Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Biomigrant estrena ‘Cantos, sueños, sol y sombra’, un viaje de transformación personal

El productor norteamericano creó su álbum entre Chile y México, un viaje extremo que quedó plasmado en sus canciones.

Biomigrant
Biomigrant
// Cortesía artista

Michael Alfred Wagner, o simplemente Biomigrant, es un productor y músico norteamericano que decidió desde hace algunos años explorar la música tradicional latinoamericana para fusionarla con electrónica.

En el 2017 estrenó Aldea Mundial, un proyecto que quedó registrado en seis videoclips y un disco. Un viaje por seis países latinoamericanos y, con mochila al hombro. Biomigrant reunió representantes del folclor en cada región.

Biomigrant hizo una corta gira en México a finales del 2019, y en febrero de 2020 recibió una invitación de la banda chilena Matanza para tocar en el sur del continente. Su viaje se prolongó y dio origen a su nuevo álbum Cantos, sueños, sol y sombra.

El plan era aprovechar esta invitación y durante un mes hacer otros toques y conectar con otros artistas. Empacó poco equipaje, dejando espacio para la gaita, la flauta y la trompeta, y durante tres semanas realizó varios toques.

En Pucon al sur de Chile fue censurado por utilizar en su toque grabaciones de las marchas ocurridas el día de la mujer en Santiago de Chile. Es la primera vez que lo censuran, pero para él era importante ese registro que unió a la multitud. “Todo el pueblo estaba involucrado, había muchos cantos de marcha, bandas de mujeres tocando metales y canciones de Violeta Parra y Víctor Jara, dentro del movimiento chileno era súper bonito ver como se revivían esas canciones que llevan décadas, pero todavía están vigentes” cuenta Biomigrant.

“Piñera concha tu madre, asesino igual a Pinochet” fue el loop que usó y que le costó el final de su toque en Pucon. Después de eso, se fue para las montañas a hacer un pequeño festival de fin de semana, con un grupo de 30 personas. Cuando regresaron se encontraron con la noticia de que habían cerrado las fronteras, y un mes se le convirtió en ocho meses.

Publicidad

Le tocó quedarse en una cabaña en el bosque, en condiciones precarias, pasó un otoño como de una fábula, pero el invierno fue tan intenso que probó los extremos de la simpleza. “Estuve varios meses en esta cabaña con una mezcla dulce y amarga con el tema de enfrentar el aislamiento y en un país que no pensé estar” afirma Bomigrant.

Pero no todo fue contratiempos para Biomigrant, disfrutó de la naturaleza, el paisaje le sirvió de inspiración para componer canciones, y grabó sonidos naturales que solo suceden en esos espacios. Capturó el sonido de un búho y lo usó para la canción El sol y la luna.

Este álbum surgió del aislamiento y las canciones salieron con lo que tenía a mano, “yo tenía los instrumentos que traje conmigo y una guitarra que me prestaron. En el inicio del disco me alejé del proceso digital que vengo trabajando hace mucho tiempo y compuse casi todo el disco con la guitarra” cuenta Biomigrant.

Biomigrant 2
Biomigrant
// Cortesía artista

Después de todos esos meses regresó a Baja California, México. Ahí consiguió una residencia artística en uno de los estudios más completos de la región, El Ganzo Estudio, que hace parte del hotel de lujo con el mismo nombre. Biomigrant le produjo al hotel un disco y ellos en contraprestación le dieron un par de meses para trabajar "con todos los juguetes", ahí pulió este nuevo álbum.

“Ha sido el espacio mejor equipado donde me he producido, pasé de lo rústico a un proceso con toda la tecnología, monitoreo increíble, maquinas análogas, con las maquetas del sur fui construyendo el disco, había amigos y todo a la mano, lo que empezó como un proceso bastante interno iba agarrando más colores a través de colaboraciones y más interacciones en México” concluye Biomigrant.

Este nuevo proyecto devela al productor y músico, es un ejercicio íntimo que nació en la escasez en el sur del continente. Cantos, sueños, sol y sombra es una placa discográfica que une nuevamente representantes de Chile, México, Colombia, Ecuador, Cuba y Argentina.

Publicidad

“Espero que haya gente que se conecte con el disco y les sirva, sobre todo creo que el disco nació de una necesidad personal de sobrellevar situaciones y darles sentido, siento que en general es un gran aporte a la posibilidad que nos da la música de transformar dolores en movimiento, alegría y fuerza” concluye Biomigrant.

Cantos, sueños, sol y sombra
Portada 'Cantos, sueños, sol y sombra'
// Ilustración SomaDifusa / Cortesía Biomigrant

La portada del álbum estuvo a cargo de Soma Difusa, y refleja la dualidad que existió en la producción del disco, los dos personajes reflejan el viaje por los territorios. A la derecha México, los animales, las plantas, el color rosado, la sensación de calor y a la izquierda Chile, colores fríos, el punto de encuentro son las flores y plantas doradas que representa Colombia, la unión de estos mundos.

Track by track

Paso a pasito

La letra está basada en un poema que escribió una ex novia y amiga sobre ir a la playa y encontrar las huellas de la gente, esa sensación de perderse entre las huellas de los demás y tratar de correr por la playa borrando esas huellas y dejar las de uno. Se mezcló esa imagen con un sueño que tuvo ella también. Hay gente que es muy importante para mí y está muy lejos en el tiempo y el espacio, pero siguen siendo muy importantes, es un juego con eso. Tiene la voz de Vaneila Brun, una cantaora de Córdoba.

Lo que vendrá

Publicidad

Está inspirada en el currulao, la letra va directo a lo que venimos pidiendo colectivamente hace dos años. Sobre todo la gente que anda estableciendo otros caminos, creo que todos hemos tenido retos grandes tratando de sobrellevar dificultades. Sin embargo creo que los que andamos bailando, cantando, pintando, escribiendo lo hemos hecho como una necesidad de sacar, de comunicar. Pude trabajar otra vez con Crissbeth Cortés, es una cantaora de Barbacoas, ya había trabajado con ella en un EP que salió hace años.

Enfrentamientos

Habla de la sombra de uno mismo, muchas de esas letras funcionan en términos muy literales y más abiertos, en ese caso, cuando era niño pude tener acceso más abierto a mis sueños. Los sueños durmiendo en la noche. En algún momento empecé a tener pesadillas terribles, y mi mamá me dijo: “sabes que puedes manipular tus sueños, si quieres despertar o incluso cambiar lo que está pasando”. Me funcionó, pero a la hora de manipular mis sueños así, perdí esa riqueza del sueño, esa calidez y profundidad, hablando de las pesadillas y la sombra de uno mismo.

Currura

Canción tradicional. Fue escrita por Toño Fernández de los Gaiteros de San Jacinto, existen muchas versiones muy lindas, para mí es un tema que he vuelto muy personal, fue la primera melodía de gaita que aprendí, me la enseñó Antonio García, el primer año que estuve aquí en Colombia. De los shows en vivo salió una versión, la quería dejar en el disco, con la voz de Vaneila. Siento que tiene una oscuridad, que encaja en el disco desde el punto del sueño, el arrullo del niño, la exploración. “Anoche soñé en un sueño, que uno negro me mataba, y eran tus negros ojos que de lejos me miraban…”

Refugio

Publicidad

Es una colaboración con el grupo chileno Matanza. Para mí era un privilegio trabajar con ellos. Tenía la letra y el concepto de la melodía desde México. Me pasó una vaina rara a principio de 2020, me entraban ataques de pánico y no podía respirar bien, vainas así, y mi corazón estaba palpitando de más. La letra es muy literal, estuve caminando por un bosque en Tepoztlán y me pasaba eso, y llovió, terminé encontrando unas guaduas y refugiándome de la lluvia. La canción le canta al cuerpo, 'gracias corazoncito', agradeciéndole por todas las luchas que tiene y por sobrellevar el proceso y facilitar la experiencia que uno tiene como ser.

Depeer than words

Habla de las emociones que no se pueden decir con palabras, en mi caso muchas veces me quedo corto con las palabras con seres queridos, con amantes, siento que muchas veces se malinterpreta el silencio, pero siento que a veces es más bonito el silencio que no llegar a la cosa con palabras. Es de las canciones que agarró más sentido con las colaboraciones.

Hay varias canciones con el aporte de Juan Diego Illescas, un músico ecuatoriano que tiene trabajos muy lindos, ha tocado con varios artistas como Nicola Cruz, ahora está sacando un sencillo con Rubén de Cafe Tacvba. Él aportó las guitarras rítmicas, y Lupe Blázquez, saxofonista cubano complementó el resto.

Generations

Es una mirada de lo que estaba pasando alrededor de las protestas Black Lives Matter en Estados Unidos, visto desde Chile y conectándolo con mis propias experiencias. Creo que está pasando algo importante en la cultura de Estados Unidos, viniendo de clase media, bastante blanco, siempre sentí que se hablaba de derechos civiles como algo que se resolvió en los 60 o en la época de Martin Luther King, pero desde lo que se enseña de historia en la escuela de raza blanca, eso era un tema que ya fue, ya no hay esclavos, todos son iguales y si tienen problemas son tuyos, y obviamente no es el caso.

Publicidad

Por fin como que se va quitando esa obstrucción a la vista, al final es un trabajo interno de cada uno, creciendo en una sociedad racista, no solamente la sociedad tiene que cambiar, sino que cada uno lleva una programación interna que tiene que enfrentar. No ayuda mucho señalar a otros y decir: tal persona es horrible, es racista, si uno no está mirando los procesos internos de cada uno.

El sol y la luna

El coro tiene esa sensación de dualidad que está muy concentrada en el disco, hasta siento que el arte que se hizo lo capturó perfectamente, los dos territorios que hablamos, los extremos del frio chileno, y el sol y el mar en México, ese espacio medio precario y después otro espacio de lujo.

También ese extremo de uno mismo, la alegría y la tristeza, uno tiene que encontrar un equilibrio, y eso influye en los extremos, si uno quita la tristeza de la vida pero para eso tiene que sacrificar la alegría, no es un buen trato.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.