Se encuentra usted aquí

Bienvenidos a la nueva generación: PS4 vs. Xbox One

Bienvenidos a la nueva generación: PS4 vs. Xbox One
Bienvenidos a la nueva generación: PS4 vs. Xbox One
Por
Lo Más Geek

¡El día ha llegado! Luego de sus presentaciones en febrero y mayo, además de un par de tropiezos que tuvieron en Los Ángeles, es el momento de tener en nuestras manos la nueva consentida de Sony (PS4) o Microsoft (Xbox One), pero la pregunta es ¿cuál elegirán ustedes?

Por: Oscar Niño - @DarkoniacArcher 
(Editor del portal Gamerfocus.co)

Al igual que muchas personas, vi las presentaciones de cada consola y logré darme cuenta que tanto PS4 como Xbox One tuvieron sus buenos y malos detalles (lo que iré detallando más adelante en este relato).

Luego asistí a la E3 en Los Ángeles (California) en donde pude ver las cosas con mayor claridad y por ende lograr contarles a grandes rasgos  la razón por la cual usted debe pensarlo más de dos veces al momento de comprar alguna de estas nuevas videoconsolas. 
Aunque por el momento no voy a cambiar de generación de consola (tengo un PS3 que me ha traído horas de diversión) es importante saber los pro y los contra de la Xbox One y la PS4 y analizar cuál es la que más se adapta a su vida gamer.

PS4 (For The Players)

Durante su presentación en febrero, Sony decidió sacar las armas grandes. Presentó Killzone: Shadow Fall y Knack (que son sus juegos de lanzamiento), inFAMOUS: Second Son, DriveClub y The Witness (que irán llegando a su debido momento). En un movimiento extraño solo presentaron el DualShock 4 y afirmaron que veríamos la PS4 más adelante, aunque nunca me he preocupado mucho por el diseño de una consola, al final la inspiración de un rectángulo me pareció un desacierto.
 
Al llegar la E3, Sony siguió con el enfoque de dar a conocer más franquicias para su PlayStation 4 y entre esas dejaron al descubierto cartas como Assassin’s Creed IV, Watch_Dogs y The Order 1886 junto a títulos indie como Secret Ponchos y Octodad: The Deadliest Catch. En mi caso, que soy un fan empedernido de títulos indie, sentí que los anuncios de los grandes juegos se perdieron un poco en el espacio.

Pero bueno, haciendo a un lado lo anterior, la empresa nipona nos dejó a todos con la boca abierta cuando minutos más tarde manifestó que esta consentida de sobremesa permitirá al gamer, a diferencia de la nueva apuesta generacional de su contrincante, utilizar juegos usados (un ítem que se robó los aplausos de cada uno de los asistentes que allí nos encontrábamos, al igual que su costo de venta que es de tan sólo 400 dólares) 
 
Punto positivo para Sony.

Xbox One (All in One)

Con respecto a la Xbox One, debo manifestar que Microsoft ha tenido bastantes tropiezos, pero ha sabido sortearlos y salir victorioso frente a éstos. Durante su presentación en mayo decidieron enfocar la consola en los servicios de televisión y aplicaciones (un elemento que causó descontento entre la gente). Así mismo, nos dieron a conocer algunos apartes de lo más reciente de Forza Motorsport y el nuevo título de Remedy, Quantum Break, pero se quedaron bastante cortos en dichas presentaciones lo que generó inconformismo en su fanaticada.

Luego del anuncio del DRM en el que se manifestó que esta consola no leerá juegos usados, Microsoft terminó de echarse la soga al cuello, pues al parecer la Xbox One tendrá qué conectarse a Internet al menos una vez al día para que sus usuarios puedan jugar. Situación que sacó el Hulk que más de uno llevamos por dentro.

Durante la E3, Microsoft logró convencer a muchos de los usuarios debido a sus exclusivas temporales o permanentes (Titanfall, Sunset Overdrive, Ryse Son of Rome y Dead Rising 3) demostrando que se habían vuelto a poner los guantes de pelea y que iban al todo por el todo.
 
Pasaron un par de semanas después de la E3 y nos enteramos que Microsoft y el área de Xbox se encontraban en un serio proceso de reestructuración en el que Don Mattrick salió de la empresa para darle paso a Julie Larson-Green, la mujer que lograría poner a la consola en el camino por el que se encuentra actualmente.

Después de tanto revuelo la compañía estadounidense confirmó que echará reversa a todas sus controvertidas políticas de derechos (DRM) para volver a apostar por lo sencillo.
 
Punto positivo para Xbox One.

En resumen:

Ambos bandos han decidido que están tirando a matar y los títulos que tiene cada consola lo demuestran. Microsoft va de la mano con Remedy Entertainment, la desarrolladora finlandesa que se caracteriza por su excelente narrativa (si tienen la oportunidad, jueguen los primeros 2 títulos de Max Payne y Alan Wake), 343 Industries, quienes lograron un gran trabajo con Halo 4 y de seguro sorprenderán en esta nueva entrega que se viene del Master Chief, y por último cuentan con el misterioso estudio Black Tusk que se encuentra trabajando en algo nuevo y exclusivo para la Xbox One.

Por otra parte, Sony también tiene a un gran equipo de desarrolladores a su lado. Primero, Sucker Punch Productions que lanzará inFAMOUS: Second Son, Ready At Down que se encuentra trabajando en The Order 1886 y el estudio Holandés Guerrilla Games, que luego de Killzone: Shadow Fall se embarcará en un nuevo proyecto. Quedan pendientes: Santa Monica Studio, que están detrás de God of War, y Naughty Dog que desarrolló la trilogía de Uncharted y el aclamado The Last of Us.

PS4 ya salió a la venta en las tiendas en Estados Unidos, arrasando con un número de ventas que nunca se vio con su antecesora en tan corto tiempo, y el 29 de noviembre llegará a Europa y Latinoamérica. Xbox One, de su lado, planea invadir todos los mercados este viernes, pero aún sin confirmar la fecha de lanzamiento definitiva para Colombia.
 
Este es solo el inicio de la nueva generación de consolas y aunque PS4 y Xbox One están en la mira de todo el mundo, la pregunta sigue latente: ¿qué consola comprará usted?