros por ahí, 10 datos curiosos que usted no sabía sobre el vestuario de esta saga épica. Lea con atención, porque “saber estas cosas, usted debería”, como bien diría el sabio Yoda.

1. Nazis y motociclistas detrás del Darth Vader


“Un lord oscuro que viaja en el viento”. Esas fueron las palabras con las que George Lucas describió la identidad de Darth Vader a Ralph McQuarrie, director de arte de la primera trilogía y con quien configuró los primeros bocetos del personaje central de su historia intergaláctica con los que logró vender su obra cinematográfica a la 20th Century Fox en 1975. McQuarrie primero lo pintó con una capa y una siniestra máscara de respirar, pero luego John Mollo, diseñador de vestuario haría un collage intercultural para dar finalmente con el icónico traje. Se inspiró en los cascos negros que utilizaron los Nazis durante la segunda Guerra Mundial, luego agregó una mascara de gas, un traje de motociclista, botas de cuero negro y lo remató con una capa de monje que se encontró en el sección de Edad Media de un almacén de alquiler de vestuario y así se dio forma al señor oscuro de esa galaxia lejana.

2. Stormtrooppers. Los soldados desalmados del lado óscuro


 El casco de Darth Vader no es la única referencia alemana de la saga. Su ejército de Stormtroopers llevan el nombre de los soldados alemanes especializados que pelearon en la Primera Guerra Mundial. Las palabras de George Lucas para describir la apariencia de este ejército y detonar la imaginación McQuarrie fueron" un batallón de hombres vestidos con una armadura espacial casi fantasmagórica”. Después cuando la información llegó a Mollo, diseñador de vestuario, él, con su conocimiento de armaduras medievales, hizo realidad los uniformes tipo armadura con plástico al vacío y complementó el vestuario de los malvados guerreros espaciales con un guantes blancos de lavar loza con extra látex y botas negras pintadas con betún blanco. Ajustes tiernos para entes malvados. Puro ingenio y recursividad.

3. Han Solo. El vaquero solitario intergaláctico


El piloto y dueño del Halcón Milenario interpretado por Harrison Ford, está evidentemente inspirados en el arquetipo de los clásicos personajes de las películas americanas de vaqueros. Lo que usted no sabía es que la camiseta original de cuello v de color crema, que de hecho ahora se ve en muchos outfits masculinos, venía originalmente con un extravagante cuello solicitado por el mismo Lucas. Como Ford se negó a ponérsela, entonces el Mollo la modificó, y cuando Ford entró al set de grabación, el señor director no notó la ausencia del estrafalario cuello que se había imaginado y siguió la grabación. 

4. Reina Amidala: la it girl de la galaxia.


“Evité a toda costa la moda en las anteriores películas. Hice que la princesa Leia fuera muy simple. Nada de diseño, nada de moda, nada de nada. Luego en las precuelas, estoy seguro que hicimos algunos statementes de moda”. Esas son las confesiones de George Lucas que acompañan la exhibición en el apartado dedicado a los sofisticados y glamurosos atuendos que componían el closet de la reina Amidala. Uno de los más imponente y complejos es el vestido de rojo, de corte imperial asiático que lleva en la escena del Salón del trono en el episodio I, La Amenaza fantasma, el cual tomó ocho semanas de confección y que el mismo Lucas ayudó a diseñar. Tan empeñado estaba George Lucas con hacer de la reina Amidala la mujer más glamurosa de la galaxia, que en el momento en que el guión del episodio II fue escrito, la proyección de trajes que luciría Natalie Portman pasaron de ser cuatro o cinco, a dieciocho en un solo episodio. Bueno, además era Natalie Portman. A ella todo le queda bien.

5. Una colcha antigua hecha el vestido de novia de Padmé Amidala.


La escena en la que Padmé Amidala le jura amor eterno al futuro Darth Vader, fue grabada en una pequeña villa italiana donde también encontraro , en un tienda de antigüedades, la colcha que posteriormente Trisga Biggar, diseñadora de vestuario de la segunda trilogía, transformaría junto a su equipo , en el sofisticado vestido blanco bordado que incluso llegaría a inspirar a grandes diseñadores como Alexander McQueen. 

6. Chewbacca, el mejor amigo de George Lucas al desnudo.


Aunque algunos ejecutivos de la 20th century Fox les producía pesadillas la idea de un monstruo peludo sin un ápice de ropa de la cintura para abajo, y solo una cargadera de misiles colgando en el pecho, el viejo Chewie fue siempre fiel a su punto de inspiración: el perro gigante de George Lucas que por supuesto nunca llevaba ropa. En las primeras películas, el traje peludo fue cortesía del pelo de varios yaks, algo así como un búfalos peludos. Pero en la últimas entregas , el equipo de diseño dejó de lado el maltrato animal y tejieron pelo sintético directamente sobe el traje de el monstruo peludo más tierno y feroz de la galaxia.

7. C-3PO en honor a la María de Fritz Lang.


Aunque no hay confesión directa y expresa el respecto, dicen los visitantes de la exhibición que es aquí donde se evidencia el parecido de C-3PO con María, la robot de Metropolis, la legendaria primera película de ciencia ficción dirigida por Fritz Lang, quién cincuenta años atrás, contaba posiblemente con mejor presupuesto que el que tenía George Lucas para la primera película de la saga pues en plena grabación el traje que llevaba el actor Anthony Daniel se despedazaba minuto tras minuto bajo el árido clima de Túnez, donde se llevaba a cabo el rodaje. En consecuencia, hay numerosas secuencias donde sólo se enfoca la mitad superior de C-3PO, porque después de la primera escena , ya no existía la parte inferior del icónico robot dorado.

8. El bikini del demonio


Ese es el nombre con el que Carrie Fisher, actriz que interpreta a la princesa Leia en la primera trilogía, le puso al sexy outfit de esclava que tuvo que lucir en el Retorno del Jedi en 1983. Con este mostraba mucho más carne que con los atuendos de los anteriores episodios, pero las clásicas túnicas blancas tampoco le gustaban del todo por qué no marcaban su figura. Cómo complicada la princesa, ¿no?.No se imaginaba que esos atuendos modestos serían la inspiración para la última colección de Givenchy y el traje de boda de la hoy ícono de moda Solange Knowles.

9. Las dos versiones de R2D2


En los episodios de la primera trilogía había dos modelos del adorable robot que a propósito fue de los primeros personajes en diseñarse. Uno era un robot de control remoto que rodaba por lo sets con sus tres piernitas electrónicas terminadas con pequeñas llantas y otro, y otro el cuerpo de robot controlado desde adentro por el adorable actor Kenny Baker.

10. ¿Cuántos se habrán puesto la túnica Obi-Wan Kenobi?


Cuando concluyó el rodaje del episodio IV, Una nueva esperanza, desapareció misteriosamente la túnica usada por Alec Guinness, el actor que interpretaba Obi-Wan Kenobi. Incluso se consideraba perdida hasta el 2005 cuando de repente, apareció en un almacén de renta de disfraces en Londres, en la sección de trajes de monjes cuando un empleado descubrió que una de la túnicas, no era como las otras y tenía la icónica capota de los Jedis. Dos años después, su valor era desconocido para quienes la re descubrieron y la seguían alquilando como disfraz de monje a unos cuantos ingleses y hasta al equipo de vestuario de la Momia para vestir a un personaje secundario hasta que subastaron la famosa túnica por la módica suma de $102.000 dólares.