Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

And Just Like That...: ¿Cómo comenzó Sex and The City en un nuevo mundo?

Si Samantha era la que ponía el Sex en el ‘Sex and The City’ y la que cargó con la trama de las películas, ¿ahora qué se inventaron para continuar con la historia? Un análisis de un forzoso regreso a una época diferente.

and just like that sex and the city series de television critica.jpg
And Just Like That, un nuevo capítulo de Sex and the City
// HBO Max

El esperado regreso de la serie Sex and The City con su nueva entrega And Just Like That es una apuesta arriesgada después de seis temporadas, dos películas y el no retorno de una de sus protagonistas.

Por Lilo Peñuela González

Publicidad

La historia de las aventuras de Carrie Bradshaw y sus amigas buscando el amor y disfrutando del sexo en Nueva York es un básico de la cultura pop. En su momento fue una gran revolución en televisión, pero la historia también llegó a abrir muchas discusiones.

Por ejemplo, el papel de Carrie como “experta en sexo y relaciones” o sobre cómo Samantha, interpretada por Kim Catrall, era la que se ponía la camiseta para mover el debate sobre la sexualidad y la mujer independiente de finales de los 90 y principios de los 2000.

Publicidad

Por eso los fans de la serie dudaron sobre si ver o no la nueva producción de HBO Max al enterarse de que Samantha no iba a volver a juntarse con Carrie, Miranda y Charlotte.

Si Samantha era la que ponía el Sex en el Sex and The City y la que cargó con la trama de las películas, ¿ahora qué se iban a inventar para continuar con la historia?

Publicidad

A continuación, una mirada a la forma en que se reescribe el inicio de esta historia.

Un nuevo mundo

La serie empieza con Carrie, Charlotte y Miranda esperando por una mesa en un restaurante lujoso en una Nueva York post-pandémica.

Durante su encuentro es clara la ausencia de Samantha, que siempre hacía los comentarios y preguntas inapropiadas para la conservadora Charlotte, que a mí parecer, sigue siendo la misma.

Publicidad

Lo que dejan claro es que Samantha se fue a Londres después de que Carrie la despidiera como publicista, y que además no quiso volver hablar con ninguna de sus amigas, lo que sería muy raro pues no era su estilo.

Publicidad


No solo es un mundo después de la pandemia, también es un tiempo en el que han pasado muchas cosas desde la última película: el movimiento #MeToo, la nueva ola de feminismo, Black Lives Matter y la lucha de la comunidad LGBTI por ser visibilizada más allá de la G en sus siglas.

De hecho, una de las críticas a la serie original eran los estereotipos sobre las personas gay o la falta de representación de las mujeres más allá de las cuatro protagonistas blancas y privilegiadas.

Tal vez esta sea la ocasión para que se aborden estos temas en el show, además de la edad, la muerte y el duelo, y los nuevos inicios.

La edad

Publicidad

Como siempre, la edad parece un tema que no se puede desligar de lo femenino y de la experiencia de ser mujer.

Uno de los primeros comentarios que hace Charlotte es sobre las canas de Miranda (Cinthya Nixon) que dejó que su pelo rojo se blanqueara.

Publicidad

Charlotte está aterrada porque se van a dar cuenta de la edad que Miranda tiene. Especialmente ahora que la abogada del grupo empieza a hacer su maestría en Derechos Humanos en un mundo nuevo, en el que tiene que enfrentarse a su percepción como mujer blanca, y en el que por no embarrarla termina cometiendo más errores, como dárselas de salvadora blanca ante su profesora Nya Wallace.

Y Steve, el marido de Miranda, también ha sido alcanzado por la edad y el envejecimiento normal de los seres humanos, pues, ha perdido audición en sus oídos, pero parece tomárselo de una manera muy alegre.

La pareja en la que muchos nunca han creído sigue junta (por ahora) y están enfrentándose a la adolescencia del pequeño Brady y a la rutina que ha traído un matrimonio largo.

La historia sugiere que Miranda está tomando alcohol más allá de los cosmos que se toman las amigas: Charlotte le encuentra botellitas de trago en la maleta de la universidad a la abogada del grupo. Parece que Miranda está aburrida de su vida de casada, y no va a ser el trago la que la salve sino la emoción que le ha producido conocer a Che.

Publicidad

Charlotte sigue siendo la misma

Uno esperaría que con los años la gente cambie, pero no nos digamos mentiras, hay personas que sencillamente no lo hacen, así todo el mundo a su alrededor dé un giro de 180 grados.

Publicidad

Y Charlotte York Goldenblatt es una de esas personas.

Sigue siendo la esposa y madre cariñosa pero también es controladora, perfeccionista y, sobre todo, emocional. Tanto así que Carrie no la quiere a su lado en uno de los momentos más duros de su vida.

Además, el personaje interpretado por Kristin Davis, sigue fijándose en cosas como las canas de sus amigas o la forma en que deben ir sus hijas vestidas con un vestido de Óscar de la Renta. Es como si se hubiera quedado en los inicios del 2000. Y siguen los roces con el mejor amigo de Carrie Stanford Blatch, interpretado por el fallecido actor Willie Garson.

Con su matrimonio todo marcha bien, pero creo que Rose, su hija menor, va a ser la persona que le dé un giro a su perspectiva rígida sobre el mundo. Ya lo veremos más adelante.

Publicidad

Carrie nunca ha sido una experta en sexo

Así Carrie haya escrito una columna sobre sexo y relaciones durante muchos años, esta vez queda muy claro que utilizaba las experiencias de sus amigas (en especial las de Samantha). Y parece que no era una cuestión de los tiempos sino algo de su personalidad. Carrie siempre fue una romántica empedernida que después de muchos obstáculos y trastadas que le hizo Big consiguió su final de cuento de hadas, o eso creemos…

Publicidad

Carrie ya no escribe su columna, sino que participa en un podcast llamado X, Y and Me dirigido por Che Díaz, quién se identifica como queer, no binaria, diva mexicana-irlandesa que representa a todo el mundo fuera de los “dos aburridos géneros”.

El programa que se basa en discutir sobre los roles sexuales y de género también cuenta con la participación de Jackie Nee, quien representa al hombre cishetero.

Cuando empiezan a hablar sobre temas como la masturbación en el podcast, Carrie no puede evitar soltar una risa nerviosa, lo que resulta gracioso pues en la serie original sí se abordó el tema, pero adivinen quién lo hizo: ¡Sí, Samantha!

La misma Carrie le dice a Che que ella solo es buena respondiendo preguntas sobre relaciones de pareja.

Publicidad

La muerte

El tema de la muerte ya había sido abordado en Sex and The City, pero nunca ha había muerto un personaje principal. Carrie siempre bromeaba con Mr. Big por la diferencia de edad y su estado de salud.

Publicidad

Para los que no saben o no lo recuerdan, Big tenía una condición del corazón y de hecho eso los reúne (en la sexta temporada) en una de sus tantos reencuentros cuando le tienen que hacer una angioplastia porque tiene una obstrucción en el corazón.

Carrie le cuida el post-operatorio a Big, pero al final no sucede nada, así le hayan desbloqueado la obstrucción sigue siendo el mismo hombre que le va a romper el corazón una y otra vez hasta el día de su muerte. Y que la pone a dudar cuando aprende que, en su testamento, Big le ha dejado un millón de dólares a su ex-esposa Natasha Naginsky, a la que traicionó con Carrie.

And Just Like That…perdonamos a Mr. Big

La muerte de Big es un gran plot twist, no solo porque es Big y es fundamental para el personaje de Carrie, sino también porque hay una expectativa de reivindicación. Hace veinte años era totalmente normal que la protagonista estuviera suelta por Nueva York perdonando al hombre que le rompía el corazón una y otra vez.

Publicidad

Después de las películas, el público dejó de romantizar la relación entre Carrie y Big, pues el hombre no solo le rompió el corazón y la dejó botada, incluso llegó a casarse con Natasha cuando había dicho que no volvería a casar (ya había tenido un matrimonio antes). Para completar, en la primera película, Big la dejó plantada en el altar con un pájaro azul en la cabeza y el vestido de novia más espectacular hecho por la diseñadora de modas Vivienne Westwood. Y así con todo, Carrie lo perdonó y siguió con él.

La muerte de Big es la única forma de que Carrie lo supere y deje atrás su relación. Pareciera que para poder dejar al tóxico atrás, este se tiene que morir. Y debo confesar que, aunque siempre critiqué esa relación y creo que llegué a odiar a Big, apenas vi la escena en que Carrie lo encuentra muriendo en el baño, lloré y hasta me dio pesar.

Publicidad

Y cuando vi que Samantha le había enviado el arreglo de flores blancas que reposaba en el féretro de Big con la tarjeta que decía “Con amor, Samantha” lloré demasiado.

No solo porque era un gesto muy representativo de lo que era el personaje interpretado por Kim Catrall, sino también porque entendí que este es un nuevo comienzo para Carrie, quién tendrá la oportunidad de hacer una nueva vida estando en el quinto piso.

Por nuevos inicios y amistades

Claramente la ausencia de Samantha se nota en todo momento, pero creo que tampoco está mal cómo están reescribiendo la historia. Lo que sí es extraño es que pinten a Samantha como una mujer inmadura e infantil que haya decidido largarse al otro lado del charco solo porque Carrie la despidió, no sé si sabe si los guionistas quieren castigar al personaje o a Kim Catrall por no haber aceptado volver.

Publicidad

Volviendo a Big, su muerte representa un nuevo comienzo para Carrie, que según lo que hemos visto en fotos de las grabaciones tomadas y subidas por aficionados, tendrá un nuevo interés amoroso, y esperemos no regrese con ninguno de sus ex.

Asimismo, es una oportunidad para incluir nuevos personajes como Lisa Todd Wexley, interpretado por Nicole Ari Parker, que se cree va a ser el reemplazo de Samantha. O los personajes de Che y Nya.

Publicidad

Por último, este nuevo guion incluye temas como el racismo, el patriarcado, la diversidad de género, los derechos humanos y el consentimiento.

Ojalá la serie logre enfrentar a las tres amigas al nuevo mundo en los próximos capítulos tal como lo hicieron en este nuevo comienzo y que no se vea tan forzado, como si fuera una excusa para vender la serie.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.