Se encuentra usted aquí

Hace 25 años Madonna lanzaba su disco más erótico

La reina del pop comprobó una vez más que el sexo vende y cautiva masas
Foto: Gettyimages
Foto: Gettyimages
Por
José "Pepe" Plata

El quinto disco en estudio de Madonna fue además su entrada a los noventa en pleno. Lo hizo a través de un sofisticado sonido dance en el que el erotismo, la sexualidad y otros condimentos estuvieron presentes. Pero también mostró su faceta de empresaria a través de su sello Maverick.

Por José 'Pepe' Plata 

Cuando se mira la carrera musical y artística de Madonna, parece haber siempre un antes y un después en algunos de sus discos. El cambio de imagen ha sido tan radical que hasta existen estudios sobre sus diferentes etapas y el impacto mediático. Así, se puede tener una Madonna juvenil y desafiante en su comienzo (Madonna y Like a Virgin), una retro en la época de True Blue (1987), una religiosa en Like a prayer (1989), una seductora en Bedtime Stories (1994), una futuróloga en Ray of Light (1998), una de ícono pop gringo en Music (2000) y la lista perfectamente puede llegar hasta su más reciente disco: Rebel Heart (2015).

Pero hay un disco que muestra realmente un antes y un después no solo musicalmente, también en sus decisiones empresariales. Se trata precisamente de Erotica. El disco que se lanzó el 20 de octubre de 1992 y que causó revuelo musical y empresarial. En él Madonna muestra el poder de la música y el erotismo, pero también la diversificación del negocio lanzado también un libro. Y lo hace en un momento previo a Internet, cuando no se hablaba de crossmedia o transmedia.

Madonna bien se recuerda como una mujer que en los ochenta tuvo una gama de cambios que no solo impactaron la música y la moda; pero cuando llegó Erotica, el cambio fue más grande. Primero que todo fue la música, segundo la temática y tercero, la campaña de promoción. Lejos quedaba lo simple; ahora quedaba lo amplio.

 



Todo comienza con el lanzamiento del recopilatorio de éxitos de Madonna llamado The Immaculate Collection en 1990. En ella se incluyeron dos canciones nuevas: Rescue me y Justify my love. La primera una canción en onda dance y la segunda una canción netamente erotizamente la cual fue escrita por Lenny Kravitz, Ingrid Chávez y la propia Madonna. La canción es una colección de fantasías y deseos alrededor del erotismo, que además venían acompañados por un video rodado en un hotel en París. En él, el blanco y negro daban un realce a las imágenes de modelos mujeres y hombres en los que había alusiones al sexo. Como resultado, el video fue censurado en Mtv y solo se emitía en horarios nocturnos. Y el disco tuvo la etiqueta de letras explícita de la junta de censura norteamericana.

Y la historia continúa cuando Madonna decide que es hora de grabar un nuevo disco. La primera llamada que hizo fue al productor Shep Pettibone, a quien le encargó pistas que podrían ser su nueva producción. Siendo ya 1991, Madonna tuvo la oportunidad de reunirse con este personaje quien además le mostró los sonidos de proyectos que bien se enmarcaban en el sonido pistero de los noventa.

Shep comenzó a trabajar en esto y le envió a Madonna una cinta con unos demos para que ella se inspiraba. De esos demos, seis fueron aprobados por ella y el resto se tuvieron que rehacer. Pero la presión para Shep era grande, Madonna estaba en varias actividades al tiempo. Por un lado, rodaba la película A league of their own (Una liga de ellas) y se trasladaba a Chicago. El trabajo en estudio era intermitente y Pettibone temía que la artista perdiera su interés en el disco.

Hay que sumar además que comenzaba el año 1992 y Madonna daba un paso adelante al lanzar su propio sello: Maverick. A través de él, le daba el camino a sus ideas musicales y audiovisuales de sus amigos y otros talentos. Junto a esto, Maverick negociaba con Warner un contrato de 60 millones de dólares por regalías y además el control de su obra. Una jugada que le daba una independencia sin par en la industria.

Pettibone y Madonna se reunían y tenían discusiones creativas frecuentemente. Las razones estaban alrededor de la orientación musical de las canciones las cuales eran netamente enfocadas a la pista de baile, mientras que la cantante buscaba tener un reflejo lírico en el que se hiciera presente el amor y el erotismo, pero también la melancolía. El conflicto fue tal que si bien existía un precedente con Justify my Love y Vogue como canciones que Madonna tenía como referencia, sentía que no podía repetirse ni tenía porqué hacerlo. Pettibone ofrecía las pistas y los acuerdos no se lograban, porque la premisa de no repetirse era la base.

El proceso fue intenso por las expectativas alrededor de Maverick y lo que esto significaba para Madonna como empresaria. Su mente estaba en dos frentes: el disco que tenía que salir, y la empresa que daba a conocer.

Pero Erotica fue capaz de salir con un paso adelante. Primero se publicó el libro SEX. Un libro de fotografías que representaban fantasías e imaginarios sexuales en los que Madonna también aparecía. En la actualidad, el libro está descatalogado y una copia puede costar entre 500.000 pesos (si es de segunda y está en buen estado) o puede pasar por los 5 millones si está sellada o llegar hasta 8 millones si está firmado y certificado.

Luego de Sex y la presencia mediática entre la censura, el escándalo y la venta global, el secreto llamado Erotica se vino a conocer el 20 de octubre. Ese día, el trabajo salió al mercado y el mundo conoció a la Madonna que estaba lista para ofrecerle al mundo algo más que una imagen enfocada al pop. Era el pop hecho lascivia y mercado, Porque si, el sexo vende y que Madonna lo tuviera presente en su obra, era un sello de garantía.

Erotica fue lanzado y recibió buenas críticas porque musicalmente era un giro que le daba un valor nuevo a su música y obra. Pero también tuvo censuras por su explicidad. No es de ahora que el sexo es polémico. El Vaticano le prohibió la entrada a Madonna y condenó su música en aquella época.

 



Y fue un disco que definió además el sonido que otras mujeres luego adaptarían como estilo y referencia como: Christina Aguilera, Beyonce o Britney Spears. Es que Madonna es la patrona.

En él la llave con Pettibone permeó además a más de veinte músicos que dejaron así un disco tan fresco como sexual que suena así:
 

 

  1. Erotica: Emulando el sonido de un legendario vinilo se abre el disco con una pista en la cual se habla de Miss Dita, una dominatriz que estará en el disco presente.
  2. Fever: El clásico tema de Peggy Lee, el cual habla del candor sexual, y que ha sido cantado cientos de veces, esta vez es tomado por Madonna y convertido en pop sofisticado.
  3. Bye bye baby: Una canción pegajosa sobre el paso del amor al odio, de aquello que puede suceder en minutos.
  4. Deeper and deeper: Legendario sencillo del disco, en el que se habla de un amor tan profundo como intenso, una relación en la cual el amor es todo y sigue siendo todo.
  5. Where life begins: Puede sonar suave, pero es la muestra de una intensidad e intimidad plena en la que el cuerpo no aguanta más que vivir todo por el todo.
  6. Bad girl: Una narración sobre la sumisión, sobre la fantasía de la chica mala que seduce y a quien seducen.
  7. Waiting: Nuevamente una seductora canción que nos muestra además a Madonna haciendo un rap en el que implora que no hieran sus sentimientos cuanto está a la espera.
  8. Thief of Hearts: En esta, unos jadeos suaves, matizan una canción en la que Madonna habla sobre esos personajes que rompen y se roban los corazones de los inocentes.
  9. Words: Aquí el beat está presente de manera infecciosa, la misma que además le incorpora un efecto sonoro clave: el de una máquina de escribir.
  10. Rain: Una declarativa canción acerca del poder de la lluvia y de cómo ella puede ser algo para compartir en el amor.
  11. Why’s it so hard: Entre jadeos y sonidos candentes, Madonna nos narra su visión sobre la dificultad de amar sin discriminación. Justo una canción sobre el amor en los tiempos del SIDA... Un total llamado a la unidad.
  12.  In this life: Una canción suave e íntima sobre la esperanza y la libertad.
  13. Did you do it?: Aquí la voz principal no la tiene Madonna, son dos hoppers y es ella quien suspira cosas divertidas.
  14.  Secret Garden: Es la estocada final. Una deliciosa canción sobre el sexo y el amor en dos amantes. Una invitación directa al placer.

    Erotica es ese disco que Madonna supo bien mostrar como herramienta de creación y expresión a través del sexo. Prueba de ello es que canciones de este repertorio sobreviven el tiempo y siguen siendo presentadas en vivo. No en vano, la Patrona sigue en el mundo de la música con sus canciones, sus videos y claro, con su empresa Maverick.
     

     

 

Temas relacionados: 
Publicidad