Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

5 películas japonesas muy raras y con historias insólitas

A propósito de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, les recomendamos estas 5 películas del país anfitrión que, además de entretener y destacarse por su calidad, les provocarán la misma pregunta cada 5 minutos: ¿qué carajos es lo que estoy viendo?

Big man Japan
Big man Japan
Cuadro Big Man Japan

Japón es un lugar fascinante, entre otras cosas, por su particular combinación entre tradición y progreso tecnológico. Sus producciones culturales son referentes globales debido a una abundancia que ha revelado, también, las caras más extrañas del país. Y el cine sabido representar bien esas rarezas. Por eso les presentamos cinco de las películas japonesas más insólitas y perturbadoras de su filmografía.

Por Mauro Rivera | @CINEsfuerzoblog

Prueba de que Japón tenga un rol protagónico en el escenario cultural internacional es que, por ejemplo, palabras japonesas como: Manga, Geisha, Karaoke, Samurai, Emoji o Sushi hagan parte del vocabulario mundial.

Sin embargo, más allá de su liderazgo económico e industrial, mucho de su omnipresencia se debe a su éxito en el campo del entretenimiento. Fenómenos de la cultura pop como Hello Kitty, Dragon Ball, Sailor Moon, Evangelion, Doraemon, Pokémon, Mario Bros, y muchos más, han permitido al mundo acercarse a las particularidades de la idiosincrasia japonesa.

película
Captura de pantalla

En un arte como el cine, dominado por la producción europea y estadounidense, Japón también ha sabido alimentar a un enorme monstruo cultural local, aportando una nuevas formas de representar y sentir el mundo.

De ahí que en los listados de las mejores películas de la historia siempre figuren más de una decena de producciones niponas firmadas por Akira Kurosawa, Kenji Mizoguchi, Yasujiro Ozu, Nagisa Oshima y Hayao Miyazaki.

Publicidad

Y claro, al lado de sus obras maestras también hay otras películas que quedaron grabadas en eso que llamamos Cultura Popular, como Godzilla, Akira, Ghost in the Shell, El Aro, Audition o El viaje de Chihiro del ya mencionado Miyazaki.

El insólito cine japonés

A pesar de que la bandera de la personalidad japonesa es su imágen de orden, disciplina, respeto y emoción contenida, contrastantemente, le han aportado al cine algunas de las derivas más inexplicables y sorprendentes. A esas historias las definiremos, por efectos meramente ilustrativos para este artículo, como el género “insólito japonés”.

Así, y aprovechando el inicio de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 , les recomendamos estas 5 películas del país anfitrión que, además de entretener y destacarse por su calidad, les provocará preguntarse cada 5 minutos: ¿qué carajos es lo que estoy viendo?

  • Tetsuo (1989)
Tetsuo
Tetsuo
Captura de pantalla

Un oficinista se empieza a convertir progresivamente en máquina, pero además del horror físico que esto significa, éstas modificaciones empezarán a pasarle factura a su estabilidad mental y pronto descubrirá que es víctima de un fetichista del metal y las modificaciones anatómicas.

Publicidad

Al lado de la definición de películas de culto debería aparecer el afiche de esta frenética, rústica y perturbadora pesadilla fílmica del japonés Shin'ya Tsukamoto, quien hizo las veces de director, actor, productor, cinematógrafo y editor de la película, en la que se materializa una obra que reta la tolerancia y la lógica de quien la ve.

En sus escasos 67 minutos, Tetsuo se destaca por su estilizada creatividad y recursividad, por el uso expresionista del blanco y negro y el primer plano, y por la espeluznante fusión hombre y máquina que propone su guion.

Y si a este cóctel se le agrega la -literalmente- industrial banda sonora de Chu Ishikawa, se alcanza una de las experiencias más viscerales y extrañas del cine mundial.

Se puede ver completa aquí.

  • Big Man Japan (2007)

Este falso documental sigue la vida de Masaru Daisato, un solitario hombre que vive una mediocre vida. Sin embargo, pocos conocen que con una descarga eléctrica él se convierte en Dai-Nipponjin, un gigante de 30 metros, descendiente de un antiguo linaje, que defiende a Japón de los más extraños monstruos.

Big Man Japan
Big Man Japan
Captura de pantalla

Pongan en una licuadora a Godzilla y Hancock (2008), y súmenle el escepticismo de una sociedad que dejó de creer en el heroísmo y cuyo único interés es el lucro. Eso es Big Man Japan, la película debut como director del famoso comediante japonés Hitoshi Matsumoto.

Publicidad

Lo más perturbador de esta película se lo pelean el diseño de “pesadilla anatómica” de los monstruos que el héroe deberá enfrentar y el final de película el estilo Kaiju (tipo Godzilla en los 70 o Power Rangers de los 90), cuando la parodia de Matsumoto alcanzará su mayor acidez.

La película puede verse acá :

  • The Emperor's Naked Army Marches On (1987)

Aunque cueste creerlo, los eventos que retrata este documental son totalmente reales. Sigue de cerca la campaña de Kenzo Okuzaki, un veterano de la Guerra del Pacífico quien busca a sus antiguos compañeros y comandantes del ejército para que respondan por los abominables crímenes que cometieron durante su servicio.

Sin embargo, las formas en las que este “justiciero” busca la verdad sobrepasarán los límites de la razón, la ética y tendrán alcances totalmente insospechados.

Emperors
Emperors

Cuando pensamos en tomar acciones para conocer una verdad y hacer justicia, ¿hasta dónde podríamos ir con tal de alcanzarlas? ¿En qué momento estas búsquedas se pueden tornar en venganza? ¿No importarían los medios con tal de alcanzar esa verdad y justicia?

Esas son algunas de las estimulantes y perturbadoras preguntas que hace el documental de Kazuo Hara, quien además de seguir la lucha de Okuzaki cuestiona el silencio de toda una nación por las atrocidades cometidas durante la Segunda Guerra Mundial.

Publicidad

Este documental, considerado por muchos como una de las mejores producciones del Japón, es una película incómoda por las verdades que se revelan y la forma en que se consiguen. Una historia de detectives en la que las principales pistas son el silencio y la furia.

  • House (1977)

Siete amigas adolescentes (Maravillosa, Fantasía, Profe, Kung-Fu, Mac, Dulce y Melodía) deciden pasar sus vacaciones en la casa de la misteriosa tía de Maravillosa. Sin embargo, una vez allí empiezan a ocurrir misteriosos hechos y una a una las chicas empiezan a desaparecer.

House
House
Captura de pantalla

Un día Nobuhiko Obayashi, director de la película, le preguntó a su hija de 11 años qué era lo que más miedo le generaba. Algunas de sus respuestas incluyeron ser devorada por un piano o encontrar una cabeza en un pozo. ¡Vaya mente la de la niña!

Estas ideas fueron las que le sirvieron al director para realizar su debut: House, una película que se balancea entre la fantasía infantil y el terror más sádico; una combinación casi imposible de sacar adelante, pero que Obayashi, con mucha creatividad y humor, logra con brillantez.

Aún a más de 30 años del estreno de esta película, no pierde la capacidad de sorprender, no solo por el rústico uso de los efectos especiales con Chroma Key -sí, como en el Chapulín Colorado-, sino por la psicodelia y las perturbadoras escenas violentas. Un clásico definitivo del cine “insólito japonés”.

Publicidad

  • Symbol (2009)

Un hombre en pijama se despierta encerrado en un cuarto de paredes blancas, donde lo único extraño que hay es el pequeño pene de un querubín, ¿qué pasará cuando el desesperado hombre lo oprima?

Symbol
Symbol
// Captura de pantalla

Así, tal cual. ¿Qué carajos es esto?

Esta es la segunda película del genial Hitoshi Matsumoto, que a pesar de su extraña –por decir lo menos– premisa, se termina revelando como una de las obras cumbres del género “insólito japonés”. Y no sólo porque la forma en que Matsumoto hace humor (quien también la protagoniza) sea perfecta, sino porque encierra una visión sobre el mundo e incluso sobre la existencia bastante particular.

No vale la pena hablar mucho de ella para no dañar la sorpresa, pero definitivamente es una de las imperdibles de esta selección.

Aunque no se encuentra en ningún servicio streaming disponible en Colombia, se puede ver una versión subtitulada en francés en Youtube , algo que no será problemático, pues una parte es hablada en español y la otra casi no tiene diálogos.

Publicidad

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.