Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

How I Met Your Mother: lo que nos enseñó a desaprender del ideal del amor

La plataforma de streaming Hulu revivirá la serie dosmilera 'How I Met Your Mother' con un spin off titulado 'How I Met Your Father', ambientado en 2021. A propósito, hicimos un análisis de retrospectivo de lo que nos enseñó este clásico de la comedia romántica sobre el amor.

How I met your mother
How I met your mother
// Captura de pantalla video YouTube

Para muchos How I Met Your Mother es el Friends de los 2000. La serie, a primera vista, puede parecer una comedia cliché para pasar el rato, sin embargo, nos hace una propuesta sobre cómo comprender el amor. O mejor, sobre cómo no comprenderlo. Hicimos un análisis de sus personajes a propósito del nuevo spin-off How I Met Your Father .

Por Juan Camilo Ospina

Publicidad

Hablemos de los personajes protagónicos de How I Met Your Mother. Visto en retrospectiva es notorio que Ted Mosby, aparentemente obsesionado con el amor ideal, más que eso, estaba obsesionada con el ideal del amor: una abstracción que guiaba su vida a través de estereotipos de cómo debería ser el amor y que solo le permitía preocuparse por cómo cumplirá su fantasía, sin importar quién se le atravesara.

Por otro lado, Barney Stinson, el arquetipo del galán desdibujado, no solo cosificaba a las mujeres, sino que chocaba con el vacío y la insatisfacción.

Son dos personalidades que no hay que pasar desapercibidas. A lo largo del tiempo, el cine y la televisión nos han enseñado cómo relacionarnos con otros, qué tipo de emociones expresar y de qué forma comprender las experiencias que tenemos.

Publicidad

Por eso hay que masticar mejor la idea del amor que tenían cada uno de estos personajes en una serie clásica de hace un par de décadas, ahora, a la luz de un spin-off desde la perspectiva de la madre y cuya protagonista principal será la actriz y cantante norteamericana Hillary Duff en la nueva How I Met Your Father.

Ted

Mosby

Publicidad

Ted cree vivir en una película romántica en la que no sólo él es el protagonista, sino que las cosas tienen que suceder según su complacencia.

Durante la serie, esto lo condujo a ignorar los sentimientos de los demás, a no aceptar el rechazo y ser persistente, a pesar de la incomodidad que genere en otras personas. Además, cree tener la potestad para ser él quien decide cuándo empieza o se acaba una relación. Ted Mosby anticipa al sujeto narcisista que cobró sentido pocos años después con las redes sociales.

En su relación con Robin, Ted no solo es muy insistente, a pesar de que ella le reitera su desinterés por estar con él. También lo es por el hecho de que ella tiene una perspectiva diferente de las relaciones, la formación de la familia y las prioridades con respecto a su carrera profesional.

Por un lado, ignora todo esto como si no fueran más que un obstáculo “que se puede remediar”. Por otro lado, juzga su forma de pensar al hacerla sentir mal por no sentir de la misma forma que él lo hace. Es tal la forma como forzosamente Ted quiere ver a Robin como si fuera “the one” que, en varias ocasiones, esperó a que ella estuviera vulnerable para insistirle en que tuviera una relación con él.

Publicidad

¿Qué significa ser “the one”?

La imagen que tiene Ted sobre el amor parece más un guion que un sentimiento vivido. Cada vez que está con una chica, sus patrones de conducta son muy similares. En las primeras citas se preocupa porque ambos mantengan la imagen ideal del otro.

Publicidad

También ambienta el sabotaje, como él mismo lo dice: “siempre va a haber un pero, no importa que tan genial vayan las cosas, tarde o temprano se va a ruinar cuando yo encuentre esas cargas, y cuando lo haga todo se acabará”.

How I met your mother
How I met your mother
// Cortesia

Luego, siguen sus pensamientos prematuros sobre la vida en pareja, formar una familia, tener hijos, etcétera. Además de la expectativa de que el otro coleccione los mismos objetos, aprecie los mismos libros y películas que él.

Para Ted, más allá de querer vivir su vida con una persona en particular, se trata de encontrar a alguien que encaje en ese relato abstracto sobre el amor. De allí que cualquiera pueda ser “the one”, porque todas pueden ser intercambiables en tanto no cumplan sus expectativas.

Su búsqueda es un “check list” en el que cree saber con certeza qué está buscando y con qué fin, independientemente de lo que quieran las personas con las que está. La lección de Ted sobre este punto debería ser una máxima psicoanalítica: no sabemos realmente lo que queremos, ni lo podemos controlar.

Publicidad

¿Cómo puede ser que Ted hace algo malo si sus intenciones son buenas?

A lo largo de la serie vemos cómo Ted cree que por tener “buenas intenciones” y que tiene los “sentimientos correctos” deben corresponder a sus sentimientos. En alguna ocasión afirmó: “Ella no puede decir que no está destinado a ser. Está destinado a ser y ¿sabes por qué? Porque yo sÉ que está destinado a serlo”.

Publicidad

Ted es un maestro del chantaje emocional. Para él un "No" es motivo suficiente para culpar al otro.

Barney Stinson

“Suit up” es la frase clásica de Barney Stinson. Se puede traducir como “vestirse”, pero con la particularidad de que se trata de ponerse trajes como los de los empresarios.

El personaje de Barney es una parodia al mundo de los “suits” y al estereotipo de los “lady men”. Es decir, de aquellos hombres que trabajan en Wall Street y viven bajo la ecuación de que la masculinidad la define la capacidad de tener poder, dinero, éxito y mujeres.

Publicidad

Contraria a la versión joven de Barney en la que luchaba por causas personales y expresaba afecto a quienes apreciaba, el Barney corporativo se caracteriza por tener poca inteligencia emocional, hacer un gran esfuerzo por esconder sus sentimientos y no tener problema en utilizar a otros para sus propios beneficios.

Barney vive en una búsqueda insaciable de lo "Legendario". No obstante, la serie se encarga de demostrarnos que cuando todo es legendario, entonces nada lo es. Por esta razón, su vida es la repetición mecánica y vacía: salir con “rubias bobas” y pasar noches en bares.

Publicidad

No se realiza a sí mismo, como aparenta, sino que depende del reconocimiento y aprobación de otros. En una línea lo hace explícito: “para que algo sea legendario es necesario que otros lo vean”.

Barney es también una fascinante parodia de la cultura del acoso y la cosificación de la mujer, no sólo porque se mantiene buscando chicas para poder vivir las experiencias que él mismo consignó en el “play book” (libro en el que se describen estrategias sobre cómo conquistar a las mujeres en situaciones específicas), sino porque su personaje hace referencia a la lógica corporativa y acumulativa del acoso. De ahí que haga tantas referencias a las capacitaciones a las que tiene que asistir en su trabajo sobre “acoso laboral”.

Vemos en Barney cómo, en cambio de una intención por comprender a un otro en su complejidad y particularismo, se produce una hipersimplificación de la conducta del otro. Las mujeres con las que él se acuesta se reducen a medios a partir de los cuales él puede cumplir sus fantasías sexuales. No tiene relación alguna. Su afán por "conquistar" es un círculo vicioso que no tiene fin.

Robin, Lily y Marshall

Publicidad

No podíamos pasar de largo sin mencionar cuestionar los dramas de los otros miembros de la pandilla.

En diferentes episodios podemos ver cómo Ted le recrimina a Robin por poner su trabajo por encima de sus relaciones personales. Sin embargo, llama la atención que esta es una tensión que no sufren ninguno de los otros personajes, quienes no tienen problema con desempeñarse en sus áreas laborales y mantener sus parejas. ¿Por qué Robin es la única que se ve en la necesidad de escoger entre su carrera profesional y sus relaciones interpersonales?

Publicidad

La relación de Lily y a Marshall, que parecieran ser el “ideal de pareja”, en ocasiones, nos mostró cómo Lily sobreponía sus deseos haciendo que Marshall no sólo se sienta mal por no apoyarla, sino que tuviera que lidiar él mismo con sus sentimientos y emociones.

Para la muestra, cuando Lily decide cancelar la boda y mudarse a San Francisco. O cuando Marshall acepta ser Juez a pesar del viaje que tenían planeado ir a Italia. O cuando Ted se entera de que Lily interfirió e hizo terminar seis de sus relaciones haciendo que se acabaran. Ella lo justificó afirmando que en sus expectativas sobre el futuro no veía que la pareja de Ted “encajara” con su grupo.

¿No se trataba del mismo caso de Ted, en el cual querían tener control absoluto sobre sus relaciones ideales?

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.