Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Los Makenzy: la banda que le hacía falta a Bogotá

Por su disco y porque son una de nuestras grandes apuestas para la escena ellos son nuestro Artista Recomendado

Andrés y Nicolás Makenzy se ganaron una beca en Nueva York, se rayaron y decidieron abrirse camino solos. Tocaron en el Bowery Electric y cerraron un festival de Punk. En el 2014 volvieron a Colombia, se armaron de una banda y conformaron oficialmente Los Makenzy. La semana pasada lanzaron su disco homónimo con un concierto donde demostraron que lo tienen todo para convertirse en un nombre gigante  del rock nacional. Fue grato ver el público enérgico y emocionada ante una banda de rock, fue grato ver a nueva sangre poniéndolo todo. Por su disco y porque son una de nuestras grandes apuestas para la escena ellos son nuestro Artista Recomendado. 

Por: Nadia Orozco @Cornfake // Fotos: Alejandro Gómez 

Publicidad

Sígale el rumbo a Los Makenzy

En el primer volumen de sus crónicas, Bob Dylan habla sobre las enseñanzas de Lonnie Johnson, un cantante y guitarrista que tiene una de esas historias clásicas colombianas: “músico virtuoso que termina barriendo pisos de hoteles”. Pero para ir al grano, esta historia comienza con Johnson porque parte del génesis de Los Makenzy tiene que ver con esa leyenda.

"Cuando estábamos en décimo a mi hermano y a mí nos pusieron en el mismo colegio y decidimos hacer un tributo a Lonnie Johnson, un músico que es muy importante para nosotros. Siempre se oye hablar de la historia del blues por Robert Johnson, pero Lonnie era músico de sesión de Louis Armstrong y Bassie Smith.  El man murió en 1970, sin ningún reconocimiento, limpiando hoteles, hasta Elvis Presley tuvo canciones de él que hizo famosas, pero nunca se le dio nada. Nos llamó mucho la atención y nos gustaba mucho la manera de tocar y componer. Empezamos a tocar el tributo; Andrés contrabajo y yo guitarra y de ahí se empezó a desarrollar las ganas de hacer música original, metimos baterista y empezamos a experimentar con otros formatos" cuenta Nicolás, la guitarra principal y voz de esta banda.

Publicidad

¿Como la música unió a los hermanos Makenzy?

Publicidad

Lo que pasó es que nuestros padres escuchan rock, jazz, blues, música clásica… entonces siempre ha habido eso desde la casa. Empezamos a tocar juntos como a los 10 años, formamos los Makenzy en el 2014 cuando regresamos de Nueva York. Habíamos trabajado en proyectos de folclor, de gypsy, pop, jazz, blues, pero decidimos unir fuerzas e invitamos a un primo nuestro a tocar el bajo (es el actual bajista y saxofonista). Mi hermano toca el contrabajo y la guitarra eléctrica, yo la guitarra. algunos teclado y un baterista que lleva un tiempo. 

567392_Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez
Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez

El jueves pasado Los Makenzy tenían la misión de presentar su primer álbum. Lo hicieron en la tarima de Armando Récords, con el aforo lleno, ante un público conectado con todas las canciones de principio a fin. Coreando, gritando, aplaudiendo, respondiendo, bailando. Una medalla de oro para una banda relativamente nueva.
 Pero lo de las tarimas no son cosa nueva para ellos. Cuando tenían 14 años los músicos eran los primeros en colarlos a los toques porque su papá era el maestro de actuación de muchos de ellos.
 
“El rock and roll café quedaba en la 30 y algo con Caracas y era el bar donde tocaban todas las bandas. Ahí veíamos a Carlos Reyes y un tributo a Led Zeppelin la verga. Nosotros crecimos en La Candelaria y ahí en el centro se gestaban muchos eventos, el teatro y la música era muy importantes; allí conocimos a Mauricio Rodríguez (percusionista de Sidestepper que tiene colaboraciones en el nuevo disco) en los jams que se formaban y donde todo el mundo tocaba. Ahí fue donde empezamos a aprender: mirándolos y tocando con ellos. Cuando teníamos 15 años nos dejaban abrir los conciertos y fue creciendo la cosa”  
 
Esos espacios fueron precisamente la academia de los hermanos Makenzy, los primeros lugares que les dieron clases magistrales de tarima.

Publicidad

567366_Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez
Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez

Publicidad

¿Y la academia? ¿Nunca fluyó?
Intentamos estudiar en La Distrital, en La Javeriana, en La nacional, pero en Bogotá no encontramos un pensum adecuado para ser instrumentista en música moderna. Luego nos salió una beca en Nueva York pero decidimos no estudiar.
 
¿Cómo así? ¿Se ganaron una beca pero no la tomaron?
Cuando fuimos allá nos dieron la beca, que es la más grande que da una universidad privada, pero es a medias, es decir que no te cubre todo. Para que nos dieran la visa de estudiante tocaba demostrar que teníamos un montón de plata en la cuenta, entonces les dije que si querían podían llamar a migración porque llevaba dos semanas trabajando para presentar la puta audición. No entiendo para quién son las becas para el que toca o el que tiene plata. Nos rayamos y decidimos seguir tocando.

¿Qué pasó en Nueva York?
Allá la escena es muy diferente, hay muchos espacios, más atención, muchas más roscas. Siempre hay bares y en el bar más importante puedes encontrar cuatro bookers para el mismo lugar y ese booker va a ser el que está detrás de un gran festival y también del roto de la esquina.

Publicidad

Nosotros nos acercamos a algunos bares que tenían referencia y eran muy importantes como el Bowery Electric, no nos pusieron atención entonces nos fuimos a buscar rotos. El que nos vio en unos de esos rotos nos llamó para tocar en un festival de punk que tenía en otro lado y nos puso a cerrarlo, eso fue muy sorpresivo. Y luego, esa misma persona, nos bookeo para el Bowery Electric,luego se programó una gira por el este. Entonces te vas haciendo conocer desde una esquina y terminas haciendo lo que quieres.

Publicidad

Como es para una banda de rock ir a tocar a la cuna de esos sonidos. ¿Difícil abrirse espacio?
En realidad el rock está un poco muerto, en muchos festivales nos agradecieron por traer el rock y era absurdo para nosotros porque íbamos buscando rock. Habían bandas rosas, alternativas, indie y la gente está un poco harta de eso. El rock es inmortal y siempre hay gente que quiere escucharlo, que está nostálgico y se sienten identificados. No había raye por el idioma. En México también nos pasó eso, no importaba el idioma , sino que lo que se estuviera presentando fuera algo de calidad.

Luego llegaron a Bogotá y oficialmente bautizaron a la banda Los Makenzy. David Cardenas (Sonido Azulado) es el productor de este nuevo álbum. ¿Cómo se dio conexión? ¿Ya se conocían?

Camilo Villegas nos vio tocar en un matrimonio en Anapoima en el 2012 y el se iba a New York por los mismos días de nosotros y fue el productor de nuestro video en Nueva York. Cuando volvimos nos encontrarnos y él nos propuso contactarnos con un amigo productor para hacer el disco. Conocimos a David, empezamos a hablar y a crear.

Publicidad

"El rock está un poco muerto, en muchos festivales nos agradecieron por traer el rock y era absurdo para nosotros porque íbamos buscando rock"

¿Y cómo fue ese proceso desde que arrancaron hasta el día de hoy que ya tienen el disco en las manos?

Publicidad

Llevamos como dos años en el proceso, mirando qué canciones van, cuáles no, qué podríamos hacer. Habernos encontrado con él fue muy chévere porque el man sabe mezclar muy bien y para estas canciones que tienen tantos instrumentos como la percusión folklórica, más la banda, tiene que quedar muy bien la mezcla y el la tiene muy clara. Las guitarras se grabaron cómo debían ser, las baterías en Árbol Naranja por el espacio. En general el fue muy claro para grabar lo que queríamos hacer, fue una ficha muy clave para el disco.

Este disco no se queda en la parte más esencial del rock. 

Hay canciones que tienen desde merengue hasta country. Tuvimos colaboraciones muy chéveres con gente que ha estado en nuestra carrera. Por ejemplo Mauricio Rodríguez - percusionista de Sidestepper- él estuvo a cargo de las percusiones. Camilo Monterrosa que es un concertino de violín. Logramos hacer lo que queríamos y tener en cuenta los juegos sonoros que nos gustan, jugar con el idioma, los géneros, combinar y experimentar dependiendo de los que nos vaya pidiendo cada canción. 

567375_Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez
Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez

Publicidad

¿Qué fue lo más jodido?

Publicidad

Lo más difícil es que a David le gustaron muchos las canciones de cuando teníamos 15 años y al principio fue complicado aceptar eso, pero luego le pusimos el gusto, porque era enterrar esa etapa de una buena manera. Grabar, volver a cogerle gusto a ideas viejas.

El cambio de cantar de ingles a español también fue raro porque hasta donde nuestro criterio nos da el rock es en ingles y nos han pedido mucho que cantemos en español y para nosotros eso no existe. Nos gustan muy poco grupos de rock en español y muchos de esos no son rock, sino que tocan baladas. Pero un día estábamos terminando la idea de Aura, y resultó en español porque es un balada y además el personaje de Aura no habla en inglés entonces por ese lado fue bonito. De ahí en adelante empezamos a experimentar con el español, sin perder el inglés. La última canción es rock, pero con algo medio champetero en la batería y cantada en español; hay otra que estaba en ingles y la versionamos al español, está el death merengue que tiene percusión, pero estamos tocando rock y está cantada en inglés. Estamos experimentando, eso es jugar.

"Hasta donde nuestro criterio nos da el rock es en ingles"

Publicidad

¿Están felices con el resultado final?

Publicidad

Ha sido un proceso muy largo. Yo lo he amado y odiado muchas veces, pero ahora que lo lanzamos y escuchando la banda creo que es un trabajo que vale la pena sacar, escuchar y trabajar en él de lleno así como decidimos todos los integrantes. 

567387_Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez
Los Makenzy - Foto: Alejandro Gómez

Acaban de presentar la audición para Rock al Parque ¿Qué tal estuvo?

Publicidad

Lo hemos intentado como 7 veces y nunca hemos pasado ni a las audiciones, esta es la primera vez que lo logramos

En el caso de Rock al Parque aún se siente como el público se sigue rayando con las fusiones y con los experimentos. En este disco hay percusiones y otros sonidos ¿Cómo ven el tema? 

Publicidad

Mucha gente se raya con las fusiones porque no son parte de esa cultura tropical. Sí, estamos en Colombia y en el trópico pero a la hora del té Bogotá es muy grande y hay mucha gente que no hace parte de eso. Es un cuento cultural y de tolerancia que se irá superando. Colombia es un país que económicamente tiene muchos problemas y eso hace que la atención no esté solo centrada en lo cultural, porque primero está comer y otra infinidad de cosas. Ese criterio cultural es muy difícil fundarlo es un ambiente así. Hay un montón de rockeros con papás que han escuchado rock y se rayan con ese tipo de fusiones y todo el mundo se termina rayando con todo el mundo y no se crea nada. Todos el mundo está jugando a tumbarse el vaso, hay mucha intolerancia todavía en Colombia. 

Cuál fue su primer concierto 

Publicidad

Me acuerdo de ver a los 7 años a Charly García en El Campín. Había una banda que era la Mojarra Eléctrica y los ibamos a ver un montón. 

Su primera tarima 

Publicidad

Mi primer concierto fue cuando tenía 12 años en el Colón yo cantaba en la Ópera. El primero de rock tenía como 14 y fue en el Teatro Rafael Pombo porque hay podíamos entrar a nuestros amigos menores de edad. 

Una banda colombiana 

Nuestra favorita que es nada que ver con nosotros es  Tribu Baharú, nos encanta.

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.