Se encuentra usted aquí

La reivindicación de Storyland: ¿triunfó el EDM o la guaracha?

Increíblemente la guaracha fue protagonista.
Foto: Juan Flórez
Foto: Juan Flórez
Por

"¡Sold Out!" gritó Alejandro Carranza, director de Storyland, feliz y con cara de victoria dentro del backstage. Era claro que la decisión de haber cambiado el festival de Cartagena a Santa Marta había sido un éxito rotundo. Más de 10 mil personas pisaban la locación y rompían el record que se habían trazado meses antes cuando decidieron hacer Storyland en una ciudad en la que los pinitos de la escena electrónica están naciendo de a poquitos pero con pasos firmes.

Por: Johana Arroyave - @johanaarroyave // Fotos: Juan Flórez - @tierrabombavisual

Tan solo un día antes de que se abrieran puertas para el show, el Academy (el encuentro de jóvenes aspirantes a dj) llenaba los auditorios del Banco de la República mostrando que sí hay quién le pare bolas a la escena y que como lo decían en la charla algunos de los asistentes: “la costa es mucho más que vallenato”. Es la primera vez que se le para bolas de forma más amplia a Santa Marta para ponerla en la mira de la industria electrónica.

Si bien se habían hecho fiestas en bares con dj invitados, nadie se había arriesgado a hacer un evento tan grande pues los patrocinadores y empresarios aseguraban que los beats no movían la ciudad.  

storyland-2018-en-santa-marta-fotos-juan-florez-shock_28.jpg

Storyland se paró en la raya y acabó con los prejuicios, logró llenar una locación, con un orden impecable en el que todo el mundo bailó al ritmo de EDM. Es necesario destacar que a pesar de que había dos escenarios con apuestas de géneros diferentes, el underground tan solo recibió a unas 300 personas mientras que el resto caminaba firmemente a buscar el lugar de donde salían los fuegos pirotécnicos y donde el piso parecía moverse más fuerte.
storyland-2018-en-santa-marta-fotos-juan-florez-shock_2.jpg

Artistas locales como Moska, Cato Anaya y Tavo se pusieron la 10 para encender la tarima y darle paso a los beats más potentes de Marco Baylei, Timomas y el gran headlinear, Lost Frequencies, quien se vio opacado cuando Deorro encendió las consolas con moombahton. Su mezcla de reggaetón, cumbia, merengue y hasta guaracha (TribalHouse) hizo que la fiesta se terminara para unos mientras que para otros fue el momento perfecto para sacar los mejores pasos de zapateo.

El primer día de Storyland Santa Marta terminó en un show de luces extremos, fuegos pirotécnicos y beats encendidos a la mayor potencia. Varios asistentes que no alcanzaron a comprar la boleta (o no quisieron) se pararon a los alrededores del festival e hicieron su propia fiesta. Está claro que solo faltaba alguien que le apostara a la escena y trajera unos buenos artistas para sacar a los electrónicos que viven aquí y los que se mueven desde otras ciudades para empezar el año - como ya es costumbre desde hace 5 años- con el show de electrónica más importante que tiene el país. 

storyland-2018-en-santa-marta-fotos-juan-florez-shock_47.jpg

storyland-2018-en-santa-marta-fotos-juan-florez-shock_51.jpg

Temas relacionados: