Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

¿Para qué y por qué ir a un festival de cine (en Villa de Leyva) hoy en día?

El pasado Festival Villa del Cine.

636254_Archivo fotográfico Villa del Cine
Archivo fotográfico Villa del Cine

Cada año en Villa de Leyva se organiza un festival que, de la mano de la comunidad, nos recuerda que el cine también es un poderoso instrumento de transformación.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte – @KidCasti // Fotos: archivo fotográfico Villa del Cine

Con tanto revolcón en la forma en la que vemos películas (y eso para los que siguen viendo largometrajes y no se han pasado del todo a la religión de las series), también vale la pena preguntarse para quién y para qué es el cine. En el 2005 los cuates actores Gael García Bernal y Diego Luna, junto a Pablo Cruz y Elena Fortes botaron una contundente respuesta con la creación del Festival Ambulante en México –que con los años se ha expandido a otros lugares de América Latina, incluida Colombia–: un evento que entendió la importancia de mostrar documentales fuera de las tradicionales capitales culturales y además darles las herramientas narrativas a comunidades marginadas para que contaran su propia verdad. El cine como una verdadera herramienta democrática, el cine como espacio para contarnos y entendernos como sociedad.

El punto es que en una época donde podemos ver lo que queremos cuando queremos y como queremos –echados, enguayabados, peliculeando y hasta concentrados–, el acto de ir a una sala o a un festival es que cobra mayor significado. Claro está, esto no abarca ir a ver los grandes y divertidos espectáculos taquilleros tipo Venom, Avengers o todo lo de terror, sino los títulos que muestran realidades distintas a las que están en el panorama común.

Afortunadamente y sin darnos cuenta, Colombia ha visto crecer un boom de festivales que refrescan la cartelera con filmes que fueron premiados en otras partes del mundo, que no tendrían suerte con la distribución comercial clásica, o que sencillamente son apuestas arriesgadas por su tono y mensaje. Desde el recién culminado BIFF –Bogotá International Film Festival– o IndieBo, hasta la Muestra Internacional Documental, Kuir Bogotá, In-Edit o los tradicionales Eurocine o Festival de Cine Francés, entre otros.

636252_festival-villa-del-cine-2018-5.jpg
festival-villa-del-cine-2018-5.jpg

Publicidad

Y esto solo por hablar de Bogotá. Hace un par de semanas culminó en Villa de Leyva la cuarta versión del Festival Villa del Cine, un festival joven, guerrero y atrevido, que ha pensado en su locación como mucho más que un marco pintoresco donde la gente pueda ir a emborracharse luego de ver la programación. Llevar este evento hasta uno de los pueblos más turísticos de Boyacá era ubicarse en un lugar que históricamente ha tenido una trascendencia cultural y que además es un punto central del Alto Ricaurte (compuesto por municipios como Ráquira, Arcabuco, Sáchica o Sutamarchán).

Desde su inicio Villa del Cine se concibió como un espacio de difusión del trabajo de primeros creadores, pero también como el primer momento en el que muchos niños y jóvenes comenzaran su relación con la imagen en movimiento. “La idea no es esperar hasta la universidad para crear una relación con el cine, sobre todo en contextos donde este no es la primera opción. Si le enseñan a uno a dibujar y a pintar, ¿por qué no a contar historias?”, explica Santiago Archila, director de comunicaciones y cofundador del festival.

Bajo el eslogan “Esta es la casa de todos”, Archila, su socio Julián Díaz y un joven equipo de colaboradores han confeccionado un evento de tres días que cuenta con cuatro categorías de competencia oficial (este año inauguraron la internacional), exhibición de películas nacionales con algún recorrido, largometrajes documentales, joyas clásicas colombianas, talleres escolares en la región de los que han salido cortometrajes para la competencia, y conferencias magistrales a cargo de profesionales de la industria. Este año, por ejemplo, estuvieron presentes personajes como Etienne Boussac, editor de El abrazo de la serpiente; Juano Acevedo, director de arte de Siempreviva y Satanás; Mario Mitrotti, presidente de la Asociación de Directores; o la cantante y compositora de música para audiovisuales María Linares. Además, el legendario cineasta Gustavo Nieto Roa presentó el clásico del cine colombiano El inmigrante latino (1980).

636254_Archivo fotográfico Villa del Cine
Archivo fotográfico Villa del Cine

Publicidad

Estos fueron los ganadores de la edición 2018. Anote nombres a ver si los logra pescar en futuros festivales del país.

Categoría nacional:

Por esa lengua – Director: Daniel Negrete

Categoría internacional:

Koe – Director: Takeshi Kushida

Categoría apasionado:

(para estudiantes de otras carreras diferentes a cine) Usted no es mujer – Sebastián Barreto

Categoría escolar:

El círculo nocturno de los animales – Directora: Sofía Quintero

Publicidad

Además, dentro del contenido de este año hubo joyas fuera de competencia como el documental de Colciencias Chiribiquete: videografía de expedición al centro del mundo de Carlos Arturo Ramírez, que afortunadamente puede ver completo a continuación. 

Vea también: En el corazón del Festival de cine de Villa de Leyva 

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO