Se encuentra usted aquí

Game of Thrones: la última serie que el mundo vio al mismo tiempo

Zombies, traiciones, incestos, espadas, dragones y, ¿ya dijimos zombies?
Foto Cortesía HBO
Foto Cortesía HBO
Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

Inspirado por la saga fantástica El señor de los anillos, un gringo bonachón conocido como George R. R. Martin comenzó a escribir en 1996 su propio universo mitológico lleno de familias que resolvían todo a punto de decapitaciones, reinos en guerra, incesto, dragones y zombies. Quince años después los libros se convirtieron en el producto estrella de HBO que, a pesar de su amargo final, se consagró como uno de los universos ficticios más importantes de los últimos tiempos.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

A pesar de ser un cóctel con ingredientes que a muchos les caen mal (fantasía, edad media, árboles genealógicos más extensos que los de un libro de sociales) Game of Thrones es una adictiva sustancia que paralizó al mundo cada domingo desde que estuvo al aire (sí, nuestros antepasados debían esperar que los canales publicaran los capítulos de las series cada semana), y que generó interminables discusiones de fanáticos con teorías para explicar la historia.

¿Por qué?

Parte de la culpa la tiene su deliciosa compilación de traiciones entre todos los personajes que, por demás, están muy bien construidos. De hecho, a pesar de los elementos fantásticos, los complots políticos son el gran plato fuerte de la historia. Game of Thrones también es una versión divertida y retorcida de las historias que con frialdad aprendimos en lecciones de historia sobre las monarquías o hasta el Imperio Romano –el personaje de Joffrey Baratheon está inspirado en el cruel y sádico emperador Calígula, mientras que la trama está inspirada en la Guerra de las Rosas que definió en el siglo XV cuál casa se quedaba con el trono de Inglaterra–.

Pero sobre todo Game of Thrones marcó una era no solo en cuanto al “arte” de las series, sino como modelo de negocio, motivando a que sus competidores también se aventuraran a crear series con ambiciones cinematográficas (Netflix pagó 130 millones de dólares por The Crown mientras que Amazon gastó 107 en la segunda temporada de la ficción ambientada en la Segunda Guerra Mundial The Man in the High Castle). Según informó la revista Forbes HBO, consciente que su vaca sagrada ya iba a dejar de dar leche, ya tenía preparadas 150 horas de programación para el 2019, 50% más que en el 2017 y 2018, como parte de su estrategia para no perder los millones de suscriptores que ganó por Game of Thrones. No en vano la octava y última temporada superó récords históricos de audiencia y también se superó a sí misma. El récord que tenía el primer capítulo de la cuarta temporada de The Sopranos (13.4 millones de personas), fue superado por los 16.9 que vieron el final de la séptima temporada de Game of Thrones, que a su vez fue derrocado por los 17.4 millones de televidentes del arranque de la octava temporada y, por último, sometidos por los 19.3 millones de espectadores para el gran final. Algo impresionante si recordamos que vivimos en una era donde la televisión de cable ya tiene mucha competencia.

Justamente su tremenda acogida y altísima expectativa, fue la que generó que se vieran fenómenos sin precedentes en su final, como la petición en Change.org firmada por más de 1.2 millones de personas a HBO para que reescribieran la última temporada. Una paradoja que, una de las mejores series de todos los tiempos, haya tenido un final tan polémico, amargo y cuestionado. Pero acostúmbrense, nada es perfecto en esta vida.

Sin buenos y malos, con mucha astucia y pocas pero contundentes escenas de acción, Game of Thrones le ha entregado a la cultura pop varios momentos memorables y sorprendentes (además de millones de memes y nuevos nombres para las hijas de los fanáticos de la serie), nuevos ídolos del entretenimiento (Peter Dinklage, Emilia Clarke, Kit Harington, Sophie Turner, Maisie Williams, Lena Headey), y la triste sensación de que con su último capítulo se nos fue ese lindo hábito de esperar ansiosamente una hora determinada para ver nuestro programa de televisión favorito.  

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER GAME OF THRONES

¿Temporadas? 8

¿Capítulos?  73

¿Duración? 55 minutos cada uno (a excepción de los de la última temporada).

¿Fechas?  2011 – 2019  

¿Se puede ver en desorden? No, absolutamente no. Game of Thrones es todo un universo mitológico que se va construyendo capítulo a capítulo.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? Sí. Gran parte de su encanto o de la complejidad de la trama radica en las genealogías ficticias que semejan las historias de las monarquías europeas.

¿Cuánto tiempo hay que dedicarle para verla completa? 3 días y una hora.

¿Es una buena serie para peliculear? Es relativo, hay un alto número de pezones y nalgas, de perversiones sexuales, de lujuria, pero la trama es tan hipnótica que no querrá hacer nada que lo distraiga de la pantalla.

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Concentración total. Cada línea, cada plano, puede aportar detalles definitivos.

¿Se puede ver con papás? Sí y solo sí han visto la serie desde el capítulo uno.

COSAS QUE TIENEN QUE SABER ANTES DE VER GAME OF THRONES

  • Peter Dinklage (el actor que interpreta al popular enano Tyrion Lanister) ha sido nominado siete veces consecutivo como Mejor actor de reparto en una serie dramática en los Emmy (premios a lo mejor de la televisión). Ha ganado el galardón en tres ocasiones y, junto a Aaron Paul (Jesse Pinkman en Breaking Bad), tiene el récord a más triunfos en esta competencia.
  • Junto a Friends, es una de las series de televisión más costosas de todos los tiempos (a pesar de que alto presupuesto de Friends se debía a los salarios de sus actores). Cada capítulo de Game of Thrones ha llegado a costar 10 millones de dólares (una película colombiana se hace con un presupuesto de entre 1 y 2 millones), casi que el mismo presupuesto que tiene un largometraje. La producción se tomaba el año entero y se grababa en cinco países diferentes, 151 sets, un elenco de más de 160 actores, más de 1000 miembros de equipo técnico y más de 5000 extras. 
  • La saga literaria que George R. R. Martin escribió se llama A Song of Ice and Fire. Las temporadas de la serie televisiva están inspiradas en los siguientes libros:
    • Temporada 1: Game of Thrones
    • Temporada 2: A Clash of Kings
    • Temporada 3: A Storm of Swords
    • Temporada 4: A Storm of Swords y capítulos de A Feast for Crows y A Dance With Dragons.
    • Temporada 5: A Feast for Crows, A Dance With Dragons, The Winds of Winter.
    • Temporadas 6 – 8: una de las grandes incógnitas del universo Game of Thrones es que su creador no ha terminado de escribir las novelas. Supuestamente ya le contó cómo quiere que termine la historia a personas cercanas para que, en caso de morir, ellos terminen el libro. Estas últimas temporadas están basadas en lo que el autor le contó los creadores de la serie, David Benioff y Dan Weiss, y que hacen parte de los libros sin publicar The Winds of Winter y A Dream of Spring. Según Martin cada uno de estos libros será de más de 1500 páginas.
  • El primer intento de adaptación de los libros a la pantalla era para hacer una serie de películas enfocadas en la historia de Daenerys y otra sobre el enfrentamiento entre las casas Stark y Lannister. Martin rechazó cualquier propuesta de convertir sus libros en películas porque iban a dejar por fuera gran cantidad de las historias que había escrito y porque en cine el tono violento y sexual tendría que ser moderado.

Advertencia

Ténganle paciencia a la primera temporada porque puede ser algo lenta y saturada de nombres. La espera les dará su recompensa y les entregará una serie intensa y frenética con jugosos capítulos llenos de sorpresas y giros inesperados.

SI LES GUSTA GAME OF THRONES, LES PUEDE GUSTAR…

  • La trilogía de El señor de los anillos
  • Series: Vikings, Roma, House of Cards, Spartacus, Black Sails, Outlander, Deadwood, Attack on Titan,
    • Libros: La quinta estación de N. K. Jemisin; Un mago de Terramar de Ursula K. LeGuin; La torre oscura de Stephen King; La quinta estación de N. K. Jemisin; La otra Bolena de Philippa Gregory; La reina blanca de Philippa Gregory; El nombre del viento de Patrick Rothfuss; Trono de cristal de Sarah J. Maas

MOMENTOS MEMORABLES DE GAME OF THRONES

  • Al ser una serie llena de traiciones y complots, decenas de personajes mueren. No les diremos quién muere pues si no la han visto es dañarles la serie, pero cada asesinato es inesperado, cruel y de celebración.
  • Aunque la mayoría de los capítulos son adictivos y electrizantes, y los finales de temporada memorables, estos son los que han quedado inmortalizados por su contundente trama y dirección: The Rains of Castamere (temporada 3, episodio 9; momento de la memorable “Boda roja”), The Watchers on the Wall (temporada 4, episodio 9), Mother’s Mercy (temporada 5, episodio 10), Battle of the Bastards (temporada 6, episodio 9) y la épica batalla entre humanos y caminantes blancos en The Long Night (temporada 8, episodio 3).

VUELVAN A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENEN QUE VER ANTES DE MORIR.

O SIGAN CON FRIENDS O CON GILMORE GIRLS.

Temas relacionados: