Se encuentra usted aquí

Los tesoros escondidos del Estéreo Picnic 2018

Haga la tarea, le prometemos dosis de power latinoamericano
Gettyimages
Gettyimages
Por
Redacción Shock

Ya hemos hablado de los grandes headliners que van a hacer parte del festival, también de la importancia de ir a ver a la cuota nacional; pero esta vez queremos hablar de esos nombres latinoamericanos que, aunque no están en las letras más grandes del cartel, si tienen todo para regalar a los asistentes minutos de poder musical y mucha pero mucha candela. Les adelantamos la tarea y les presentamos a esos artistas del continente que hay que ir a ver.

BUSCABULLA

Raquel Berrios y Luis Alfredo del Valle son pareja, puertorriqueños de pura cepa, que llevan con honores los íconos de su tierra como Frankie Ruiz o Héctor Lavoe en su estética y su música, pero no de una manera literal. Se fueron a vivir a Nueva York (aunque hoy ya retornaron a Puerto Rico) y allá empezaron a experimentar y dieron con un sonido capaz de revolver esas influencias sonoras con unos tintes de nostalgia, oscuridad, de electro pop y de atmosferas cadenciosas y psicodélicas. Ganaron un concurso y el premio fue producir un EP de tres canciones con un genio de la talla de Dev Hynes (Blood Orange) y lograron dar con una esencia sonora trazada por la mixtura geográfica que llevan en la sangre. Su show promete destilar esa experimentación y esa gracia que los ha puesto en los festivales más grandes del mundo.
 

TECHNICOLOR FABRICS

Juan Pablo Locuera, Abraham López, Joaquín Martínez, Dan Salazar y Raúl Cabrera, son los cinco comandantes de esta banda que nació en Guadalajara y que ha sabido recorrer el mundo; a ellos se les celebra haberle dado un aire fresco al indie rock hecho en México y lo han hecho a punta de canciones cálidas, que hablan de lo cotidiano, pero con ondas bien positivas. Tienen tres discos bajo el brazo y un EP, pero en el último año nos han dado la dicha de canciones como Tiernos o Bienvenidos, un track en compañía de Caloncho. Ya han estado en Colombia, pero este concierto es sin duda uno de los grandes momentos de la banda en nuestro país. P.D: Para enamorarse más de este quinteto, escuche Fuma featuring Elsa y Elmar.
 

LA VIDA BOHÉME

El post punk, el funk, el reggae y hasta la salsa se mezclan en este plato fuerte venezolano. Un cuarteto duro en sus letras y duro en tarima que se ha convertido en un abanderado de la escena venezolana. Ya tienen en su repisa un Grammy Latino a Mejor Álbum Rock por Será, pero su mayor logró es haberse convertido en una voz de apoyo para los jóvenes que luchan en su país ante una de las crisis más fuertes que han vivido. Están radicados en México como consecuencia de esa situación y su último disco La lucha, es el mejor reflejo de eso.
 

CENTAVRVS

Centavrvs lleva más de 8 años dando de qué hablar. Sus integrantes no son nuevos en la escena musical mexicana, la mayoría hacen parte de proyectos alternos, pero se juntaron para crear un movimiento NeoRegional o un proyecto de corridos psicodélicos, como ellos mismos han denominado. Su génesis se hizo para celebrar la revolución mexicana y su tarea ha sido hacer una ardua exploración de la tradición mexicana para ponerlo en oídos de las nuevas generaciones.

DENGUE DENGUE DENGUE!

Futurismo tropical, psicodelia electrónica, cumbia digital, como sea que quiera llamarlo este dúo peruano viene con una consigna: crear exorcismos bailables al aire libre, generar terapias introspectivas a punta de música y revolucionarle el corazón con los bajos contundentes. Rafael Pereira y Felipe Salmón serán los guías de este ritual sagrado que elevará almas. Póngale mucho cuidado y si nos acepta el consejo: no se pierda este show, porque la última vez que los vimos fue en el Sonar y no defraudaron.

SALVADOR Y EL UNICORNIO

Salvador es de Guadalajara, pero hace años que armó maletas y se fue a California, allá le dio vida a Salvador y el unicornio, grabó todos los temas desde la comodidad de su casa y quizá ese detalle fue la clave para dar con un sonido retro de garaje. León Larregui ya le dio su espaldarazo y son muchos los que comparan su música con las producciones de Adanowsky. Buenas razones para ir a echarle ojo y oído.