Se encuentra usted aquí

Sex and the City: la reivindicación de la sexualidad femenina

Cuatro amigas que rompieron mitos y nos hicieron caer en cuenta de la importancia de hablar abiertamente de sexo.
Foto Getty Images
Foto Getty Images
Por
Paula Ricciulli

En tiempos donde HBO, por ser un canal por suscripción, se dio el lujo de revolucionar los contenidos para televisión al hacerlos más explícitos, Sex and the City se convirtió en uno de sus caballos de batalla. Por increíble que parezca, su disrupción consistió en poner a cuatro mujeres a hablar abiertamente de sexo, sin el temor a que el mundo las censurara.

Por: Paula Ricciulli // @ricciup

Hoy en pleno 2019, aún muchos ven como tabú que una mujer quiera aprovechar su sexualidad como mejor le parezca, sea feliz siendo soltera o decida voluntariamente no tener hijos. Ahora imagínense esa misma historia hace dos décadas, en 1998, cuando se estrenó Sex and The City. Esta serie fue revolucionaria al mostrar a 4 mujeres libres que hablaban sin pena sobre sexo, relaciones, carrera, amor propio y las expectativas sobre su género. Sin duda Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte no fueron el primer grupo de amigas que tocó el tema, pero sí nos mostró que todas lo estaban haciendo.

Las mujeres también podemos querer a alguien solo por sexo y tampoco debemos quedarnos con nadie solo por temor a estar solas. Eso lo aprendimos de Samantha y su frase “te amo, pero me amo más a mí misma”.

Junto a series como Six Feet Under o The Sopranos, Sex and The City formó parte de una era en la que HBO revolucionó los contenidos en TV al hacerlos mucho más explícitos. Al ser un canal de suscripción, podían darse el lujo de tomar muchos más riesgos.

Aunque nos encantaron el desparpajo de Samantha, el clóset de Carrie y la ternura de Charlotte, son la independencia y la determinación de Miranda las que se robarían el show. Es sin duda una pionera del feminismo en televisión que nos enseñó a no tener miedo ser una mujer fuerte y con liderazgo.

A pesar de que luego descubrimos que Sarah Jessica Parker (Carrie) y Kim Catrall (Samantha) no se querían mucho en la vida real, Sex and the City nos habló del poder y la importancia de la amistad femenina, en momentos en los que se cree que las mujeres viven compitiendo por la atención del hombre. Nos enseñó aponernos en los zapatos de la otra (aunque no fueran Manolos).

Con el paso del tiempo, Sex and the City también ha sido criticada por su poca diversidad (a lo largo de la serie vemos muy pocas mujeres negras, LGBTI, o de nivel socioeconómico bajo). Sin embargo, fue una de las primeras series que se preocupó por entender la naturaleza femenina. En aquel momento, el mundo pedía a gritos una conversación abierta y honesta sobre el placer de la mujer y Sex and the City supo llevarla.

PREGUNTAS IMPORTANTES ANTES DE VER SEX AND THE CITY

¿Temporadas? 6

¿Capítulos? 94

Tiempo total para verla: 1 día, 22 horas, 59 minutos

¿Fechas? 1998 – 2004

¿Se puede ver en desorden? Preferiblemente no, aunque se puede quedar con algunas buenas ideas sobre pareja y relaciones.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? No (a menos que quiera hacer un recuento de las parejas de Samantha). 

¿Hay que prestarle mucha atención? No tanta. Puede verla mientras habla con sus amigas y se toma un Cosmopolitan.

¿Se puede ver con papás? No, definitivamente no. Puede pasar momentos muy incómodos.

COSAS QUE DEBEN SABER ANTES DE VER SEX AND THE CITY

  • Está basada en una novela homónima de la autora Candance Bushnell, que recopila experiencias propias y de sus conocidos sobre sexo y relaciones en la alta sociedad de Nueva York. Otros de sus libros (Lipstick Jungle y The Carrie Diaries) también llegaron a la televisión, aunque sin tanto éxito.
  • No es un secreto que Sex and the City está fuertemente ligada a la moda y el vestuario es uno de sus grandes atractivos. Marcas como Jimmy Choo o Manolo Blahnik le deben mucho de su popularidad. Igualmente, tendencias como las faldas de tul, los abrigos de piel o los sastres coloridos surgieron gracias a la serie. Su diseñadora de vestuario Patricia Field ganó varios premios por su trabajo ella. En términos de moda, Sarah Jessica Parker se convirtió en Carrie, y por consiguiente en icono indiscutible de la moda e inspiración para miles de fashionistas.
  • Sex and the City inspiró 2 películas que narran las historias de las 4 protagonistas años después del fin de la serie. La verdad, no son muy buenas, así que muchos decidieron quedarse con el final original.

SI LES GUSTÓ SEX AND THE CITY, TAMBIÉN LES PUEDE GUSTAR:

Will & Grace: Una serie que abordó de forma muy honesta y divertida las relaciones en la comunidad LGBTI. Empezó en 1998, terminó en 2006 y volvió en 2017. Fue una de las primeras series exitosas con personajes LBTI como protagonistas. 

Friends: Seis amigos en Nueva York nos dan lecciones (de lo que no se debe hacer) en sexo y relaciones. Una de las comedias más exitosas de la historia.

Girls: La comparación con Sex and the City es obvia. Una escritora y sus 3 mejores amigas hablan de carrera, amor y sexo. Está inspirada en la vida de Lena Dunham, creadora y protagonista de la serie.

MOMENTOS MEMORABLES DE SEX AND THE CITY

La verdadera yo. Temporada 4, capítulo 3. Carrie es invitada a la Semana de la Moda de Nueva York y se cae en plena pasarela mientras Heidi Klum le pasa por encima. Un momento inolvidable de la serie que muchos fashionistas apreciaron.

La tortuga y la liebre. Temporada 1, capítulo 9. Charlotte, la más conservadora del grupo, queda intrigada tras una conversación con Miranda, quien le recomienda su vibrador, el “conejo”. La masturbación femenina (y más con juguetes) era un tema tabú, así que este episodio fue un riesgo en la dirección correcta.

La suerte es una mujer mayor. Temporada 5, capítulo 3. Después de varias sospechas de infidelidad, Samantha por fin termina con Richard y dice una de las frases más famosas de la serie: “Te amo, pero me amo más”.

Ataque de la mujer gigante. Temporada 3, episodio 3.  Miranda contrata a una mujer para que limpie su casa. Con lo que ella no contaba es que iba a cambiar su vibrador por una estatua de la virgen María. Otro momento memorable de la serie que rompió prejuicios sobre el placer femenino.

¿Fue bueno para ti? Temporada 2. Episodio 16. Luego de que un hombre se duerme mientras tiene sexo con Charlotte y Samantha tiene mala suerte en un trío, las 4 amigas asisten a una clase de sexo tántrico. Digamos que muy poco tuvieron un final feliz en este capítulo.

VUELVAN A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR. 

O SIGAN CON SEINFELD O CON SHERLOCK.

Más contenido sobre: