Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Enciclopedia de Halloween: 200 películas de terror en 25 subgéneros (parte I)

No sabíamos que había tantos géneros de películas de terror hasta que nos sentamos a hacer una lista.

200-peliculas-de-terror-en-25-subgeneros-shock-2021
Especial películas de terror por subgéneros
// 200 películas de terror Shock

El terror en el cine viene en muchas envolturas. Más de las que podríamos imaginar en un principio, porque las películas de terror habitualmente están generalizadas bajo tres o cuatro categorías que no son suficientes para abarcar todas las posibilidades que ofrecen a la hora de asustar.

Por Álvaro Castellanos | @alvaro_caste

Sentir miedo, asustarse, mediante el terror es una sensación muy personal, heterogénea. Pero, a su vez, una alternativa artística que puede llegar a maravillar cuando está bien ejecutada.

Así, el terror permite construir historias que van y vuelven del realismo al fantástico, y abordan lo sobrenatural, lo místico, lo desconocido, lo retorcido, lo inexplicable y las nociones del mal.

Esta enciclopedia presenta 200 películas, unas mejores que otras, pero todas disfrutables, que hacen sombra bajo 25 subgéneros del terror. Tipologías que en muchos casos se pisan y superponen, pero permiten diseccionar el género con el detalle de quienes esperamos con ansiedad el final de la época corporativa de amor y amistad y la llegada triunfal del Halloween.

En esta primera parte, encontrarán 100 películas en once subgéneros: ciencia ficción, slasher/gore, psicópatas/asesinos seriales, horror/body horror, cine giallo, terror religioso, folk horror, terror psíquico, survival horror, fantasmas y found footage.

Publicidad

1. Ciencia ficción

De extraterrestres a robots, pasando por ficción especulativa a la desnaturalización de la tecnología, la ciencia ficción terrorífica abarca cientos de películas que suelen estar cobijadas a su vez por otros subgéneros.

  • The Color Out of Space (2019): una familia trata de luchar contra los efectos causados por un meteorito que cae en el jardín de su casa. La roca, que expande un color magenta, comienza a deteriorarlos física y emocionalmente. Basada en la novela de HP Lovecraft, es una brillante adaptación a cargo del estudio Spectrevision, propiedad de Elijah Wood, y responsable de poderosas películas de terror surgidas en los últimos años.
  • Frankenstein (1931): inmortal adaptación al cine de la novela de Mary Shelley, Frankenstein ambienta la historia de un científico que se enfrenta a los efectos desgraciados de jugar a ser Dios, después robar partes de cadáveres humanos para juntarlos y crear vida mediante electricidad. Una de las mejores películas de terror de la historia asociadas a la ciencia ficción, con la icónica actuación de Boris Karloff.
  • Alien (1979): la tripulación de la nave Nostromo recibe una llamada de auxilio en medio del espacio. Al acudir al rescate, se encuentran con una de las criaturas más perturbadoras de la ficción, creada por el artista H.R. Giger. Quizá el trabajo más memorable del director Ridley Scott, convertido en una zaga de seis filmes, que marca el rol consagratorio de Sigourney Weaver en su papel de Agente Ripley
  • Possesor (2020): una asesina que toma el control de otras personas por medio de implantes cerebrales queda atrapada dentro de la mente de una ellas. Brandon Cronenberg presenta una de las mejores películas de 2020 con ambientes futuristas deslumbrantes y una clara influencia del Body Horror trabajado por su padre, David Cronenberg.
  • A Quiet Place (2018): en un mundo futurista dominado por unos extraterrestres grotescos que se guían por el sonido, una familia sobrevive en el más absoluto silencio para mantenerse a salvo. Gran exponente del amplio cine de extraterrestres, A Quiet Place es una película extraordinaria con muy buena dirección y actuación de John Krasinski, donde Emily Blunt se roba el show. Su secuela de 2021 continúa la historia con menor acierto.
  • The Invisible Man (1933): clásico del terror dirigido por James Whale, pionero en la realización de historias de monstruos fantásticos, que ya había maravillado al mundo con Frankenstein. Cuenta la historia de un químico que inventa un suero para hacerse invisible. Aunque su experimento es exitoso, el hombre se convierte en un homicida que busca conquistar el mundo.
  • Invasion of the Body Snatchers (1956): una comunidad en California entra en pánico colectivo como consecuencia de una invasión extraterrestre que genera copias idénticas a los seres humanos, pero sin empatía ni sentimientos. Vinculado al subgénero döppelganger y al terror corporal, La invasión de los ladrones de cuerpos es otro disfrutable clásico del cine de extraterrestres.
  • Donnie Darko (2001): Donnie (Jake Gyllenhaal) es un joven que salva su vida de milagro cuando un pedazo de avión choca contra su habitación. Afectado por el acontecimiento, sufre una serie de alucinaciones con un conejo terrorífico y se embarca en una extraña paradoja espaciotemporal. Película imprescindible de comienzos de los dosmiles, que capta la nostalgia y desesperanza de la época.
  • Cube (1997): seis desconocidos despiertan al interior de un laberinto en forma de cubo, que se mueve como trampa mortal y buscará exterminarlos. Popular franquicia de tres películas con tramas similares, características de survival horror e inspiración para filmes más recientes sobre creaciones arquitectónicas fantásticas, como El Hoyo de 2019.
  • Altered States (1990): un prestigioso científico desarrolla un experimento, en el que se interna en «tanques de privación sensorial» y a su altera su percepción mediante el consumo de drogas alucinógenas. Dirigida por Ken Russell (The Devils), Estados Alterados es una película innovadora y subvalorada, que ha ido ganando interés con el paso del tiempo.

2. Slasher / Gore

El slasher agrupa a películas de exploitation con asesinos reales o fantásticos, que atacan a jóvenes de conductas moralmente cuestionables, como la promiscuidad sexual o el consumo de drogas. El gore, en cambio, es parecido, pero más visceral y extremo en términos de imagen. Mientras una persona apuñalada se acerca más al slasher, una cabeza decapitada con los ojos colgantes es más representativa del gore.

  • Halloween (1978): el mayor éxito de John Carpenter junto a The Thing, pero más popular por el impacto en la cultura pop que ha tenido la zaga, que ya va para trece películas. Es la historia de Michael, internado de niño en un centro psiquiátrico luego de matar a su hermana. Quince años después, se escapa para seguir asesinando gente en la noche del 31 de octubre, con una máscara de yeso sobre su cara. Con una música y tratamiento visual inmejorables, Halloween consagró a Jamie Lee Curtis (hija de Janet Leigh, la mujer de la ducha de Psicosis) como la scream queen por excelencia del cine.
  • Psycho (1960): el mayor éxito en la eterna filmografía de Alfred Hitchcock. Adapta el libro de Robert Bloch, el cual a su vez está inspirado en Ed Gein, un asesino de la vida real que vivió en Wisconsin. Considerado el primer slasher de la historia, Psicosis desarrolla la historia de Norman Bates, un joven traumatizado que atiende un hotel de carretera y comienza a asesinar gente disfrazado de su madre. Si no es la mejor película de terror que existe, pega en el palo.
  • Hellraiser (1985): esta zaga de diez películas creadas por el maestro del terror Clive Barker cuenta diferentes historias desprendidas de un cubo mágico que abre una puerta del infierno donde están atrapados un grupo de demonios sadomasoquistas. A punta de mutilaciones, torturas, deformaciones corporales y ocultismo, Hellraiser es un gran clásico del Gore y el Body Horror que centra la atención en Pinhead, aquel inolvidable asesino fantástico, enfundado en vestido de cuero y con la cabeza llena de púas.
  • Scream (1996): Sidney es una estudiante de secundaria que se convierte en el blanco de un asesino con una máscara blanca de cara estirada, conocido como Ghostface, mismo homicida de su madre y, posteriormente, de su círculo social. El slasher más fresco de los noventas, con visos de comedia negra, y que eleva a Neve Campbell como la nueva scream queen del cine de terror.
  • Saw (2004): dos hombres despiertan en un baño abandonado, con cadenas en sus tobillos y un cadáver en el medio. Fueron secuestrados por un hombre enigmático apodado Jigsaw, quien prepara peligrosas pruebas para ambos que, en caso de no superarlas, les costará la vida. Otra exitosa franquicia vinculada al gore y al survival horror que para 2021 suma nueve películas.
  • Evil Dead (1981): la gran obra maestra de Sam Raimi plantea una confluencia de subgéneros que van del ocultismo al Gore y al Serie B, con una apuesta fascinante de efectos visuales. Cuenta la historia de Ash Williams y un grupo de personas atormentadas por unos demonios liberados por el Necronomicón, o libro de los muertos, una de las creaciones ficcionales de HP Lovecraft. A la zaga de tres películas que conforman el universo Evil Dead, se le suma una adaptación en 2010 y una serie de televisión enfocada en el carismático Ash.
  • Ecologia del delitto (1971): la película más violenta del italiano Mario Bava cuenta la historia del asesinato de una vieja condesa dueña de una bahía, y la posterior matanza protagonizada por la gente que busca heredar la propiedad. Más cercana al gore, Bahía de Sangre es una película absolutamente imprescindible del terror, con planos, música y atmósferas perturbadoras.
  • The House of Thousand Corpses (2003): unos jóvenes en un ambiente colorido, sucio y extravagante, llegan a una casa con una familia de psicópatas, donde sobresale el célebre Capitán Spaulding (Sid Haig). Gran debut cinematográfico de Rob Zombie con este éxito indie, que logró enorme popularidad al viralizarse en Internet. Una película muy bien cuidada a nivel de imagen con una trama que junta realismo sucio, comedia, horror y fantástico.
  • The Human Centipede (2009): dos mujeres estadounidenses se pierden en una zona apartada alemana y terminan pidiendo ayuda en la casa de un hombre que las secuestra. El plan del hombre es incluirlas en un proyecto anatómico grotesco, junto a otro secuestrado de origen japonés, que consiste en pegarlos quirúrgicamente comunicando sus bocas con sus anos. Una de las películas más escandalosas del último tiempo, El ciempiés humano se volvió un filme de culto y llegó a convertirse en trilogía.
  • The Texas Chainsaw Massacre (1974): una historia basada en hechos reales, que se localiza en un pueblo de Texas, donde unos amigos se pierden en la carretera y terminan llegando por error a la casa habitada por una familia de psicópatas. El más recordado, Leatherface, es un matarife descuartizador con una sierra eléctrica y una máscara hecha con piel humana. Hit del slasher y clásico de culto, la franquicia de La matanza en Texas suma nueve películas.

3. Psicópatas / Asesinos seriales

Son historias que hacen parte del slasher y el gore, pero se enfocan más detalladamente en la psicología y motivaciones de los asesinos, y no sólo en la violencia que ejercen.

  • The House that Jack built (2018): un asesino serial hace un recuento de sus más crueles asesinatos, marcados por el gore, mientras conversa con Virgilio camino al infierno, en una referencia directa de La divina comedia. Durante su charla, Jack hace profundas reflexiones ensayísticas sobre la vida, la muerte y la guerra, en una de las más metafóricas, estilizadas y escandalosas películas de Lars Von Trier.
  • Se7en (1995): una pareja de detectives (Brad Pitt y Morgan Freeman) investiga los homicidios de un sádico e inteligente asesino (Kevin Spacey) que se basa en los siete pecados capitales al atentar contra sus víctimas. Se7en es un thriller de detectives, redefinida como cinta de terror, que posicionó a David Fincher como uno de los mejores directores de su generación.
  • Silence of the Lambs (1990): la agente Sterling del FBI (Jodie Foster) debe encontrar al asesino de unas víctimas que aparecieron sin partes de su piel. Para esto se entrevista con Hannibal Lecter (Anthony Hopkins), un excéntrico caníbal que protagoniza uno de los thrillers vinculados al terror más potentes en la historia del cine. El universo de El silencio de los inocentes abarca cuatro películas de enorme calidad que amplía la historia alrededor de Hannibal Lecter.
  • The Golden Glove (2019): basada en una historia real, Der Goldene Handschuh muestra con gran puesta en escena a Fritz Honka, un tipo aparentemente introvertido, residente de Hamburgo que termina pasando a la historia como «El monstruo de St Pauli», uno de los asesinos más despiadados en la historia alemana.
  • Peeping Tom (1960): Mark, un hombre traumatizado por su padre, se obsesiona con el voyeurismo en video y comienza a estudiar las reacciones de la gente ante el miedo, lo cual lo desemboca como un frío y cruel asesino. Un clásico del cine británico al estilo Hitchcock del suspense y el voyerismo.
  • Creep (2014): franquicia de dos películas que hibrida el recurso de found-footage y cuenta la historia de Josef, un tipo extraño e incómodo que busca ser grabado en video por otro hombre, a quien hace una serie peticiones cada vez más extrañas, marcando una tensión impredecible, en una película cuya secuela mejora el resultado de la primera parte.
  • The Shining (1980): Jack Torrance (Jack Nicholson) viaja con su esposa y su hijo a un hotel abandonado y desarrolla comportamientos psicópatas que pondrán a su familia en peligro. Enorme clásico del cine, basado en la historia de Stephen King y con la dirección de Stanley Kubric, quizá el mejor realizador de la historia. The Shinning junta diversos subgéneros del terror como el Survival horror, el cine de fantasmas y el terror psíquico.
  • American Psycho (2000): cuenta la historia de Patrick Bateman, un frívolo corredor de bolsa en Wall Street, que despierta su instinto psicópata al comenzar a asesinar a mujeres y personas de su entorno social. Gran adaptación al cine de la popular novela de Bret Easton Ellis, ambientada brillantemente en los años ochenta, con un final susceptible de múltiples interpretaciones y un papel protagónico inolvidable de Christian Bale.
  • Henry: Portrait of a Serial Killer (1990): un frío asesino de infancia atormentada normaliza la brutalidad de sus homicidios mediante diversos métodos de sadismo con cada una de sus víctimas. Con la asistencia de su compañero Otis, los crímenes de Henry Lee Lucas construyen una película muy convincente, que también está basada en hechos reales.
  • Misery (1980): un creador literario se recupera de un accidente en la casa de una admiradora psicótica, quien le exige que escriba un libro sólo para ella. Una de las múltiples adaptaciones al cine de historias de Stephen King, con una actuación protagónica genial de Kathy Bates.

4. Horror / Body Horror

Mientras el terror apunta a la búsqueda de miedo mediante la construcción de atmósferas o anomalías que alteran a sus personajes, el horror apunta a la creación de imágenes perturbadoras por su violencia. El horror corporal, en tanto, está enfocado en transformaciones grotescas del cuerpo humano.

  • Tetsuo: The Iron Man (1989): un oficinista japonés atropella a un hombre y recibe una maldición, que lo convierte en una criatura metálica con cuerpo de basura electrónica. Tetsuo: The Iron Man, una pesadilla post-apocalíptica y cyberpunk (antes de que el subgénero apareciera), aborda el terror corporal de manera única y desautomatizada. Con los años, se ha convertido en una película de culto y referente del cine de ciencia ficción.
  • The Fly (1986): un científico (Jeff Goldblum) experimenta con sí mismo para buscar la teletransportación. Aunque lo consigue, empieza a sufrir cambios en su cuerpo, debido a que en su cápsula se metió una mosca que lo convierte progresivamente en un insecto repugnante de tamaño real. Con influencias literarias en la novela La Metamorfosis de Franz Kafka, The Fly es quizá el mayor éxito de la filmografía de David Cronenbgerg.
  • The Thing (1982): científicos basados en la Antártida encuentran un cuerpo extraño de origen extraterrestre, que tiene la facultad de imitar a otros seres vivos. Clásico absoluto del Body Horror, la ciencia ficción y el cine de extraterrestres, The Thing está valorada como uno de los mejores filmes de terror de la historia y uno de los más destacados en la carrera de John Carpenter.
  • Raw (2016): una joven proveniente de una familia vegetariana entra a estudiar a una desquiciante facultad de veterinaria. Debido a sus aproximaciones con la carne y la sangre, la joven descubre que es caníbal. Enorme primer cortometraje de la directora francesa Julia Ducournau que, con Titane (2021), su segunda película, se consolida como una de las mejores directoras de cine en el mundo.
  • Videodrome (1983): un hombre que trabaja en un canal de televisión (James Woods) se encuentra con una señal clandestina, llamada «Videodrome», que muestra escenas de torturas y muertes y altera el cerebro de los espectadores que lo ven. Otro hit de ficción terrorífico de David Cronenberg, insignia del cine de los años ochenta.
  • American werewolf in London (1982): un estudiante universitario estadounidense se vuelve la amenaza nocturna de Londres luego de que un animal extraño lo muerde en una montaña. Este incidente le produce transformaciones corporales que lo convierten en lobo. Gran exaltación de Body Horror, gracias a las escenas grotescas y muy bien logradas que muestran con asombroso detalle la conversión del protagonista en una bestia repugnante.
  • Eraserhead (1980): un hombre atormentado, residente en una ciudad industrial, se entera de que su exnovia tuvo un hijo suyo y es un bicho asqueroso. Obligado por las circunstancias, el hombre asumirá la responsabilidad no deseada de cuidar a la criatura. La ópera prima de David Lynch inaugura su forma única para contar historias en el cine, marcadas por lo metafórico, el impresionismo y el surrealismo.
  • Re-Animator (1985): basada en la historia de HP Lovecraft, Re-Animator es una joya del cine Serie B y la comedia de terror, pero sobre todo una propuesta visual muy divertida, plagada de horror corporal y que cuenta la historia de Herbert West, un estudiante de medicina obsesionado con la idea de revivir a los muertos.
  • District 9 (2009): ucronía que nos ubica en Johannesburgo, en un futuro cercano. En esta realidad, miles de extraterrestres con aspecto de langostas llevan treinta años confinados en un barrio pobre llamado Sector 9, a donde llega un funcionario público que se convertirá en uno de ellos. Joya dirigida por el surafricano Neil Blomkamp, District 9 es una película perfecta de transformación corporal y que desarrolla, con elementos dramáticos, una crítica social en la que los extraterrestres son las víctimas y los humanos los victimarios.
  • Tusk (2014): un creador de podcasts (Justin Long) viaja a una zona aislada de Canadá para entrevistar a un anciano que lo secuestrará, lo mutilará y lo convertirá en una morsa. Dirigida por Kevin Smith, es una de las películas más perturbadoras del cine en el siglo XXI.

5. Cine Giallo

Surgido en Italia, el cine Giallo (amarillo) hace referencia al color vistoso y saturado que se ve en este tipo de películas. Los Giallos, afiliados al slasher y al gore, desarrollan historias detectivescas, con crimen, misterio, suspenso, múltiples giros argumentales y mujeres víctimas de asesinos incógnitos.

Publicidad

  • Profondo Rosso (1975): un pianista ve cómo un asesino sin identificar mata a su vecina, lo que lo lleva a embarcarse en la búsqueda del homicida. Con una banda sonora desquiciante a cargo del grupo de rock progresivo Goblin, Rojo profundo es, sin duda, el mejor filme de cine giallo, dirigido por su mayor contribuyente, el italiano Dario Argento.
  • L'uccello dalle piume di cristallo (1970): El pájaro de las plumas de cristal, el otro gran giallo de Dario Argento, cuenta la historia de un escritor estadounidense que, antes de irse de Roma, es testigo del intento de asesinato de un hombre con guantes de cuero que empuña un cuchillo: mismo agresor que ya había asesinado a tres mujeres bajo el mismo móvil criminal.
  • Sei Donne Per L'Assassino (1964): considerada el primer Giallo del cine, Seis mujeres para un asesino de Mario Bava es la historia de un homicida enmascarado que, con un guante metálico, comete una serie de asesinatos al interior de un salón de belleza italiano.
  • Malignant (2021): la película de terror más escandalosa del 2021 cuenta la historia de una mujer en Seattle, que sufre alucinaciones en las que presencia los asesinatos reales de una figura con el cuerpo al revés. El regreso al terror de James Wan adapta todos los elementos del subgénero Giallo con creativos giros fantásticos, en una película sangrienta, disfrutable y con mucha acción.
  • Berberian Sound Studio (2012): un ingeniero de sonido inglés llega a trabajar a un extraño estudio italiano de películas de terror, donde comienza a entrar en una locura progresiva. Con una apuesta cuidadosa y estilizada, La inquisición del sonido, dirigida por Peter Strickland, homenajea al giallo con una puesta en imagen y experiencias sonoras imperdibles.

6. Terror religioso

Historias de personas o comunidades obsesionadas con la religión, preferiblemente rurales o aisladas, que desarrollan un delirio extremo y colectivo en su búsqueda de la redención.

  • Saint Maud (2019): una introvertida enfermera con peligrosos delirios religiosos pierde la razón cuando comienza a cuidar a una mujer mayor que sufre de cáncer. Dirigida por Rose Glass, es una película de estilizado terror psicológico y un clímax narrativo brillante.
  • The Devils (1971): un sacerdote de pensamiento liberal en la Francia del siglo XVII es acusado, con fines políticos, de endemoniar a un convento de monjas: un hecho ocurrido en la vida real, que fue documentado equivocadamente como la mayor posesión masiva de la historia.
  • Luciferina (2019): una joven que trabaja en un convento vuelve a su casa familiar luego del suicidio de su madre. Allí se encuentra a su padre moribundo y su hermana drogadicta, con quien emprende un viaje marcado por la toma de yagé y las posesiones satánicas. Una apuesta de fantástico y terror sobrenatural valorable y arriesgada, que hace parte de una trilogía de películas argentinas sobre posesiones en mujeres.
  • Deliver us from Evil (2014): un policía de Nueva York, ateo y atormentado por su pasado, recibe la ayuda de un sacerdote venezolano para resolver una serie de crímenes inexplicables relacionados con una posesión demoníaca. Líbranos del mal es una confluencia disfrutable de acción, exorcismos y terror religioso, con destacadas actuaciones de Eric Bana y Édgar Ramírez.
  • Stigmata (1999): una mujer estadounidense (Patricia Arquette) comienza a sufrir heridas en su cuerpo, que corresponden a las mismas que tuvo Jesucristo en la cruz cuando fue asesinado. Ante esta sorprendente anomalía de tipo religioso, un sacerdote (Gabriel Byrne) es enviado por el Vaticano para investigar el caso.
  • The Unholy (2021): Ruega por nosotros narra la historia de un periodista inescrupuloso (Jeffry Dean Morgan) que cubre la historia de una serie de milagros ocurridos en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. La causante de estos hechos asociados a la divinidad es una adolescente que estaría poseída por la Virgen María.
  • La Passion de Jeanne d’Arc (1928): Juana de Arco es una campesina francesa del siglo XV que se opone a la ocupación de las tropas británicas en su región y, en respuesta a su conducta revolucionaria, es quemada en la hoguera por brujería. Llena de primeros planos, imaginería religiosa y torture porn, La Passion de Jeanne d’Arc es un clásico absoluto del cine histórico con un manejo terrorífico sorprendente y muy adelantado a su tiempo.
  • Incubus (1966): extraño clásico de culto con el estilo de Igmar Bergman, dirigido por Leslie Stevens, protagonizado por William Shatner y hablado en esperanto. La película es acerca de la llegada a la tierra de un íncubo (demonio que se aparece en las noches para tener relaciones sexuales con mujeres dormidas), después de que una súcuba (demonio que asume la forma de una atractiva mujer que seduce hombres) se enamora de un mortal.
  • The Seventh Sign (1988): en una época de fenómenos naturales asociados al fin de los tiempos bíblicos, una mujer embarazada (Demi Moore) arrienda un apartamento, sin conocer que su arrendatario hace parte de una secta que buscará sacrificar al hijo no nacido de la mujer con el fin de salvar el mundo.
  • Mother (2017): una mujer embarazada que vive con su esposo escritor comienza a perder la razón cuando una pareja de esposos invade su casa, seguido por un montón de acontecimientos desconcertantes al interior del lugar, en una película extremadamente metafórica, donde Darren Aronofsky traza múltiples paralelismos con la madre de Dios, la biblia y la naturaleza.

7. Folk Horror

El Folk Horror es un subgénero localizado en el campo o en lugares alejados de las grandes civilizaciones, que se centra en comunidades anacrónicas. Habitualmente, sus personajes están peligrosamente obsesionados con la religión.

  • Akelarre (2020): un grupo de adolescentes del País Vasco son acusadas por un juez de practicar el rito del Sabbath. Las chicas son detenidas y torturadas, con el fin de que confiesen sus nexos demoníacos, en una adaptación brillante y de poderosa trama y puesta en escena, que ficciona los juicios históricos por brujería en Zugarramurdi en 1609.
  • The Blood on Satan's Claw (1971): unos adolescentes de una granja en el siglo XVIII encuentran los restos de una bestia, hecho que desemboca en un trance masivo y en la ejecución de desquiciantes sacrificios humanos. Una película británica poco expuesta de terror rural, con un aire al desenfreno colectivo de carácter histórico presentado en The Devils de Ken Russell.
  • The Witch (2015): uno de los clásicos recientes del cine de terror, The Witch muestra a una adolescente de una familia puritana del Siglo XVII, desterrada de su comunidad. En un ambiente rural y aislado, Thomasin y su familia comenzarán a deteriorarse emocionalmente al ser perturbados por la supuesta presencia de una bruja que vive en las montañas. Espectacular ópera prima del director Robert Eggers y una película consagratoria para su protagonista, Anya-Taylor Joy.
  • The Wicker Man (1973): un policía llega a una isla escocesa buscando a una niña desaparecida y se encuentra con que sus lugareños tienen comportamientos delirantes y promiscuos, relacionados a algún culto pagano. Con una estética extravagante y muy difícil de clasificar, The Wicker Man presenta un terror distinto y es influencia de grandes películas recientes como Midssomar.
  • Luz, la flor del mal (2019): en una comunidad rural que lidera un predicador llamado El Señor, aparece un niño mudo señalado de ser el hijo de Dios, pero cuya llegada coincide con la desgracia de todos los personajes de la historia. Con una realización y puesta en imagen impecables, Luz, la flor del mal es una película colombiana con poquísima difusión nacional, dirigida por el manizaleño Juan Diego Escobar, proyectada en el festival de Stitges y parte del catálogo de la plataforma por suscripción Shudder.
  • Children of the Corn (1984): una pareja encuentra el cuerpo de un niño en una carretera que los conduce a Gatlin, un pueblo rodeado por plantaciones de maíz, que no aparece en el mapa y donde sólo viven tenebrosos niños que rinden culto a un Dios sobrenatural. Joya del Folk Horror, basada en la historia de Stephen King, con muy buenas actuaciones de los villanos infantiles, Courtney Gains y John Paul Salapatek y la triunfal aparición de una joven Linda Hamilton, antes de consagrarse en Terminator.
  • The Village (2004): los habitantes de una pequeña aldea de Pensilvania, subyugada por la religión, son amenazados por unas criaturas envueltas en túnicas rojas, que habitan los bosques aledaños e impiden que la gente pueda salir de la aldea. Dirigida por M. Night Shyamalan y protagonizada por Joaquin Phoenix, The Village presenta un clímax inesperado a nivel narrativo y es un buen referente del terror rural y la imaginería religiosa.
  • Midsommar (2019): una joven perturbada por una pérdida familiar reciente, se va de vacaciones con su novio y unos amigos a una aldea sueca, habitada por una comunidad de personas que practican extraños actos folclóricos. Espectacular segunda película del director Ari Aster, quien, con sólo dos largometrajes (además de Hereditary de 2018), ha elevado al cine de terror a niveles únicos, gracias a historias especialmente cuidadosas y puestas en escena deslumbrantes.
  • Errementari (2017): un misterioso herrero del País Vasco en el Siglo XIX es señalado de tener un pacto satánico. Cuando un comisario investiga un suceso extraño que lo lleva a la casa del hombre, una niña termina descubriendo que el enigmático herrero tiene como prisionero al mismísimo Diablo: un monstruo con forma humana, cachos y cola, pero, que más allá de su aspecto, no es como todos piensan.
  • The Wailing (2016): una serie de asesinatos salvajes se producen en una aldea coreana y el principal sospechoso es un anciano japonés que vive como ermitaño. Luego de alcanzar reconocimiento mundial por su calidad, The Wailing (Goeksung) evoca un brillante terror rural moderno y cuenta con el acierto de incorporar exitosamente diversas tipologías del género como el thriller, el drama, los fantasmas, el ocultismo y el terror psicológico.

8. Terror psíquico

Historias enfocadas en personas con facultades mentales extrasensoriales, como la telepatía o la telequinesis, que no pueden controlar sus poderes o los utilizan con fines destructivos.

  • Dr Sleep (2019): continuación de la historia de El Resplandor de Stephen King, Dr Sleep muestra a un Danny Torrance (Ewan McGregor) adulto y alcohólico por culpa de los traumas de su infancia, pero con sus poderes mentales todavía intactos. Esto le sirve para ayudar a una niña acechada por un grupo de brujos telepáticos que están en busca de la inmortalidad. Totalmente desmarcada de la obra maestra de Kubrick, Mike Flanagan dirige con acierto una película con espíritu propio a nivel de imagen y narrativa.
  • The Town of the Damned (1960): nueve meses después de que los habitantes de una comunidad inglesa caen desmayados, las mujeres dan a luz a niños rubios con ojos encendidos y peligrosos poderes telepáticos. Un clásico dentro de la tipología del terror psíquico y sorprendentemente innovador para el cine para la época.
  • Scanners (1981): brillante historia de ciencia ficción entrelazada con terror corporal, dirigida por David Cronenberg, y con una actuación genial de Michael Ironside, sobre un hombre con poderes telepáticos, secuestrado por una empresa de seguridad y armamento, que lidera por Ravok (Ironside), capaz de estallar cabezas humanas con la mente.
  • Carrie (1976): una adolescente con facultades psíquicas, e hija de una fanática religiosa que la traumatiza, desata sus poderes con consecuencias fatales luego de recibir un matoneo escolar sistemático por parte de sus compañeros de colegio. Éxito consumado del cine de terror a cargo de Brian de Palma, Carrie combina el gore con el terror religioso y presenta una actuación inolvidable de una joven Sissy Spacek.
  • The Fury (1978): Dos jóvenes, con poderes mentales, son raptados por una organización secreta y el papá de uno de ellos (Kirk Douglas) busca salvarlos. En The Fury, De Palma retoma la tipología del terror psíquico de Carrie (1976), aunque hibridado a un policial con Kirk Douglas (héroe) y John Cassavetes (villano). Sin embargo, son las escenas de trances telequinéticos (gore/body-horror) la gran genialidad de la película.

9. Survival Horror

El terror de supervivencia es parecido al Home Invasion, pero se desarrolla en ambientes hostiles, distintos a una vivienda, en los que un grupo de personas buscan escapar de ser asesinados.

  • The Descent (2005): seis amigas con diversos conflictos se reúnen en una montaña inglesa para hacer una expedición natural que las lleva a una cueva, donde serán atacadas por una jauría de monstruos. Una de las películas de terror más brillantes del Siglo XXI, que hibrida al subgénero del survival horror con el drama, el terror psicológico y el cine de vampiros.
  • Get Out (2017): un joven de raza negra viaja a la casa de campo de su novia blanca para conocer a su familia: unas personas aparentemente amigables, pero que esconden un secreto demencial. Magistral debut como director de terror para Jordan Peele, una de las personalidades encargadas de revitalizar al género. Según Rotten Tomatoes, Get Out es, ni más ni menos, la mejor película de terror de la historia.
  • The Green Inferno (2014): una joven y sus compañeros ambientalistas viajan de Nueva York al Amazonas con el fin de sabotear una tala de árboles. Sin embargo, luego de un accidente en su avioneta, los activistas descubren que los indígenas remotos que habitan ese tramo de la selva son caníbales, en una referencia directa a Holocausto caníbal, clásico del gore y el found-footage.
  • Oldboy (2003): referente del cine de terror coreano con matices de porn-revenge, cuenta la historia de un hombre de negocios que, sin razón aparente, es secuestrado y confinado a una prisión claustrofóbica donde sólo lo acompaña un televisor.
  • Old (2021): último hit de M. Night Shyamalan, sobre un grupo de personas atrapadas en una playa que envejece a la gente. Terror corporal, natural y geriátrico donde el horror de supervivencia teje tensiones poco antes vistas en el cine de terror.
  • The Green Room (2016): los integrantes de una banda punk son testigos de un asesinato en un bar de neonazis. Atrapados en la habitación de un bar de color verde encendido, los jóvenes deberán luchar para salir con vida del lugar.
  • A Cure for Wellness (2017): un joven hombre de negocios viaja a los Alpes suizos para rescatar de un lujoso hogar geriátrico a un ejecutivo de su empresa, sin saber que terminará siendo prisionero de ese extraño lugar donde hacen experimentos con sus huéspedes. Con una realización despampanante, A Cure of Wellness alude a la Montaña Mágica de Thomas Mann y a otras películas recientes como Shutter Island, de Martin Scorsese.
  • Aftershock (2012): unos turistas estadounidenses viajan a Valparaíso, Chile, donde un terremoto destruye la ciudad. Con marcados elementos de gore propios del cine de Eli Roth, el grupo de sobrevivientes debe ocultarse de unos psicópatas que escaparon de la cárcel.
  • The Purge (2013): otra exitosa franquicia del cine de supervivencia que, en cinco películas, cuenta diferentes historias sobre una medida que adopta el gobierno de EE.UU. de permitir todo tipo de crímenes durante un día al año. Una zaga que, mediante la violencia y el slasher, aborda una crítica social contra las políticas anti migratorias, la xenofobia y el porte de armas en este país.
  • Final Destination (2000): exitosa franquicia de cinco películas que repiten el argumento de un grupo de jóvenes a quienes persigue la muerte, luego de que se salvan milagrosamente de accidentes donde debieron haber muerto.

10. Fantasmas

Es una de las tipologías más ricas y exploradas del terror. Historias que giran en torno a presencias sobrenaturales, casi siempre al interior de una casa, que asustan a un grupo de personas, buscan poseerlos o contactarse con ellos para revelar advertencias o secretos.

  • It follows (2014): perteneciente al llamado Elevated Horror por su calidad diferencial y enriquecedora para el género de terror, It Follows (dirigida por David Robert Mitchell) desarrolla la historia de una joven víctima de una maldición que se transmite durante el sexo. Asediada por un fantasma y con una realización imponente, la joven deberá transmitir el maleficio para salvarse.
  • The Innocents (1961): un aristócrata contrata los servicios de una institutriz para cuidar a sus sobrinos huérfanos en una mansión donde suceden fenómenos paranormales que desarrollan una historia gótica y máxima referente del cine de fantasmas, basada en el libro Otra vuelta de tuerca de Henry Miller y que derivó en múltiples adaptaciones en cine y televisión como la serie la La Maldición de Bly Mannor de Netflix.
  • Sixth Sense (1999): un psicólogo infantil atormentado con su pasado conoce a un niño de ocho años a quien busca ayudar para redimir sus traumas. El niño vive en una constante sensación de angustia, debido a que tiene la facultad de ver fantasmas. El mayor éxito comercial de M. Night Shyamalan presenta uno de los giros más espectaculares del cine.
  • La maschera del demonio (1960): una mujer, asesinada por falsas acusaciones de brujería, vuelve para vengarse de los descendientes de sus verdugos. Primer largometraje del italiano Mario Bava, maravilloso en realización e historia, que pone a confluir con mucho acierto los subgéneros de brujas, fantasmas y vampiros, con una actuación perfecta de la actriz británica Barbara Steele.
  • The Others (2001): una mujer y sus hijos, regidos por estrictos hábitos religiosos, se embarcan en una espera eterna por su esposo, combatiente en la II Guerra Mundial. Residentes de una casa victoriana en el Estado de Nueva Jersey, la familia enfrentará fenómenos paranormales y un secreto impactante que descubrirán para el final de la película. Con una dirección notable del español Alejandro Amenábar.
  • El orfanato (2007): una mujer y su familia se instalan en el orfanato en el que creció de niña. Cuando su hijo desaparece, la mujer comienza a recibir la visita de espíritus a quienes pedirá que le ayuden a encontrarlo. Terror gótico y de fantasmas de calidad, derivado de múltiples clásicos del terror como The Innocents y The Wicker man.
  • The House of Haunted Hill (1959): referente imperdible del cine clásico de terror, La casa de la colina embrujada muestra a un Vincent Price en su más alto estado de gracia, como protagonista de una película en la que un millonario ofrece un millón de dólares a sus invitados, si logran pasar una noche completa en una mansión embrujada.
  • Insidious (2011): una pareja de esposos y sus tres hijos se mudan a una vieja casa, donde uno de los niños entra en coma a la par de que una serie de sucesos inexplicables comienzan a aterrorizar a la familia. Con la ayuda de una ocultista, la pareja descubrirá que unos fantasmas buscan poseer al niño en un universo oscuro.
  • His House (2020): una pareja de refugiados de Sudán del Sur llega a Inglaterra huyendo de la guerra. En medio del racismo y las condiciones precarias que deben enfrentar, la pareja sufre especialmente del asedio de un fantasma ancestral que los frecuenta como consecuencia de errores cometidos en el pasado. Espectacular e imaginativa puesta en escena en una película de terror social y paranormal.
  • A Ghost Story (2017): un hombre enamorado de su pareja muere y vuelve a su casa convertido en un fantasma imperceptible, que pone una sábana blanca en su cabeza y observa a la mujer, día tras día y sin descansar en paz, en una paradoja cuántica y dramática, que se distancia del terror, pero constituye una de las películas de fantasmas mejor lograda del Siglo XXI.

11. Found Footage / Falso documental

Historias en las que aparece una cinta de video casero que muestra cómo un grupo de personas desapareció o fue asesinado. Un subgénero especialmente popular a finales de los noventas y comienzos de los dosmiles, porque no requiere demasiado presupuesto y en varias ocasiones llegó a recaudar fortunas.

Publicidad

  • Cannibal Holocaust (1980): cuatro jóvenes viajan al Amazonas para hacer un documental sobre las tribus que habitan la región y descubren que los aborígenes practican el canibalismo. Después de desaparecer, un grupo de rescatistas acude al lugar y lo único que encuentran es el documental inconcluso que lo explica todo. Gran precursora del subgénero de falso documental, Holocausto Caníbal presenta una historia violentísima y censurable por los vejámenes que exhibe, pero con un brillante story-telling e interesantes reflexiones sobre la voracidad de la condición humana.
  • The Visit (2016): gran exponente de terror geriátrico, interés particular de M. Night Shyamalan, que cuenta la historia de dos hermanos preadolescentes que visitan la casa de sus abuelos, dos viejitos con trastornos mentales y hábitos tenebrosos. La relación de The Visit con el Found Footage viene porque la chica carga una cámara de video en la que documenta su tenebrosa estadía en la casa de los ancianos.
  • The Blair Witch Project (1999): película de culto que revitalizó este subgénero y fue un éxito colosal de taquilla al contar con un presupuesto de 60.000 dólares y generar ingresos por casi 250 millones. Cuenta la historia de un grupo de jóvenes que viajan a un bosque en Maryland y tratan de grabar un documental sobre la leyenda de una bruja. Al final, todos desaparecen, pero de su travesía quedan las cintas de video que muestran la historia.
  • Paranormal Activity (2009): una joven pareja de esposos se muda a una casa, pero son perturbados en las noches por una presencia sobrenatural que queda registrada en distintos videos. Suspenso, sectas, fantasmas y, claro, found footage, marcan esta inteligente película, cuya zaga se fue deteriorando con sus correspondientes secuelas, precuelas e historias con argumentos derivados.
  • REC (2007): una periodista, que graba un informe para televisión sobre oficios nocturnos, visita a los bomberos de Barcelona. Junto a su camarógrafo, va a atender el llamado de los habitantes de un edificio que están sufriendo de una plaga zombi con trasfondos de terror religioso. Gran película de Paco Plaza y Jaumé Balagueró que gana fuerza por el buen manejo del found footage. Tiene una adaptación estadounidense, que pierde la esencia de la original, y tres secuelas disfrutables.
  • The Butcher (2007): tres psicópatas en Corea del Sur con máscaras de cerdo secuestran gente que retienen a una granja y les ponen una cámara en sus cabezas para hacerlos partícipes de películas Snuff. Plagada torturas bestiales y sonido ambiente ensordecedor, The Butcher presenta un gore sucio y meticulosamente descuidado, que muestra un manejo diferente del found footage, al mostrar planos incompletos en cámara subjetiva.
  • The Taking of Deborah Logan (2017): una mujer que está haciendo un documental sobre el Alzheimer comienza a seguir el caso de Deborah, una anciana víctima de la enfermedad. Sin embargo, poco a poco la condición de la anciana se altera por culpa de un demonio que la posee.
  • Cloverfield (2008): un joven en Nueva York hace una fiesta de despedida, documentada en video, antes de irse a vivir fuera del país. Sin embargo, la celebración termina cuando un monstruo gigante colapsa la ciudad, poniendo a los jóvenes a escapar de la muerte. Una mezcla bien ejecutada de survival horror y ciencia ficción que homenajea a los monstruos gigantes asiáticos del estilo Godzilla.
  • V/H/S (2012): unos delincuentes van a una casa con la misión de recuperar una cinta de video. Sin embargo, mientras hacen el encargo se encuentran con un cadáver rodeado de casetes de VHS, con las historias que son contadas en la película. Este referente actual del found footage cuenta con cuatro secuelas adicionales, la última de 2021.
  • Host (2020): unos amigos, que se reúnen por la App Zoom durante la cuarentena del Coronavirus, comienzan a hacer particulares sesiones de espiritismo online, lo cual deriva en la invocación de un espíritu que se manifestará en la casa de cada uno de ellos.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.