Se encuentra usted aquí

Shock Sessions presenta a Jona Camacho

Su propuesta musical reúne un poco de dancehall, electrónica, jazz, kizomba y R&B.
Por
Mariangela Rubbini

No es el primer artista con el que pasa. No es este el debut de un nuevo músico, aunque así parezca y así se presenté a los medios de comunicación. Tal vez muchos se pregunten: y este, ¿de dónde salió?, o digan cosas como: no lo había oido nunca pero me gusta esta canción, suena bastante bien, es pegajosa. Otros, en cambio, puede que sí recuerden que lo vieron, hace no mucho, participando en un programa de televisión llamado "A otro nivel". Ah sí, el chico de Ibagué, que tiene un abuelo que es un reconocido compositor de bambucos... el que lo tenía todo para ganar pero faltando muy poco para la gran final, decidió que su camino era otro y que lo mejor era no continuar participando en un show tan exitoso y con tremendo rating. Ese es Jona Camacho y lleva no 2, ni cinco, ni 10, sino 20 años dedicado a la música, Tambíén fue integrante de una banda llamada Radiosuite, que tal vez alguno de ustedes conozca, o haya visto tocando en vivo en festivales como Ibagué Ciudad Rock, e incluso en el Rock al Parque del 2010. La época de Radiosuite fue esa en la que en la escena  nacional sobresalían agrupaciones como el Sie7e, No silence, The Hall Effect y Seis peatones, con las que la banda de Jona compartió varias tarimas.

Por Mariangela Rubbini Q. @bilirubbini
Fotos: Daniel Álvarez
Shock Sessions: grabado y editado por Andrés Alvarado en White Lemon Recording Studios en Bogotá. Canción “Todo”.

 

_dea4666.jpg

Es multiinstrumentista. Toca desde xilófono, redoblante, timbales, batería, congas, tiple, bajo, guitarra, hasta piano y armónica. Es digno heredero de una familia de directores de orquesta, varios de ellos, incluso, son reconocidos músicos y compositores tolimenses. El maestro Jose Ignacio Camacho Toscano, es su abuelo. Estas son algunas de las razones por las que insistimos en que Jona Camacho no es un artista que esté lanzando hoy su primera canción. Su historia comprueba que hace ya un buen rato que viene preparándose y trabajando en su proyecto solista, al mismo tiempo que venía haciendo arreglos para orquestas, cuartetos y cameratas, entre otros. 

_dea4635.jpg

Sin embargo, es el mismo Jona quien reconoce que de los 20 años que lleva haciendo música, quizá este momento sí sea el más importante en su carrera como músico, y muy seguramente, si la apuesta resulta como todos esperamos, se convierta en el verdadero inicio de una gran proyección artística. Él está nervioso, ansioso y al mismo tiempo, muy emocionado. Se le siente en la voz cuando responde esta entrevista. Pero también está convencido de que ya es tiempo de que algo importante suceda, “todo está listo, cocinadito y alineado para que este proyecto sea una realidad”. Esa, en últimas, es  otra de las razones por las que decidimos grabar con él un Shock Sessions de tres canciones que estamos seguros disfrutarán al máximo, y que iremos lanzando uno a uno en las próximas semanas.

_dea4655.jpg

"Toda mi familia es de músicos, y lo que he recibido de ellos es todo un legado. Desde que era muy niño, recuerdo que a dónde volteara a mirar siempre me cobijaba un entorno musical muy motivador e inspirador. Nadie me obligó nunca, ni me dijo nada. Simplemente ahí estaban, todo el tiempo presentes, la música y el arte".
Jona dice que él es la oveja negra de su familia porque, aunque estudió música clásica y percusión en el Conservatorio del Tolima, luego se fue por una onda más experimental y contemporánea. Daba conciertos siendo muy chiquito, hacia solos de percusión en las orquestas en las que tocaba y le gustaba mucho componer. Creció rodeado de bambucos y otras músicas folclóricas, que sin lugar a dudas lo influenciaron un montón. "Papayerié como un berraco y me mamé todos los desfiles de las reinas del Tolima, pero vivir todo eso fue algo muy bonito para mi, algo que hoy en día tengo muy presente y que hace parte de mi. Definitivamente toda mi música es el reflejo de lo que viví y lo que me rodeó durante mi infancia. Imagínate lo que puede significar que tu abuelito sea un reconocido compositor de bambucos y  que crezcas a su lado viviendo ese proceso creativo. La música tradicional que me acompañó desde niño es el venenito que hoy acompaña mi proyecto.
Como un ñoño de la música, así se define. A los 20 años se mudó a vivir a Bogotá porque el Conservatorio no le dio para más,  Los métodos de percusión clásica que se enseñan en 8 años, él los aprendió en 3. Cuando llegó a Bogotá se inscribió en la Escuela Fernando Sor, donde cursó solamente dos semestres. Cuando ya no había mucho más que aprender, fue él quién terminó dando clases en la escuela.  

_dea4669.jpg

Si hubo algo que envalentonó a Jona a su paso por el reality musical de Caracol, fue darse cuenta de que el público en Colombia sí está preparado para oír más que reggaetón y vallenato, y que además lo recibe con mucho agrado. Que sí hay oídos para el jazz, para el rock, y para propuestas mucho más experimentales. Que no todo lo que termina siendo exitoso, son las formulitas radiales.
Él sabe, e incluso lo dice abiertamente, que nadie tiene por qué conocer su trayectoria, ni tiene por qué saber que ya lleva casi dos décadas haciendo música. Que este no es en realidad su comienzo, sino el resultado de un gran aprendizaje. De hecho, quería que su disco se llamara transfiguraciones, pero nadie iba a entenderlo, por lo mismo precisamente. No importa si usted hasta hoy no lo conocía, si nunca se enteró de que existió en la escena nacional una banda llamada Radiosuite, o un reality musical en el que los jurados eran Silvestre Dangond, Kike Santander y Fonseca. Si lo está conociendo hoy por primera vez, bienvenido. 

_dea4731.jpg

El viaje sonoro de Jona Camacho merece ser descubierto, y no sólo por su formación musical, por el entorno en el que creció y por los genes de genio musical que lo acompañan por tradición familiar. En su propuesta va a encontrarse con un poco de dancehall, electrónica, jazz, kizomba y R&B. Queremos que se dé un paseito por su universo sonoro, que se deje encantar con su voz y con su talento como compositor e instrumentista.