Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Andor no es solo la mejor serie de Star Wars, es exactamente lo que la saga necesitaba

Un serie que pone a sus temas y personajes por encima de la espectacularidad.

Andor Star Wars critica Disney.jpg
Diego Luna protagoniza Andor, del universo Star Wars.
Foto: Disney+.

La llamada "era del streaming" ha tenido efectos interesantes en las historias que se desarrollaron hace mucho, mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana. El regreso de Star Wars a los cines bajo la marca Disney fue muy irregular. Aunque Andor (Disney+) es algo diferente.

Por Julián Ramírez // @Sir_Laguna

Publicidad

Tuvimos películas excelentes como Rogue One y Los Últimos Jedi, pero también otras muy mediocres como Han Solo y El Ascenso de Skywalker. Ya que las siguientes películas de la saga fueron canceladas mientras “arreglaban la situación”, muchos vieron la salvación de la franquicia en las series de Disney+ .

The Mandalorian tuvo una fantástica temporada 1, pero este lado del universo pronto se desvió hacia el Lado Oscuro. El Libro de Boba Fett fue muy irregular y Obi-Wan Kenobi , aunque nos dio el gusto de volver a ver en la franquicia a Ewan McGregor y Hayden Christensen, fue una decepción a nivel de narrativa.

En estas circunstancias, pocos fanáticos de Star Wars tenían fe en Andor, una serie que serviría de precuela a Rogue One. Para sorpresa de todos, Andor no sólo resultó ser una serie excelente, sino exactamente lo que el universo Star Wars necesitaba.

Publicidad

Andor comienza muchos años después del surgimiento del Imperio Galáctico. Tony Gilroy, director y supervisor de la serie, decidió acercarse a estos temas con total seriedad. Aunque no faltan los momentos de acción, los cuales son bastante emocionantes, el humor se queda a un lado. Quiere que sintamos la desesperación y la impotencia de los personajes cuando se enfrentan a un poder abrumador contra el parece que no tienen esperanza. No hablamos del lado oscuro, sino de un gobierno facista que puede hacer lo que quiera con sus vidas.

Publicidad

Esta no es necesariamente la clase de "seriedad" que muchos quieren para sus franquicias favoritas. Cuando los fanáticos dicen que quieren que las películas de cómics, fantasía y ciencia ficción sean “serias”, quieren que se muestre violencia y crueldad. Algo como lo que hicieron Zack Snyder y David Ayer con sus película de superhéroes DC. La seriedad de Andor es temática. No quiere que la opresión de un gobierno totalitario sea simplemente una excusa para persecuciones de naves y tiroteos con rayos láser. Quiere que comprendamos el horror de verse en esa situación.

En otras películas y series de Star Wars, el sufrimiento de la "gente común" bajo el Imperio es asumida. Rara vez nos muestran directamente lo que ocurre más allá. Andor no es quisquillosa a la hora de mostrar el abuso policial, la esclavitud a la que someten a los prisioneros y los bloqueos políticos de aquellos que quieren hacer bien las cosas "dentro del sistema". Es por eso que no tenemos aquí a los Jedi, combates con sables de luz ni las tradicionales referencias o huevos de pascua (aunque sí tiene algunos). Dice adiós a cualquier cosa que pueda distraer de las capacidades de esas personas “normales” para oponerse al régimen que los agobia.

Publicidad

Resulta trágico lo fácil que resulta reconocer la situación en que se encuentran los personajes de la serie en lo que se vive hoy en día en muchos países del mundo. Andor habla directamente a una sociedad en la que el resurgir del fascismo parece una realidad. Nos dice que una vez caemos en una tiranía, no es fácil salir de ella con cambios políticos y buenas intenciones. Rebelarse —incluso de forma violenta— puede ser la única opción que tengamos.

Publicidad

El universo de Star Wars es tan grande que hay espacio para una gran variedad de historias dentro de muchos géneros. Es absurdo que historias como esta —que se alejan de los Jedi y la Fuerza— para mostrar que hacen otros habitantes de la galaxia, sean tan escasas. No sólo hay mucho potencial en ellas, sino que ayudan a que el público no se sienta hastiado de ver siempre las mismas historias y a personajes muy similares.

Por el lado de Marvel, Disney también hizo lo mismo, aunque a la inversa. La serie She-Hulk: Defensora de Héroes, hizo a un lado casi todos sus elementos de "acción superheroica" para enfocarse completamente en la comedia, con muy buenos resultados. Andor y She-Hulk, por razones contrarias —seriedad por parte de la primera y humor por parte de la segunda— se convirtieron en soplos de aire fresco para sus respectivas franquicias.

Publicidad

Andor es una serie que pone a sus temas y personajes por encima de la espectacularidad. Eso tiene enojados a grupos de fanáticos que prefieren que Star Wars esté siempre apegado a sus elementos tradicionales y que no se tome en serio sus metáforas políticas. Pero hacer más de lo mismo sería un error. Esta obra protagonizada por Diego Luna convierte a Star Wars en lo que siempre debió haber sido: un símbolo de revolución.

Publicidad

Ahora solo queda preguntarnos cómo será The Acolyte , una de las próximas series de Star Wars y la cual contará una historia desarrollada cientos de años antes de la saga de Skywalker. ¿Volverá a lo mismo de siempre o hará algo interesante con este universo? Lo descubriremos en 2023.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.