Se encuentra usted aquí

House Of Cards: la puerca política global pero con personajes fotogénicos

Pasa en la Casa Blanca, pasa en la Casa de Nariño, pasa en la vida real, pasa en todo el mundo.
Netflix
Netflix
Por
Johana Arroyave

¿Quiere entender lo que es House Of Cards? Sintonice un noticiero, prenda la radio, lea noticias y entérese de lo que está pasando con la política colombiana (solo que los de acá no son actores que registran bien en cámara). Netflix sacó en su plataforma uno de los mejores productos que hemos visto en años. Con actores y directores de primera (David Fincher, el mismo director de Se7en, Gone Girl, La red social), un guion que atrapa, calidad visual impecable, música frenética, la serie recrea la tensión de cada decisión política, acuerdos macabros y las miles de maquinarias que se inventan los políticos en la Casa Blanca.

Por: Johana Arroyave // @JohanaArroyave

La historia de House of Cards se centra en el soberbio, analítico y conveniente congresista Frank Underwood (Kevin Spacey) y sus retorcidas estrategias que usa para llegar hasta la presidencia de Estados Unidos. Junto a él está su impecable, aún más ambiciosa y desalmada esposa Claire (la perfecta Robin Wright): una mujer decidida a conseguir que las aspiraciones de ambos se cumplan a la perfección, y a quien no le importa pasar por encima de nadie con tal de conseguir su cometido. En una relación poco convencional, Frank y Claire Underwood son dos maquiavélicos personajes a los que prácticamente todo les sale bien, sin conflictos, ni dilemas.

La prensa tiene un papel importante en esta serie pues es la única capaz de destapar la olla podrida que existe en el Capitolio Nacional. Frank y Claire son tan solo la representación de esos personajes políticos y parapolíticos a los que esperamos que les llegue todo el peso de la justicia, aunque aún no sabemos si algún día va a pasar.

Estaríamos hablando de una producción impecable y perfecta sino fuera porque, como al resto de Hollywood y la industria del entretenimiento, también le cayó el coletazo del movimiento Me Too. Su protagonista Kevin Spacey tuvo acusaciones de acoso sexual y por eso la productora decidió sacar al personaje de la última temporada convirtiéndola en la peor de House of Cards. Los conflictos se resolvieron de forma acelerada y forzada, hubo giros inconclusos y el final dejó más preguntas que respuestas. Sin embargo, no deja de ser una necesaria radiografía de cómo funciona el poder en la actualidad.

PREGUNTAS IMPORTANTES PARA VER HOUSE OF CARDS

¿Temporadas? 6

¿Capítulos? 73

¿Duración? 51 minutos cada uno

¿Fechas?   2013 – 2018

¿Se puede ver en desorden? NO.

¿Tiene muchos nombres que hay que aprenderse? Con los principales le basta.

¿Cuánto tiempo hay que destinarle para verla completa? 2 días, 12 horas, 48 minutos.

¿Es una buena serie para peliculear? Jamás.

¿Hay que prestarle mucha atención o se puede ver mientras se plancha, cocina o trapea? Mejor préstele toda la atención posible.

¿Se puede ver con papás? Sí y si son uribistas mejor.

COSAS QUE DEBE SABER ANTES DE VER HOUSE OF CARDS

  • House of Cards está basada en una miniserie de la BBC de 1990 que a su vez fue una adaptación de una novela de Michael Dobbs fue escrita en el período posterior al mandato de Margaret Thatcher como Primera Ministra.
     
  • Uno de los principales sellos de estilo de House of Cards es cuando los personajes hablan a cámara, efecto conocido como el quiebre de “la cuarta pared”. Esta estrategia también se ha usado en el teatro o en el cine como una forma de romper la ilusión entre los espectadores de que lo que se está viendo es una fantasía para hacerlos confrontar la realidad. En una entrevista en el show de entrevistas de Stephen Colbert, el actor Kevin Spacey dijo que cuando su personaje hacía esto estaba enviándole un mensaje al presidente Donald Trump.

SI LE GUSTA HOUSE OF CARDS LE PUEDE GUSTAR:

  • All the President's Men (1976): el papel importantísimo de la prensa en la política es el protagonista de esta película que cuenta cómo se destapó el escándalo del Watergate. Al menos aquí no mueren los periodistas.
     
  • The Newsroom: si quiere seguir por la onda de la prensa y las investigaciones esta serie le va a encantar, muestra cómo es la redacción e investigación de un noticiero en tiempo real.
     
  • Homeland: para seguir en lo maquiavélico, esta serie habla de un supuesto ataque secreto contra los EE. UU por parte de un ex militar.
     
  • The Good Wife: ¿Dijeron “escándalos”, “corrupción”, “sexo descontrolado” y “política”? No estamos hablando otra vez de House Of Cards, pero casi.
     

¿CÓMO ENGANCHARSE CON HOUSE OF CARDS?

Si le gusta la combinación de sexo, infidelidad, mentiras y política prepárese que aquí se lo dan en combo completo.  No es difícil engancharse con House Of Cards; es solo que le dé play a la primera temporada y le va a ser difícil parar. Fíjese muy bien en la mirada de Kevin Spacey interpretando el personaje, la manera en la que habla y maquina cada movimiento.

MOMENTOS MEMORABLES DE HOUSE OF CARDS

  • “Todo en la vida es sobre el sexo excepto el sexo, pues el sexo es sobre el poder”: Frank Underwood. Hay una gran venia a la diversidad sexual cuando se confirma que el protagonista es bisexual y tiene una relación estrecha con uno de sus mejores amigos.
     
  • Fíjese muy bien en cuántos muertos tiene encima Frank y cómo roba la presidencia con una maquinaria en redes sociales. ¿Parecido a la realidad? ¿Pura coincidencia? ¿Inspiración?
     

VUELVA A LA LISTA DE LAS  52 SERIES QUE TIENE QUE VER ANTES DE MORIR.

O SIGA CON HOUSE O CON LA CASA DE PAPEL.

 

Más contenido sobre: