Se encuentra usted aquí

.

Tattoo Music Fest: la historia detrás de la tinta de los músicos

Buscamos las historias detrás de los tatuajes más queridos de algunos músicos que tocaron en el festival Tattoo Music Fest.
 Tattoo Music fest 2020 - Fotos: Javier Quintana
Tattoo Music fest 2020 - Fotos: Javier Quintana
Por
William Martínez

Una enredadera punkera, diseños propios y tatuajes familiares. Escarbamos en la historia detrás de los tatuajes de los artistas invitados a la edición 2020 del Tattoo Music Fest.

Por William Martínez

Para su sexta edición, el Tattoo Music Fest armó una propuesta ambiciosa. Convocó a más de 200 tatuadores y a 26 agrupaciones musicales nacionales y extranjeras el pasado fin de semana en Corferias, Bogotá. Por el lado musical, predominaron las bandas de hardcore y metalcore, pero también hubo punk, hip-hop e incluso ritmos tropicales. Buscamos las historias detrás de los tatuajes más queridos de algunos músicos que tocaron en el festival. Este es el resultado.

David Viola, vocalista y guitarrista de IRA (Medellín)

Cuando era pequeño, me rayaba las manos con marcadores y esferos. Siempre tuve la fantasía de hacerme un tatuaje. Llegó Tavo, uno de los primeros tatuadores paisas, y me lo hizo. Yo tenía 22 o 23 años. Tavo tenía el estudio en la frontera entre Envigado y El Poblado, por el Centro Comercial Villa Grande. Lo recuerdo porque en esa zona había muchas motos Harley y Chopper. Era un ambiente como muy hipnótico. En esa época, hablo de 1992, hacerse un tatuaje era una cosa completamente loca, completamente prohibida. Para mi papá y mi mamá fue una falta de respeto, una sinvergüencería. De hecho, como está en el pecho, me demoré mis años para revelarlo. El dibujo lo diseñé yo y es una fusión entre Keith Warren, vocalista de The Adicts, y El Guasón. ¿Por qué El Guasón? Porque vos sabes que es un personaje maloso, satirudo, irreverente, y el punk tiene mucho de eso. Cada vez que veo este tatuaje recuerdo cuando empecé mi camino en el punk y en los tatuajes, la época en que se escuchaba mucho metal industrial en Medellín y cuando empezamos a darle duro a IRA.

david_viola_ira_1.jpg

david_viola_ira_2.jpg

Mónica Moreno, baterista de IRA

Este tatuaje es una enredadera punkera. Me la hizo Viola (su pareja desde hace 25 años y vocal de IRA) hace una década. Me dolió como un verraco, relinché, pero me gustó mucho. Estábamos en la casa, le echamos alcohol a eso y hágale. Es un tatuaje crudo, que me aconsejan retocarlo, pero yo no me lo dejo tocar porque es la mano de Viola. Es como somos nosotros: una planta punk. Desde sardina tenía ganas de una planta que trepara por todo mi cuerpo, que se apoderara de mí, pero sólo llegué hasta la rodilla. De los tres tatuajes que tengo es el más chimba, porque es el que me hizo el parcero.  

monica_ira_1.jpg

monica_ira.jpg

Duván Ocampo, bajista de IRA

Desde que vi el diseño de la telaraña quería hacérmelo. Tenía 18 o 19 años y había hecho el diseño para que me lo tatuara un amigo. Pero David Viola, quien siempre ha tenido mucha goma por los tatuajes, lo vio y me dijo que él se conseguía la máquina para hacérmelo. La historia de ese tatuaje, mi primer tatuaje, cuenta esa historia de amistad. Mónica (su esposa) fue la primera persona que él tatuó. Luego seguí yo. Le dimos la confianza al hombre para que lo hiciera, algo que lo divertía y hacía con pasión y por amistad. La amistad, para mí, siempre debe primar entre el tatuador y quien se está tatuando.

duvan_ira_.jpg

duvan_ira_1.jpg

Jos Alejandre, vocalista de Pressive (Guadalajara, México)

Los antiguos egipcios decían que las golondrinas cargaban el alma de los seres amados. Una de ellas me la tatué porque hace dos años y dos meses mataron a balazos en la calle a René, mi hermano menor, al confundirlo con otras personas. Era mi mejor amigo, mi todo. Iba a cumplir 22 años. No sabemos quién lo hizo ni exactamente por qué lo hizo. Quiero que la golondrina lleve el alma de mi hermano a donde sea que lo tenga que llevar. La otra golondrina que tengo en mi pecho es por mi abuela, que falleció a los 94 años.

pressive_1.jpg

pressive_2.jpg

William Gómez, corista de Dar a cada uno lo que es suyo (Bogotá)

La historia de mis tatuajes empieza cuando era muy niño y vivía en Brooklyn, Nueva York, la ciudad donde nació el hardcore que me gusta interpretar. Cro-Mags, Judge, Biohazard. Mi primer tatuaje me lo hizo Vinnie Stigma, guitarrista de Agnostic Front. Es un pez con cabeza humana. Arranca con una calavera y termina con una calavera, porque para mí la vida sale del agua y, cuando esa vida va trascendiendo en el ambiente, se sabe que hay una cadena animal que la consume. Termina con el humano, que es el devorador de toda la especie. En el brazo derecho tengo otros tatuajes de calaveras, porque creo mucho en las energías de las personas que han muerto y quiero que me acompañen hasta el final de mis días.

william_dar_a_cada_uno_lo_que_es_suyo_.jpg

william_dar_a_cada_uno_lo_que_es_suyo_2.jpg

william_dar_a_cada_uno_lo_que_es_suyo_1_0.jpg

Diego González, vocalista de Fuck the Monster (Estado de México)

Este tatuaje tiene cinco años y me lo hice cuando conocí a mi padre. Sólo lo conocí hasta los 25 años. Está basado en un mural que tiene el Castillo de Chapultepec, La fusión de dos culturas de Jorge González Camarena. El Caballero Águila simboliza la familia de mi madre, totalmente mexicana y sumamente pobre, mientras que el caballero con armadura simboliza la familia de mi padre, de origen español, la raíz que nunca conocí. Este tatuaje representa el mestizaje: lo que yo soy. Yo soy el resultado de todas y cada una de las cosas que les pasaron a mis ancestros. Soy la ausencia de mi padre, pues forjó mis fortalezas y mis miedos. Soy ese encuentro de culturas.

fuck_the_monster_1.jpg

fuck_the_monster_2.jpg

Manuel Cabrera, baterista de Arcadia Libre (Guadalajara, México)

Mi tatuaje más importante me lo hizo mi mamá. Primero escribió con plumón y luego lo tatuó con máquina. Es su fecha de nacimiento. Antes no estaba de acuerdo con los tatuajes, pero se dio cuenta de que simplemente es un arte que no es para todo mundo. No cambia a la persona. No cambia su esencia. Que ella lo hiciera por primera vez significó dar un paso. Me dio un regalo en la piel para toda la vida. También tengo a Elsa y Olaf de la película Frozen por mi hija. Los tengo es pura línea para que ella los pueda colorear con sus plumones.

arcadia_libre_1.jpg

arcadia_libre_2.jpg

Más contenido sobre: