Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Festival centro Día X: El verbo caníbal y el sonido bestial

Entre reaggaetón-core, malabares de samples, sonidos bestiales y los verbos caníbales de la Crack Family vivimos el día x del Festival Centro 2016

552078_2.jpg
2.jpg

Por: Jenny Cifuentes @Jenny_Cifu //Fotos: Alejandro Gómez //Video: Fredy Vargas

No hay que saber a qué es igual X.  X puede ser una suposición, un valor exacto,  un dato inexacto. Puede ser un tornamesa, un contrabajo con un banjo, una voz sobre un beat, unas  canciones que sucumben al reciclaje, un corte gritado o un poco de gente X bailando.  X es lo que uno quiera. 

Así, sin enigmas matemáticos arrancamos el día X en el Festival Centro con el rapero bogotano N. Hardem acompañado por el  paisa Soul AM en tarima, estrechando  los vínculos de la rima y el ritmo. “Esto es alimento para canino”, “esto es esgrima con dos machetes como  palenque”  se  escuchó. N. Hardem engancha, tiene letras fascinantes y beats con deliciosos tintes jazzeros. El show es sencillo y contundente. Hardem además, da muestras al público de lo que está trabajando para este año, pronóstico de que seguirá  firme micrófono en mano como él lo dice: “mientras giren las tornamesas”.

Tiempo para el punk interpretado con acordeón, contrabajo, mandolina, washboard, banjo y batería de la agrupación Bestiario. Una banda que se ha gestado literalmente en las calles de la capital, que echa mano estilos como el  rockabilly o el  folk, ­entre varios, y que según ellos mismos, a pesar de sus instrumentos e injertos “sigue siendo punk”. “Vamos sonando como bestias” se leía en la camiseta del acordeonero. Y sí, con mucha garra, en tarima ofrecieron canciones que hacen parte de su trabajo Este Infierno. De los actos con gran acogida por la audiencia.

El turno fue para Las Hermanas, plural, que son el singular Diego Cuellar, un malabarista entre samples, que desde hace dos años los arma instrumentales o los extrae de vinilos y que ha publicado dos EPs.  Elegante.

Los Compadres Recerdos (Quipitos, Betamax, Chamburcy y Vergaebroka) desplegaron su  reggaetón-core, su salsa prohibida,  cumbia sin censura y otra cantidad de géneros X o a veces triple X y emocionaron a asistentes. Los Compadres interpretaron canciones emblemáticas de la historia de bares bogotanos como Careless Whisper que ejecutaron en versión salsa y con cantante invitada. En definitiva: “Aquí el que baila gana”.

Publicidad

Crack Family, parlantes de la urbe que han movido hordas de raperos,  iniciaron  su show con un DJ y un Bboy en escena. Luego  hicieron poner de pie al público abriendo con la canción que hace parte de la banda sonora de la película Las Tetas de mi Madre. Con verbo caníbal, corroborando que son fieles narradores de la realidad, brindaron a sus fans un gran repertorio entre cortes nuevos y de años atrás. Así, con hip hop de pesos duros se cerró la jornada de martes del Festival Centro, y concluimos que X es igual a música.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO