Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Estéreo Picnic 2015: estos fueron los mejores shows del primer día

Estamos conectados gracias a Tigo Une

Jack White 

Jack White actualmente personifica la esencia del rock. Él es el rock´n roll, el pretérito y el actual. El que seguirá eterno. Él es el hombre campeón de los vinilos, el que se encomienda a monstruos bluseros, el que pone nueva aureola al chirrido de las cuerdas. Junto a músicos que son unas bestias interpretativas llegó arrasando con una  vorágine  guitarrera y erosionó la tarima. Brutal.

Foster the People

De los más concurridos de la noche. La banda fue motivo de euforia colectiva con golpes musicales certeros y apuntando a la cabeza con hits radiales que la gente coreó. Sin duda son platillo fuerte del menú musical actual, muestra de desarrollo de canciones en el dial y listados, dueños de una obra seductora  solventada en el escenario.  

The Kooks 

Publicidad

La banda que encantó desde hace casi una década con su Inside In/Inside Out (2006) o con su Junk of the Heart de 2011 puso a funcionar de manera perfecta todo su engranaje en su show. Sencillos y fulminantes. Piezas de movidas contemporáneas que no duermen en el confort y siguen excavando entre el folk, el pop, el skiffle, el rock and roll. Imanes de jóvenes audiencias. 

Skrillex

Fue centro neurálgico del show.  Con sets energizantes sacudió la carpa. Brindó una fiesta multitudinaria, entre pantallas y derroche de luces sacó chispas a  sus máquinas. Efectivamente fue el gurú con audífonos instalado en un púlpito de botones que hemos visto hasta en Los Simpson. Tremendo. 

SBTRKT

La poca afluencia a su show no fue limitante. Al contrario, Aaron Jerome tras su máscara hizo lo que sabe, y con todo el poder  puso a tronar bass, garage, dubstep, techno, house y sus sonoros injertos tribales en tarima. Sin barreras, de avanzada, futurista. Electrónica de lujosa factura. 

Mitú 

Publicidad

Lamparita y Julián saben muy bien lo que hacen cuando se posan contundentes sobre la tarima para generar fuertes exorcismos a punto de tecno palenque. Con suerte la gente que había terminado de ver a Jack White se trasladó al escenario Club Social para unirse a ese rito. 

La Tostadora

Un sancocho sonoro de house y ritmos que nacen en las entrañas de la electrónica, con una porción desproporcionada de ecos tropicales como la champeta, el reggaetón o la cumbia empezaron a caldear los ánimos del tercer escenario. ¿Los responsables? dos enmascarados que ya deben estar volando a México para representar en el Vive Latino. 

Pedrina y Río 

Aunque el show empezó con poca gente, Doña Pedrina y su banda puso a todo el mundo a entonar canciones románticas y despecho. Todos guiados con la dulce pero potente voz de esta señorita floreado que enamoró a los asistentes y demostró porque son los nuevos reyes del nuevo pop. 

Estamos Hechos de música.

Publicidad

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.