Se encuentra usted aquí

.

12 anécdotas inéditas de cantantes latinos cuando se apagan los reflectores

Historias contadas por Gustavo Rincón, mánager de prensa de varias estrellas musicales
FOTO CORTESÍA DE GUSTAVO RINCÓN
FOTO CORTESÍA DE GUSTAVO RINCÓN
Por
Redacción Shock

En 2008 el Comunicador Social y Periodista caqueteño Gustavo Rincón se aventuró a abrir en Bogotá su oficina de Relaciones Públicas para apoyar a talentos de la industria del entretenimiento a entender y desarrollar sus proyectos en medios de comunicación. A lo largo de estos doce años, la Oficina de Prensa Gus Rincón ha representado músicos, modelos, presentadores y actores que han visto cómo sus carreras empiezan a tomar un nuevo nivel. Algunos casos de éxito liderados por el relacionista público incluyen los nombres de grandes artistas latinos como J Balvin, Sebastián Yatra, Silvestre Dangond, Fanny Lu, Manuel Turizo, entre otros.

Para celebrar el decimo segundo aniversario de su compañía, Gustavo Rincón revela 12 anécdotas de sus artistas que nadie conoce. Historias que muestran cómo son los talentos cuando se apagan los reflectores y no hay cámaras encendidas cerca.

1. Hace mucho tiempo cuando comenzamos con J Balvin fuimos a Caracol Televisión y la periodista Gina López me iba a hacer el favor de entrevistarlo, a pesar de que no lo conocían. Llegamos, esperábamos, estábamos con Dj Pope, Jose, dos personas más y yo. La entrevista era a las 10:00 am y ya era casi la 01:00 pm y nada que había cámara disponible así que a Jose le dio por ponerse a jugar en unos columpios de un parque que queda ahí al frente de Caracol TV y luego empezaron a hacer competencias y se tiraban al frente en una montañita que había y empezaron a tirarse uno sobre otro. Cuando salió la periodista se encontró a Jose con pasto hasta en las orejas y yo estaba afanado por limpiarlo. ¡imagínese esa primera impresión para un artista que estaba arrancando!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Gus Rincon Uribe (@gusrincon) on

2. Una anécdota con Sebastián Yatra es que él no sabía bailar nada y yo le decía a Roberto Andrade, el mánager, que necesitábamos lograr que ese niño se mueva un poquito, así que le conseguí clases de baile, me lo llevaba de rumba con mis amigas y nos daban las 3 de la mañana hasta que el muchacho moviera esa cadera… y nunca lo logramos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Gus Rincon Uribe (@gusrincon) on

3. Con Siam viajamos a Buenos Aires a grabar dos videos, era nuestra primera vez en esa ciudad y nosotros no teníamos idea de que hacía tanto frio. El primer video se grababa en una terraza en la que Ricky Martin y Bon Jovi habían hecho sus videos musicales, entonces nosotros estábamos muy emocionados por ese lugar. Lo malo fue que los dedos se nos congelaron, se nos quemó la cara y a mi me tocaba frotarles las manos para que pudieran tocar guitarra. Estábamos felices, pero fue una experiencia muy fría y se nos hizo eterna porque el rodaje fue de 6 de la mañana hasta las 2 de la madrugada del siguiente día. Ese día grabamos el clip musical Sencillamente.

4. Con Silvestre Dangond he tenido muchas anécdotas porque es muy particular. La primera vez que me llevaba a Valledupar fue con motivo del lanzamiento de su disco Gente valiente. Nos subimos en su avión y al llegar al aeropuerto había una caravana de fanáticos esperando. Usualmente el recorrido para llegar a su casa es de media hora y en esa oportunidad nos demoramos 3 horas. Cuando llegamos al destino parecía una invasión, unas 300 o 400 carpas instaladas, con fans bailando. Así fueron los 3 días que nos quedamos. Cuando salimos a el lanzamiento del disco había también mucha gente que buscaba meterse como fuera al evento privado, trepaban las paredes para entrar y  (mánager cuando íbamos por carretera se tiraban al piso para que carro tuviera que parar y Silvestre saliera a saludar. Eso me impresiono mucho.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Gus Rincon Uribe (@gusrincon) on

5. En una época trabajé en Televisa México y estaba en una junta con todos los editores de las revistas cuando uno mira el celular y me escriben: “Gus, el avión de J Balvin se cayó”. Las manos se me doblaron se me cayó el celular, lo recogió una compañera y tan pronto pude recuperarme del impacto llamé a Fabio, su mánager, y no me contestó, llamé a Don Álvaro (papá de Jose) y me contesta llorando desconsolado, me imaginé lo peor; empecé a llorar y a llorar. Luego alguien dijo “está vivo” entonces lo llamé a su celular, Jose me contestó y me dijo “estzy bien luego te llamo”. Eso para mí fue terrible porque sentí como si hubiera perdido a un hijo.

6. Un día estaba en los premios Mtv México, se presentaban Balvin y Yatra entonces llegué a hacer las entrevistas en alfombra. Pasamos al camerino, veo que alguien viene corriendo y me salta encima y la recibo, me agarra a besos y me dice “¿sabias que yo te amo?, sin conocerte te amo, soy fan tuya. Le pregunté quién es y me dice: “yo soy Anitta” y de ahí en adelante, mi amor por Anitta es infinito. Cabe resaltar que casi me tumba cuando me saltó.

7. En el inicio de mi carrera Vetto Galvez estaba promocionando un sencillo y nos fuimos a presentarlo a Cable Noticias, recuerdo mucho que ahí conocí a la presentadora Laura Tobón. El programara era en vivo y él tenía que iniciar cantando y cerrar de la misma forma mientras yo lo veía desde el máster de emisión. Cuando ya estaba finalizando la emisión, se iba a despedir y la conductora le indicó que despedían el programa con música y escucho que Vetto le pregunta a ella “¿Cómo dice la canción?” a lo que ella le dice “no sé”, yo agarré al master control le quité el micrófono y empiezo a cantar la canción para que le llegara al apuntador de la conductora, ella le dijo: “algo tiene que ver con un héroe” y así él se acordó de la canción.

8. En los Premios Billboard en Las Vegas me llama Fabio el mánager de Balvin y me dice: “gordo ya llegamos” y yo le indiqué que ya estaba esperándolos para los ensayos. Mientras él hacías las pruebas de su show me fui a conocer el hotel y me perdí durante dos horas. Caminé demasiado, nadie me daba razón, no hablo inglés y solo me estaban esperando para arrancar. Después de eso había una firma de autógrafos y me perdí de nuevo, cuando llegué ya habían firmado todo y solo me estaban esperando para irnos del lugar.

9. Hace unos años fui con Silvestre a un municipio donde le iban a hacer un homenaje en un festival de vallenato. Yo viajé de México y me habían indicado que el evento era de noche y que era muy importante. Fui donde la diseñadora Lina Cantillo, me compré un pantalón de lino, una guayabera espectacular, unas chanclas divinas, todo color pastel. Cuando llegué al lugar nadie me dijo nada, aunque yo si noté una sonrisa de él y sus amigos. Al llegar al evento estaba lloviendo y había un barrial terrible al punto de que el guardaespaldas de Silvestre en ese momento, un tipo altísimo, me cargó alzado hasta una silla en la que estuve las 2 horas que duró el show y la condecoración. De tanta agua mi ropa quedó transparente, se veía todo, terminé consiguiendo con una señora dos bolsas, me las puse en los pies y así salí de allá antes que Silvestre.

10. Una vez con Balvin fuimos a Soacha a un evento de la fundación María Luisa de Moreno, él llego y sorprendió a la gente porque nadie lo esperaba. Cuando nos dimos cuenta la plaza estaba totalmente a reventar y le dije al conductor del vehículo que nos transportaba “por favor tenga lista la camioneta que nos va a tocar salir corriendo”. Efectivamente corrimos y se viene una cantidad de gente detrás, nos tiramos a la camioneta y el señor del control de seguridad se asustó tanto que casi nos deja caer unos monitores encima. Arrancamos en la camioneta, los fans nos alcanzaron y empezar a mover esa camioneta como si fuera un juegue. En un punto llegó la policía a rescatarnos y a la media hora salimos de allá.

11. Carlos Rivera no solo es uno de los hombres más guapos que tiene México, sino de los más atléticos. Siempre que nos veíamos en Televisa le decía: vamos a hacer la portada de una revista deportiva para hombres que es muy buena. Esa sesión de fotos era sin camisa, Carlitos se tocó el abdomen y me decía “Gus es que estoy gordo”, yo lo miraba, después me veía al espejo y solo pensaba “qué imaginará él de mi si se siente gordo con ese cuerpazo”.

12. Manuel Turizo es una persona muy trabajadora. Una vez estábamos en Nueva York haciendo unas fotos con producción impresionante en un estudio gigante donde estuvimos todo el día sin descanso y sin comer. En la tarde llegó la productora de un programa de televisión que se llama Hoy acompañada de su hija que es presentadora para realizarle una entrevistar. Él en la mejor disposición las atendió y el fotógrafo nos regañó de una forma que nunca se nos va a olvidar. Tanto fue la vergüenza que me hizo pasar que me tocó organizar una cena e invitarlo para que todo se calmara.

#LaMúsicaNosUne

 

Más contenido sobre: