Se encuentra usted aquí

.

Las canciones que han aumentado sus "streams" por las protestas en EE.UU

Sencillos que se convirtieron en himnos.
Flavor Flav de Public Enemy. Foto: Niels Van Iperen //Getty Images.
Flavor Flav de Public Enemy. Foto: Niels Van Iperen //Getty Images.
Por
Redacción Shock

Las protestas en varias ciudades de Estados Unidos exigiendo justicia tras la muerte de George Floyd han resonado en todo el mundo y, por supuesto la música no ha sido ajena. La legendaria Fuck Tha Police, de N.W.A, registró un crecimiento en sus "streams" del 272%, entre el 27 de mayo y el 1 de junio, según cifras de  Alpha Data.

Fuck Tha Police es una canción que, después de más de 30 años, sigue siendo un referente de racismo y violencia policial. Es considerada una de las 500 mejores canciones de la historia, según Rolling Stone. 

Otra de las canciones que volvió a treparse a los primeros lugares fue This Is America, de Childish Gambino, una mirada crítica a la sociedad estadounidense y a lo que implica ser negro en ese país. Gambino contrasta la representación perfecta de Estados Unidos en la cultura pop, con realidades como el abuso policial o el control de armas, que afectan a miles de personas. 

Fight The Power de Public Enemy también ha sido una de las más escuchadas. El sencillo tuvo un crecimiento del 655% en sus "streams" en la última semana. Es una de las canciones fundamentales del hip hop y perteneció a la banda sonora de la icónica Do The Right Thing, de Spike Lee, gracias a lo cual se convirtió en un himno y una declaración política. 

Los "streams" de Alright, de Kendrick Lamar, subieron en un 787%. De su exitoso To Pimp a Butterfly, esta canción recibió cuatro nominaciones en los Grammy, en las categorías de Canción del año, Mejor Video, Mejor canción de rap y Mejor actuación de rap (ganó en las últimas 2).  Surgió en el mismo en 2015, cuando el movimiento Black Lives Matter obtuvo gran popularidad. 

La canción de James Brown Say It Loud (I’m Black and I’m Proud) también registró un crecimiento en sus streams. Fue considerada un himno no oficial para el movimiento Black Power en los 70.