Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

La música pop es más triste que nunca, un estudio lo confirmó

Varias investigaciones confirman que la música se hace más triste a medida que pasa el tiempo.

Billie Eilish
Billie Eilish en Bury a Friend.
Captura de pantalla.

Hace unos meses, hablamos de cómo la depresión era un tema cada vez más recurrente en la música y cómo cada vez más artistas estaban dispuestos a hablar de sus emociones. Un estudio realizado por los antropólogos Alberto Acerbi y Charlotte Brand concluyó que las letras de la música se han hecho más tristes en las últimas décadas.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron las letras de canciones que han estado en el listado de Billboard Hot 100, desde (I Can’t Get No) Satisfaction (1965) de los Rolling Stones, hasta Uptown Funk de Mark Ronson (2015). Igualmente se tuvieron en cuenta letras subidas al portal Musixmatch, lo que dio un total cercano a las 150.000 canciones en inglés. Se tuvo en cuenta el uso de palabras asociadas a emociones positivas y negativas.

El estudio concluyó que las canciones se han vuelto más negativas, pues el uso de palabras asociadas a estas emociones se incrementó en una tercera parte. Una canción tiene un promedio de 300 palabras, por lo que cada año hay 30.000 palabras en las letras de los hits del top 100. Mientras en 1965, 450 de esas palabras tenían emociones negativas, en 2015 el número llegó a 700.

Igualmente, las palabras para describir emociones positivas pasaron de 1750 en 1965 a 1150 en 2015. Según explican los autores del estudio, existen más palabras para emociones positivas que negativas, lo que obedece a un principio universal del lenguaje humano denominado El principio de Pollyanna.

Publicidad


Estos resultados coinciden con otras investigaciones similares. En 2012, la investigación Emotional cues in American popular music: Five decades of the Top 40 concluyó que la música cada vez suena más triste. De acuerdo con este trabajo, las canciones felices suelen estar en modo mayor y ser más rápidas, mientras que las tristes están en modo menor y ser algo lentas.

El número de canciones grabadas en modo menor casi que se ha duplicado en los últimos 50 años y las canciones lentas se han incrementado desde los 90.

Otro estudio citado por la BBC en 2019 fue le de Lior Shamir de Lawrence Technical University. Shamir reunió las letras de 6,150 canciones exitosas del Billboard Hot 100 de 1951 a 2016. Las expresiones de rabia y disgusto se duplicaron en ese periodo de tiempo. "Vemos un cambio claro y consistente en las letras, que se han hecho más rabiosas, más miedosas, más tristes y menos alegres", dice Shamir.

La matemática Natalia Komarova también es coautora de un estudio sobre las emociones en la música y usó una base de datos llamada AcousticBrainz. Komarova analizó cerca de 500.000 canciones exitosas en el Reino Unido entre 1985 y 2015 y concluyó que el tono de la música cada vez es menos alegre.

"El público tiende a preferir canciones felices, aún cuando cada año se lanzan cada vez más canciones tristes", concluyó la investigación.

Publicidad

¿Por qué la música es cada vez menos alegre?

"Las canciones tienden, intencionalmente o no, a levantar un espejo a la sociedad, o por lo menos verse afectadas por lo que está pasando en el mundo. La generación de las redes sociales enfrenta estrés constante. Si bien la tensión política, racial y religiosa no es mayor ahora que hace unos años, pero está más presente directamente en las caras de las personas. Esto está destinado a reflejarse en las canciones", opina en la BBC Mike Batt, compositor y productor.

Una mayor proliferación de canciones tristes podría estar asociada a una mayor disposición de los artistas para hablar de sus emociones. Los autores del primer estudio mencionado incluyen otros factores, como un mayor control de las disqueras sobre el contenido de las canciones antes de los 80.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO