Se encuentra usted aquí

"Mamá, estoy triunfando", atentamente: El Estéreo Picnic

Por
Redacción Shock

Conclusiones sobre la sexta edición del festival pago más importante de Colombia y la región.

Por Mariangela Rubbini Q. @bilirubbini

60 bandas y artistas, entre nacionales e internacionales, cumplieron la cita que tenían agendada con una nueva versión del Festival Estéreo Picnic. El público también lo hizo, aunque hubiéramos esperado que llegara en más cantidad a vivir esta experiencia y a ver en vivo a algunas de las agrupaciones más relevantes e influyentes del momento. La empresa privada se merece un gran aplauso, no sólo por haber creído e invertido algo de su presupuesto en este proyecto,sino por haber hecho que su presencia durante estos tres días fuera osada, llamativa y divertida. La mejor de todas ellas fue, sin duda alguna, la activación de la aerolínea LAN, que se craneó un torneo de fútbol del que, por día de festival, salía un equipo ganador que recibía el premio de irse con todo pago invitado a la Copa América.

Este año se dispuso un escenario de más, el Club Social, y aunque hubo shows con muy poca asistencia, la presencia de Chet Faker, Salt Catedral y Caloncho en él, por nombrar solamente a algunos, tuvo muy buena acogida. Sí hubo algunos momentos tensos durante el festival, no vamos a decir que no, como cuando Draco Rosa, ofendido, decidió terminar su show antes de lo planeado porque el sonido de otra tarima se colaba en la que él se estaba presentando, y cuando, muchos decepcionados, se dieron cuenta de que lo que estaban viendo no era el show de Rudimental en pleno sino un Dj set, con solamente algunos de sus integrantes. Los otros, ese mismo día, estaban presentándose, también como Rudimental, en el lado opuesto del planeta (ver especial).

Publicidad