Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Jeimy Arrieta: la Reina de las acordeoneras

Jeimy Arrieta es la única mujer con dos coronas en el Festival de La Leyenda Vallenata en Valledupar. Su música es vallenato tradicional poderoso, sin filtro ni edulcorantes. Les contamos su historia.

Jeimy Arrieta
Jeimy Arrieta, reina acordeonera en el Festival de la leyenda vallenata de Valledupar 2020.
// Cortesía Jeimy Arrieta.

El 13 de octubre empezó, de forma presencial, el Festival de La Leyenda Vallenata en Valledupar, la parranda más grande del país. Y Jeimy Arrieta es su Reina actual. A los 11 años, en 2007, fue la primera acordeonera que ganó la corona en una competencia mixta y, poco después, puso a vallenatear al mismo tiempo a Residente, Shakira, Alejandro Sanz, Paulina Rubio y Jorge Drexler en Argentina ante miles de personas. Hoy es la única mujer con dos coronas en el Festival.

Por Jenny Cifuentes | @Jenny_Cifu

Jeimy Arrieta, parada en una tarima en Valledupar con su acordeón al pecho, sonriente, tocando una composición suya, canta: “Yo me llamo Jeimy Arrieta, la reina del festival y me peino con la lengua, se los vengo a demostrar. Yo fui la primera reina y hoy me vengo a coronar”.

Mientras tanto, el público parrandero, confinado por la pandemia y conectado, ve a la Arjonera, tal como lo anunciaba en su canción Me Vuelvo a Coronar, ser elegida soberana de las mujeres en la edición virtual del Festival Vallenato 2020, cuando la fiesta gigante de la tierra prometida que es la ciudad durante el encuentro, tuvo que mudarse a pantallas.

Bien sabido es que desde hace más de 5 décadas, versados acordeoneros del país se han batido a duelo en el evento durante varios días disputando el título de Rey Vallenato en las categorías Infantil, Juvenil, Aficionado y Profesional, todas mixtas. Formato que cambió en 2019 cuando se instauraron las competencias entre mujeres: Acordeonera Categoría Mayor, para instrumentistas de más de 18 años y Acordeonera Categoría Menor, para las niñas.

Era una lucha que teníamos las mujeres, para que nos dieran el valor que merecemos en el mundo vallenato. Veníamos desde hace rato proponiendo a diferentes festivales que abrieran un espacio solo para nosotras, hasta que el Festival de la Leyenda, lo hizo. Y no es que exista una desventaja como mujer al momento de interpretar el acordeón. Por ejemplo, yo demostré la igualdad y gané en la categoría infantil tocando contra niños de mi misma edad, lo que buscábamos era una obtener una visibilidad más grande del talento femenino
Jeimy Arrieta

Publicidad

"Candela van a llevar"

Esa notoriedad, ya la ha logrado Jeimy honrando la herencia del folclor, porque ejecutando, invoca los poderes de legendarios maestros como “El Pollo Vallenato” Luis Enrique Martínez, “el que nunca tiene miedo si se trata de tocar”; y en sus competencias se programa para mostrarle al contendor que si se enfrenta con ella, - también a lo Luis Enrique-, “es candela lo que van a llevar”.

La pasión de la acordeonera por el vallenato es nata. Viene de una dinastía musical, carga sabrosura transmitida por el cordón umbilical. Su abuelo, padre y hermano son acordeoneros; su hermana, una destacada intérprete de la caja.

Desde pequeña, la artista se enamoró del acordeón. A los 7 empezó a aprender en la escuela de su papá, en su pueblo, oyendo insignes acordeoneros, además del ya mentado “Pollo Vallenato”.

Cuenta que escuchaba a Nicolás Elías “Colacho” Mendoza o a “El Cocha” Molina, y que se educó dándole play desde que se levantaba hasta que se acostaba, a Frente a mí, una hermosa pieza inspiración de Octavio Daza que cantaba Diomedes Díaz.

Con ese espíritu musical que forjó, Jeimy ha retado en el Caribe, a punta de acordeón a quien se le pone al frente en decenas de certámenes. Hoy tiene más de 30 coronas exhibidas en sus estantes.

Publicidad

Citando un par: ganó en 2009 el Festival Cuna de Acordeones de Villanueva (La Guajira) y es también la actual Reina del Festival Bolivarense de Acordeón, que se hace en su tierra.

En cada show, reitera con actitud y música, que es domadora de fuelles y que en realidad, como siempre lo ha enfatizado: “se peina con la lengua”.

Me peino con la lengua

Me Peino con la Lengua es una canción a ritmo de puya del maestro Andrés Beleño, y cuando me coroné Reina Infantil, me hice famosa con ella. La frase es una expresión jocosa que quiere decir como que a todos me los gano con mi talento, con mi picardía. La letra reza: “Las mujeres también tienen múltiples capacidades, el que conmigo se viene tiene que pisarme suave. El que quiera la pelea que me busque pa’ que vea. Quien quiera pelear que venga, que me peino con la lengua”.

Arrieta es obsesa de su instrumento, estudiosa e imparable. Después de su primer triunfo en Valledupar, fue parte del cartel del concierto benéfico del Movimiento ALAS en Argentina 2008, continuó haciendo shows en otros territorios como México o Estados Unidos, y acompañó a figuras del género, entre ellos, Martín Elías, Iván Villazón y Jorge Celedón.

Publicidad

Como Reina del Festival Vallenato, está esperando ansiosa que llegue la versión del evento llamada Rey de Reyes, que cada diez años -desde 1987-, convoca a quienes ostentan el máximo título, en una contienda que define quién es el mejor entre los monarcas del acordeón. Una disputa solo entre cracks.

Quiero que las mujeres tomemos más fuerza en los festivales y en el vallenato. Hoy aún no se puede hablar de un movimiento femenino, pero las chicas se están tomando una parte del género. Para llegar a ser una movida de mujeres hace falta que nos apoyemos más mutuamente. No solo usar unas redes sociales para dar likes, sino ayudarnos de verdad. Aunque haya otros estilos musicales fuertes en Colombia, en la región Caribe, el vallenato sigue sonando full. Lo llevamos en la sangre y eso no se opaca. Cada día nacen más agrupaciones y espero que surjan muchas más acordeoneras.
Jeimy Arrieta

Las precursoras

La presencia de las mujeres acordeoneras en el Festival Vallenato, aunque nunca ha sido masiva, siempre ha existido. Para su primera edición, en el año 68, la célebre compositora y acordeonista Rita Fernández, - a quien Jeimy Arrieta personificó hace unos años en la novela La Cacica de Caracol Televisión- autora entre muchas de Sombra Perdida, canción que hizo famosa El Binomio de Oro o El Son del Tren que tronaron Fruko y Sus Tesos, armó junto a cuatro amigas el grupo Las Universitarias cuando tenía 18 años.

Su plan no era concursar sino presentarse, y el show fue una locura. La gente estuvo emocionadísima. Las adoraron. Según la maestra, “Ese fue el grito de independencia de la mujer en el vallenato”.

Por ese show, el productor Santander Díaz les puso el ojo, grabaron un álbum con Discos Bambuco e, incluso, salieron de gira y tocaron en tarimas de Panamá, México y Estados Unidos. Pero la agrupación se disolvió luego por “presiones de los padres y de algunos novios celosos”, y Rita, que hace poco celebró sus 75 años, siguió brillando como autora e inspirando artistas.

Publicidad

Otra rompedora de esquemas, fue Fabricia “Fabri” Meriño, una guajira de 16 años, de El Molino, que fue a Valledupar en la segunda versión del Festival, a competir con los acordeoneros que mandaban la parada: Alejo Durán, Ovidio Granados, Emiliano Zuleta Baquero, puros duros.

Jeimy Arrieta 3.jpg
Jeimy Arrieta, reina acordeonera.
// Cortesía Jeimy Arrieta.

Fue la primera mujer que concursó tocando. Dicen, que llegó tarde a la segunda ronda eliminatoria y la descalificaron. También hay versiones de sus hermanos que contaban que alguien malintencionado, la demoró a propósito para evitar que, de pronto, una adolescente les ganara a los versados.

Luego, Alfredo Gutiérrez la convocó para su agrupación, hizo unas apariciones junto a él, pero por ser menor de edad, su mamá no le permitió ser parte oficial del grupo del acordeonero.

Más adelante tocó en presentaciones con la banda de Aníbal Velásquez, y en un episodio trágico, en el que el bus que transportaba a los músicos se accidentó, “Fabri” murió a los 19.

Como ellas, siguieron apareciendo nombres festivaleros destacados: Jenny Cabello, Chela Ceballos y Maribel Cortina fueron transgresoras participantes y han dejado huella que siguen jóvenes ejecutantes del acordeón como Lorraine de Jesús Lara, quien se llevó la primera corona de Reina cuando arrancó la categoría Acordeoneras Mayores.

Publicidad

Este año las mujeres seguirán batiéndose con el acordeón, brindando el sabor del paseo, la puya, el merengue y el son, enriqueciendo el folclor y enfarrando a todos a punta de vallenato ¡Ay Hombe!

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.