Se encuentra usted aquí

Las grandes bandas que estuvieron a punto de llegar a Rock Al Parque

¿Qué tan cerca estuvimos de ver a Prodigy, Limp Bizkit o Mars Volta en el Parque Simón Bolívar?
Por
Redacción Shock

Especulaciones de la presencia de Rammstein, Fabulosos Cadillacs, Metallica, Oasis y más han sido desmentidas una y otra vez. Pero eso no significa que quienes han estado dirigiendo o coordinando el festival, hayan hecho búsquedas que no hayan resultado posibles. 

Por José “Pepe” Plata // @owai Foto: Getty

Por más de dos décadas, Rock al Parque ha sido un termómetro o indicador de las expresiones musicales urbanas de la capital y también, en cierta medida, del país. Criticado, amado, querido, admirado y hasta copiado en forma y nombre, ha permitido al rock local ver sus exponentes en escenarios capitalinos como la Media Torta, Simón Bolívar, Olaya, Renacimiento o Tunal.

Pero también, la cuota internacional es un componente destacado en este festival. Para algunos se convirtió en el motivo principal para asistir. Por años se ha escuchado decir que la gente se anima cuando sabe quiénes son los invitados internacionales y deja atrás el aprecio por lo local. Y que el argumento de que es gratis, es el que ha terminado haciendo que los escenarios se llenen de público.

Un recuento básico nos permite reconocer que el festival ha presentado más de cien artistas internacionales. Algunos llegaron por recursos propios, otros por las ocasiones que las disqueras apostaron por traer artistas al festival (los noventa y tempranos años del nuevo milenio), otros por convenio con otros festivales o por medio de ayudas de representaciones diplomáticas. Pero no es un secreto que también las bandas tienen que venir porque hacen parte de un mercado y en el que un contrato es la manera de llegar al festival.

Si es así, entonces Rock al Parque sí marcó tendencias antes de que lo hicieran otros...

Y quienes están detrás de estas escogencias o decisiones tienen que sortear todo tipo de situaciones. Porque tienen que ver con asuntos como presupuesto, agendas de giras o gestiones con managers o agencias de representación.

El festival entra también en una dinámica en la que combinar esos factores hace que el resultado sea también atractivo para el público. Algunos se alcanzan a ilusionar o entusiasmar, más allá de la limitación presupuestal del festival. En enero de 2007 el entonces alcalde Luis Garzón decía que se habían acercado a U2 para tenerlos en Rock al Parque de aquel año. No sucedió, pero quedó la anécdota como punto de debate.

Y era también una manera de ver si se confronta una situación curatorial con una de poder. ¿Se buscan los artistas internacionales como algo que garantice la asistencia del público o el festival se muestra como una plataforma para que el público capitalino pueda observar artistas y estar atento a las tendencias que posteriormente el mercado artístico privado ha tenido en cuenta?

Si es así, entonces Rock al Parque sí marcó tendencias antes de que lo hicieran otros.

Especulaciones de la presencia de Rammstein, Fabulosos Cadillacs, Metallica, Oasis y más han sido desmentidas una y otra vez. Pero eso no significa que quienes han estado dirigiendo o coordinando el festival, hayan hecho búsquedas que no hayan resultado posibles. 

Gustavo “Chucky” García (programador desde el 2014), Andrés Cardona (2013) y Daniel Casas (2004 - 2009); comparten cuáles fueron esas búsquedas que no se pudieron lograr.

DANIEL CASAS:

The Black Crowes

Estados Unidos

“El festival alcanzó a tener el rider. Era complejo y con unas condiciones especiales. Había disponibilidad de fechas, pero el precio pedido era imposible para ser cubierto por el festival.”

Stereophonics

Inglaterra

“Julio Correal quien se encontraba en Londres trabajando en el disco de The Hall Effect con Phil Manzanera hizo el contacto directo con la banda a través de Javier Weyler. Weyler era entonces baterista de la banda; un argentino que había venido en 1997 a Rock al Parque como músico de un grupo venezolano llamado Claroscuro. La negociación iba relativamente bien hasta que el manager de la banda le dijo a Correal que eso tenía que negociarlo con la agencia de booking. Y vuelve y juega, el precio era imposible.”

Divididos

Argentina

“Ya confirmados, incluidos en el cartel, nos cancelaron el show faltando muy poco porque en su afán de estrellas, el manager se molestó en el supuesto de que no le habíamos mandado un contra rider a tiempo.”

The Black Keys

Estados Unidos

“Cuando aún no eran conocidos, hacía 2008, más o menos, también se hizo un intento pero la verdad cobraban demasiado para lo que eran en ese instante.”

The Mars Volta

Estados Unidos

“Hicimos unos primeros contactos buscando posibilidades, pero luego entró el empresario  Juan Pablo Ospina y los presentó junto a R.E.M. en un  concierto en el Coliseo El Campin.”