Se encuentra usted aquí

Breaking Bad: tan adictiva como la metanfetamina azul

La fascinante historia del descenso moral de un hombre común y corriente que al tener una probada de lo que es el poder, termina convirtiéndose en un villa
BREAKING BAD
BREAKING BAD
Por
Juliana Abaúnza

Cuando se transmitió en televisión fue un hito de rating. Si no se la vio en ese momento, aproveche ahora que las cinco temporadas de Breaking Bad están en Netflix. Aliste mucha comida y mucha bebida para maratonear esta serie que deconstruyó la idea del malo-malo o, más bien, puso a todo el mundo a hacerle fuerza a un tipo común y corriente que terminó haciendo drogas desde casa.

Por: Juliana Abaúnza // @JulianaAbaunza

En el primer episodio de Breaking Bad, su protagonista les explica a un grupo estudiantes que aunque mucha gente dice que la química es el estudio de la materia, él prefiere verla como el estudio del cambio: “Es crecimiento, decadencia y después, transformación”. Durante cinco temporadas, eso fue Breaking Bad, un estudio del crecimiento, de la decadencia y, en especial, de la transformación de un personaje llamado Walter White.

Walter es el protagonista de una historia que suena deprimente: a un profesor de química de colegio le diagnostican cáncer terminal de pulmón y decide hacer metanfetamina para mantener a su familia y pagar el tratamiento. Desafortunadamente para su familia, para sus víctimas y para todo el que se cruza en su camino, Walter le va cogiendo gusto a su vida secreta y a su alter ego narcotraficante, Heisenberg.

Las actuaciones del elenco, en especial la de Bryan Cranston (quien antes había sido conocido por papeles en comedias como Seinfeld y Malcolm in the Middle), junto a un estilo visual único, guiones impecables y una dosis perfecta de comedia entre todo el drama oscuro, hicieron de Breaking Bad una de las mejores series de la historia.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER BREAKING BAD

¿Temporadas? 5

¿Capítulos?  62

¿Duración? 49 minutos cada uno.

¿Fechas?  2008 – 2013

¿Se puede ver en desorden? No. En Breaking Bad cada episodio cuenta, avanza la trama y pone a los personajes en distintos lugares a los que empezaron.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? No.

¿Cuánto tiempo hay que dedicarle para verla completa? Puede verla intensamente durante un fin de semana largo o durante una semana. Si la ve de corrido se gastará 1 día, 22 horas y 30 minutos.

¿Es una buena serie para peliculear? No es la serie más romántica ni la más sensual, pero tal vez queden con el corazón a mil cuando terminen.

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Sí, párele bolas. Además, qué pesar perderse de las sutilezas de la actuación de Bryan Cranston por estar trapeando.

¿Se puede ver con papás? Sí, seguro se volverán adictos también. A la serie, al menos.

COSAS QUE TIENE QUE SABER ANTES DE VER BREAKING BAD

  • En 1998, Vince Gilligan, el creador de Breaking Bad, escribió un episodio de The X-Files titulado Drive, en el que Mulder está atrapado en un carro con un tipo antisemita y detestable que tiene una condición que lo obliga a manejar siempre hacia el oeste o si no su cabeza explotará. Encontrar a un actor para interpretar a ese personaje fue difícil. Necesitaban a alguien que pudiera interpretar a un tipo que era un cabrón, pero que hiciera sentir mal al televidente con su muerte al final del episodio. Encontrar a alguien para hacer de malo es fácil; encontrar a alguien que haga de un malo por el que uno siente empatía es más complicado. El actor que encontraron para el papel fue Bryan Cranston.
  • La relación más importante en Breaking Bad es la de Walter con Jesse Pinkman, su ex estudiante, socio de negocios, hijo putativo y víctima más trágica. Aunque sin Jesse, la serie no habría sido la misma, el plan original de Vince Gilligan era matar a Jesse en la primera temporada. Pero después del segundo capítulo, según contó Vince Gilligan, él y los demás escritores sabían que tenían a alguien especial en sus manos y que terminar el trabajo de Aaron Paul tan temprano habría sido un error.
  • Aunque es muy adictiva y tiene un excelente primer episodio, Breaking Bad no empieza con el pie puesto en el acelerador. La primera temporada se toma su tiempo, pero después cada una va siendo más caótica y cargada de acción que la anterior.

SI LE GUSTA BREAKING BAD, LE PUEDE GUSTAR…

  • Better CallSaul: Otra serie de Vince Gilligan, protagonizada por uno de los mejores personajes secundarios de Breaking Bad.
  • Si le gustan las historias dramáticas de criminales cargadas con un poco de humor, vea The Wire o Fargo.
  • Si busca más antihéroes como Walter, vea The Sopranos o The Shield.
  • Si le interesan las drogas, los carteles y el oscuro mundo del narcotráfico, vea Narcos, Ozark o Sons of Anarchy.
  • Si quiere ver el descenso de un hombre de medianamente a villano, qué mejor que ver la historia de Michael Corleone en El Padrino.

MOMENTOS MEMORABLES DE BREAKING BAD

  • El episodio del cadáver, el ácido y la tina.
  • Cuando Jesse le toca la puerta a Gale.
  • La muerte de Jane.
  • “I am not in danger Skyler. I am the danger”.
  • “Say my name”.
  • La explosión kamikaze en silla de ruedas y Gus Fring sin media cara.
  • El niño de la bicicleta en el desierto.
  • Hank leyendo el libro en el baño con la dedicatoria a W.W.

VUELVA A LA LISTA DE LAS  50 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGA CON BOJACK HORSEMAN O CON BUFFY, LA CAZAVAMPIROS.

 

Temas relacionados: