Se encuentra usted aquí

Los 50 mejores discos internacionales del 2017

Celebremos la música del otro lado del charco.
Shock
Shock
Por

Escarbamos, discutimos, deliberamos y nos propusimos a escuchar discos nuevos todos los días hasta que las orejas y los audífonos no dieran más. Todo para hacer un listado que hablara de lo que pasó este año con la música en el mundo; uno con lo que más nos gustó a los que trabajamos en esta redacción (con la subjetividad que eso implica), pero abiertos a las posibilidades sonoras de rincones poco explorados del mapa, de proyectos que se salieran de los tops comerciales; obviando el aburrido argumento de las reproducciones en YouTube.

Compilamos 50 joyas. 2017 fue afrofuturismo, antitrumpismo, feminismo, realidad virtual y vanguardismo. Tuvo mucho hip hop, mucho R&B y muchos viejos conocidos que volvieron.

(Pásense también por los listados de Los mejores discos locales y Las 50 canciones criollas más elegantes de 2017 Y vuelvan a nuestro especial por los listados latinoamericanos).

Con ustedes, una fina y elegante selección musical de los discos que se estrenaron este año (con algunas ausencias decretadas por escritorio por no haber sido lanzadas en el tiempo que eran, como el álbum de Childish Gambino -que salió a finales de diciembre de 2016- o un Eminem fuera de concurso -que estrenó el álbum después de las votaciones-).

Participaron, escucharon, deliberaron, se enloquecieron y escribieron en esta lista: Mariangela Rubbini (MR), José “Pepe” Plata (PP), Jenny Cifuentes (JC), Juan Pablo Castiblanco (JPC), Nadia Orozco (NO), Johana Arroyave (JOA), Fabián “Chaka” López (FL), Alfred Lord (AL), Victoria Cornejo (VC). Votaron también: Zaida Rojas, Jennifer Gómez. 

#50
Silver Eye 
 Goldfrapp

Glamoroso electropop. En su séptimo álbum el dúo aúlla a la luna, pone a sonar una canción inspirada en un documental sobre niños transgénero, otra en la que un hombre se convierte en tigre, y temas con letras que vuelan por cielo y océano en espirales electrónicos. Esta vez, con la colaboración del productor Bobby Krlic, aka The Haxan Cloak, y John Congleton, - quien ha puesto su mano en trabajos de St. Vincent o Wild Beasts-, sin cambios abruptos, Goldfrapp saca al frente los sintetizadores para ofrecer piezas hipnóticas y dramáticas de hermoso brillo. (JC)

#49
Automaton 
Jamiroquai

21 años después del lanzamiento del que fue, sin duda, su mejor álbum, Travelling Without Moving, y tras siete años de silencio, Jamiroquai volvió al ruedo con Automaton. Un disco al que le podrán criticar que no propone nada nuevo, que suena parecido a lo que produjeron en la era dorada. ¿Acaso hay que pedirle más al tipo que hizo popular el acid jazz y que concretó el disco de funk más vendido de la historia? Después de lanzar Automaton, un primer sencillo en el que parecía que Jamiroquai volvería con un sonido más electrónico, tal vez más cercano al modern disco o al french house, Jay Kay nos recordó que era el dueño de un sello y de un estilo, canciones como Cloud 9, Superfresh, Something About You y Carla hacen que su regreso valga la pena. (FL)

#48
Soul of a Woman
Sharon Jones & the Dap-Kings

Durante años, miles de caras se vieron rendidas ante la garganta privilegiada de Sharon Jones. El último álbum de la heroína del soul contemporáneo, que murió de cáncer en noviembre del año pasado y estuvo dando shows hasta sus últimos días, es una obra exuberante.  Once canciones efervescentes que llevan impresas sus emociones, su pasmosa versatilidad vocal y se regodean con tremenda banda entre vientos y cuerdas, quedaron plasmadas en un vinilo. En el lado A exhibe interpretaciones más crudas que trepan fortalezas del blues y del góspel, y el lado B, una intención más orquestal y elegante. Sharon Jones: soul, genio y figura.  (JC)

#47
Prophets of Rage
Prophets of Rage

Tom Morello, Tim Commerford, Brad Wilk (Rage Against The Machine, Audioslave), Chuck D, DJ Lord (Public Enemy) y B-Real (Cypress Hill) debutaron con un álbum aplastante, con alta carga política y social.  En cortes como Unfuck the World, anti Trump con video dirigido por Michael Moore;  Living on the 110, sobre la desigualdad económica, inspirado en miles de personas sin hogar que viven bajo una autopista en Los Ángeles, (de las banderas de su gira Make America Rage Again que donó gran parte de sus ingresos a “los sin techo”); o Who Owns Who, que aborda la injusticia social, recalcan su objetivo: usar la música como arma. (JC)

#46
Jungle Rules
French Montana 

Este fue el regreso a la vida -literalmente- de French Montana. Después de cientos de problemas personales, uno de sus mejores amigos asesinados y el lanzamiento no autorizado de su disco, bajo el nombre de MC4, el francés volvió con todos los poderes para presentar un álbum que mezcla los sonidos más deliciosos de la vida: trap, dancehall y hip hop. Una entrega llena de luz para los fans y para el mismo cantante, quien gracias a Jungle Rules volvió a Marruecos, su ciudad de origen, e incluyó en Unforgettable las raíces más destacadas de este lugar. Encontró un grupo de jóvenes bailarines por Youtube e hizo de esta canción un éxito completo, tanto que lo trajo a Latinoamérica y se atrevió a hacer un remix con J Balvin. El álbum cerro el año encabezando el top 100 de los mejores discos de 2017 en el listado de los Bilboard. (JA)

#45
La Confusion
Amadou & Mariam
 

Se conocieron cuando Amadou era profesor del Instituto para Ciegos de Malí y Mariam era estudiante y ya llevan más de 37 años de carrera.  La Confusion es su duodécimo álbum y fue grabado en París. Como es usual en el dúo este disco habla de la situación actual de Malí, que desde el 2012 ha estado en manos de extremistas Islámicos que imponen sus reglas y vetan a los músicos de sus propias ciudades. En el track con el mismo nombre del álbum hablan de lo confuso que es vivir en un lugar en guerra, “El ratón jugando con el gato, el gato jugando con el perro, el perro con el león, no sabemos dónde poner la cabeza”. (VC)

#44
The Temple of I & I
  
Thievery Corporation


De entrada, el nuevo disco de este par de DJ, Rob Garza y Eric Hilton, empuña la bandera del rastafarianismo. I & I es la forma en la que los jamaicanos creyentes en la divinidad del emperador etíope Tafari Makonnen se ahorran los pronombres personales para llamar a la unidad, para dejar sentado en el lenguaje que “tu” y “yo” son lo mismo. The Temple of I & I es un título con un aviso certero de que lo que se viene está cargado de reggae, dancehall y Hip Hop. Y cumple. Por supuesto, con ritmos convertidos al aura electrónica cósmica en downtempo que le hemos conocido a Thievery en sus ocho discos anteriores. Entre las voces invitadas a formar parte del disco aparecen el rapero Mr. Lif, Racuqel Jones y un clásico como Notch (Born Jamericans), quien colabora en cuatro canciones que suenan a la evolución del reggae roots.  (FL)

#43
Big Fish Theory
Vince Staples  

Una canción que representa muy bien el sonido de Vince en su segundo álbum de estudio es  Love Can Be, donde los beats electrónicos y los secuenciadores se mezclan perfectamente con la propuesta musical del artista californiano. Hip hop  refrescado totalmente por los sonidos actuales que no se dejan encasillar en ningún género.  Vince es de los nuevos Mc que se hace cada vez más grande con cada track de álbum;  Crabs in a Bucket, Big Fish, 745, BagBak o SAMO, solo por nombrar algunas de sus canciones que tienen identidad propia. (AL)

#42
MASSEDUCTION
St. Vincent

Tras ganar el Grammy por Mejor álbum alternativo con su penúltimo disco St. Vincent, Annie Clark era comparada con genios creativos como Prince y David Bowie por su estilo único y porque más allá de la música es una propuesta artística con todos los juguetes. MASSEDUCTION es su quinto álbum, fue producido por Jack Antonoff  y es donde muestra su lado más oscuro: habla del suicidio (Smoking Section) del desamor (New York) y del miedo a envejecer (Los Ageless). Cuando todos pensaron que se iba a volcar a lo comercial por su gran aceptación y por trabajar con el productor de Lorde, Carly Rae Jepsen y Taylor Swift, St. Vincent reafirma su autenticidad con un álbum que guarda las particularidades de siempre, como su guitarra eléctrica distorsionada. (VC)

#41
After Laughter
Paramore

Tal parece que Paramore se tomó muy en serio el nombre de su disco. Si lo traducimos al español After Laughter se convertiría en “Después de la risa” y sí, después de andar de rebeldes jocosos, imponiendo canciones, peinados, colores y un estilo de vida relacionado a los emo, Paramore decidió encarrilar su carrera y hacer música para adultos. Taylor York y Zac Farro – quien volvió a la banda después de 7 años de ausencia- se pusieron la 10 para sacar lo mejor de sí en este álbum, canciones que combinan letras nostálgicas con sonidos más indie pop, tintes de electrónica y un toque nos devuelve a los veranos de los 80. Podríamos cerrar los ojos e imaginarnos con vestidos de flores y colores bajo un sol radiante mientras escuchamos Paramore, qué extraño, ¿no? Algunos fans amaron el disco para otros la banda se desdibujó, pero lo que queda claro es que rompieron los esquemas y ahora son el mejor disco de rock del 2017 según Bilboard. (JA)

#40
The KAMAU-CASSETTE: ŭRTH GōLD
KAMAU

Hay que empezar a prestarle atención al proyecto de este joven mc, que, más que eso, es una especie de nerd especialista en contar historias provocadoras. The KAMAU-CASSETTE: ŭRTH GōLD es apenas el segundo EP (aunque con 11 canciones) de una carrera que despegó hace un año en Brooklyn, Nueva York, y que conocimos gracias a su participación en el festival Afropunk. Los dos primeros sencillos promocionales de la placa, GRā (GReY) y MĭNT, son la prueba de su versatilidad. En el primero, echa mano del personaje de la mitología griega Sísifo, que está condenado a trabajar eternamente, para cuestionar el progreso racial. Y en el segundo se pone en una situación romántica para hablar de las relaciones que persisten a pesar de que el resto esté mal. El romanticismo, los comentarios sociales y la ironía de su lirica están muy bien puestos en melodías para moverse o para levitar. Es una producción que no sabría uno que género ponerle, pero que tiene cierto aire a meter en un saco a Outkast con Kendrick Lamar con un poco de trip hop y EDM.  (FL)

#39
Concrete and Gold
Foo Fighters

Una placa contundente que exacerba la aureola rockera de la banda, que se siente como un trip con escalas en instantes lisérgicos y visos pop que marcaron el rock décadas atrás, sumado a evocaciones Beatles, Zeppelin, Pink Floyd o Motörhead, es  la novena entrega de los norteamericanos. Producida por Greg Kurstin (Adele, Sia), con aparición entre otros, de Justin Timberlake, el saxofonista Dave Koz y Paul McCartney (quien toca la batería en Sunday Rain); con riffs de guitarras que taladran el cerebro y Dave Grohl dejando las tripas en gritos, este disco contiene batazos que sedujeron la radio este año como Run, The Sky is a Neigborhood. (JC)

#38
Omnion
Hercules and Love Affair


¡Alabado dios de la música por este gran álbum! Esta es una de las obras más fuertes que ha tenido Hercules and Love Affair en toda su historia y la que ha dejado más mensajes en la cabeza de quienes lo escuchan. El disco es completamente conceptual, mucho más introspectivo que los tres anteriores y tiene completamente claro que va a un público LGBTI, a quienes han sufrido discriminación por su condición sexual y aquellos a quienes aún los atormentan fantasmas del pasado sobre todo en el caso de Andy Butler – dj y creador de Hércules- y su adicción al alcohol. En este disco logramos escuchar de nuevo a un grupo consolidado, con un sonido que sigue siendo impecable, las influencias disco y house con las que los conocimos en la pista de baile se siguen manteniendo y con Omnion nos recordaron por qué siguen siendo los mayores exponentes de la historia de la música de club. (JOA)

#37
The Road: Part 1
Unkle 


A manera de narración sobre la humanidad, se presenta este nuevo disco de UNKLE. Y es clara la intención de mostrar un disco en el que la desesperanza tiene una cura propia: el amor Tenemos un disco de orquestación y arreglos únicos y sublimes en el que no hay manera más enganchadora de sobrevivir, más que sentir la calma de la escucha atenta. Un disco que perturba e inquieta y que no deja de mostrar cómo el genio detrás de UNKLE, James Lavelle ha escrito una de las historias musicales más importantes de los últimos años en el Reino Unido. No solo es impecable en su sonido; lo es también en sus invitados: Mark Lanegan, Elliot Power y más. (PP)

#36
Ken
Destroyer


En la placa sucesora de Poison Season (2015), el cantante y compositor canadiense Dan Bejar aka Destroyer, continua hechizando con su verborrea, humor negro y cortes envolventes con tinte oscuro. Esta vez acude más a la electrónica y a los sintes que en sus anteriores entregas. Piezas con evocaciones ochenteras, con las garras puestas en el post punk, de voltaje guitarrero, de magníficos arreglos como Tinseltown Swimming in Blood  o entre cantadas y recitadas como Sky´s Grey, siguen instalando a Bejar como centro neurálgico del show. (JC)

#35
Boo Boo

Toro y Moi  

Chaz Bundick es el hombre detrás de Toro y Moi, un diseñador gráfico que usa la música como hobby y que ha hecho con este, cinco álbumes que lo han puesto a girar por el mundo. Una de sus mayores características es que cada álbum es muy diferente al anterior. Su penúltimo disco de estudio fue What For, en él evocaba la alegría y las ganas de vivir y bailar; en cambio Boo Boo es completamente existencialista, suave, melancólico. Son 12 canciones para oír solos y no sentirse tan solos. Toma como inspiración a Frank Ocean, Travis Scott y Daft Punk y eso se siente clarísimo en Girl Like You, primer single de este álbum. (VC)

#34
République Amazone 
Les Amazones d’Afrique


République Amazone tiene tanto fondo como forma y virtuosismo. Bien puede ser funk pesado, activismo, soul, afrofuturismo, R&B, feminismo o el nacimiento del nuevo pop africano. El supergrupo, las Amazones d’Afrique, está integrado por 10 notables artistas mujeres del África occidental. Unas consagradas fuera de su tierra, otras leyendas locales: la ganadora del Grammy Angélique Kidjo, Mariam Doumbia (conocida por ser integrante de Amadou & Mariam), Nneka, Kandia Kouyaté, Mamani Keita, Mariam Koné, Massan Coulibaly, Mouneissa Tandina, Pamela Badjogo y Rokia Koné. Todas son interpretes portentosas que además de hacer música se dedican a proyectos para la equidad de género y la resolución de los problemas en su continente. De la mano del productor Liam Farrell y de la casa Real World Records, hicieron este álbum debut en el que cantan en mandinka, francés e inglés y combinan ritmos que bien podrían ser pop en occidente con instrumentos locales como la kora. Vale la pena meterse de cabeza en este disco y perderse en el vasto universo de los proyectos que están reinventando las músicas africanas. (FL)

#33
Something to tell you
Haim


Tras el ruido que generó su primer disc,o Days are Gone (2013), el trío de hermanas californianas, de la mano de Rostand Batmanglij (ex Vampire Weekend) y su usual colaborador, Ariel Rechtshaid, se avientan con una placa muy pop, enriquecida con  soft rock y algunos elementos del R&B. Letras de amor y desamor, despecho y anhelos; canciones dotadas de riqueza melódica que acuden a recursos como voces distorsionadas o ruidos para adivinar con audífonos: faxes y relinchos de caballos, muestran diferentes colores. Desde Want you back, chicle para radio, a  Night so Long, que cierra el disco voces celestiales, se palpa a Haim menos retro que en su debut y aunque aún hacen remembrar a Stevie Nicks (Fleetwood Mac), lucen brillo actual. (JC)

#32
Melodrama
Lorde

Desde la portada del álbum cargada de azul, se entra al viaje sentimental de Lorde, ese que ella ha querido comunicar con las canciones del segundo disco, producido por Lorde y  Jack Antonoff q-ue tiene una larga lista de colaboración en canciones junto a Taylos Swiff, Sía, Zayn, St. Vicent, Carly Rae Jepsen entre muchos otros-. Del álbum se destacan  canciones como: Sober, Liability, Sober II (Melodrama), Green Light, Homemade dynamite, que reafirman el sonido de la neozelandesa, una poderosa voz que se nutre de sintetizadores, bajos y guitarras y que definen muy bien el pop dramático de Lorde. (AL)

 

#31
8
Incubus

If Not Now When? fue lo último que escuchamos de Incubus, y eso fue hace seis años. Por eso, sus fieles seguidores (nos incluimos), estábamos esperando con ansias que lanzaran nuevo material; es un disco fulminante y aunque superar los comienzos de su carrera no fue tarea fácil, este álbum si logra representar la etapa en la que se encuentran Brandon Boid y su banda. Pop, rock, nu metal, funk y el sello Incubus de la primera a la última canción, todo en un mismo álbum. (FL)

#30
Pure Comedy 
Father John Misty

Josh Tillman, conocido como Father John Mistyquien hasta 2012 fuera baterista de Fleet Foxes, desata la lengua y arma canciones con letras caústicas, divertidas y cargadas de ironía para su tercer disco. Su verbo caníbal y burlón arrasa con la política, el fanatismo religioso, el entretenimiento, las redes, la adicción a internet o la fama. Preguntas en medios le inspiraron la línea del tema Total Entertainment Forever: “Bedding Taylor Swift, every night inside the Oculus Rift”, que entre bromas ha justificado “por la rima”. Las reflexiones de Tillman resuenan en un álbum audaz, que con bellos arreglos orquestales del compositor Gavin Bryars (Brian Eno, Tom Waits), recalca que el mundo actual es pura comedia. (JC)

#29
Paradise
Anohni

Siete canciones hacen parte de un EP combativo, (continuidad de su álbum Hopelessnes publicado el año pasado), con imágenes de artistas y activistas en la portada, en el que la cantante inglesa transgénero, líder de la banda Antony and the Johnsons, y entre otras,  miembro del colectivo Future Feminism, lanza entre sonidos industriales y orgánicos,  reflexiones sobre la política, el planeta, el cambio climático, y continúa su llamado a las mujeres a “la intervención en todo el mundo”. La ira y  resistencia se evidencian en predicciones apocalípticas del tema que da título, o en  Jesus will kill you que recalca sobre el poder de líderes para destruir. (JC)

#28
French Kiwi Juice
FKJ

Desde la escena alternativa e independiente de la electrónica europea emergió recientemente el multi-instrumentista Vincent Fenton, conocido en la escena underground como FKJ. el músico francés vino a publicar su álbum debut en marzo de este año, después de Time for a Change y Take Off, dos primeros EPs que vieron la luz en 2013 y 2014 respectivamente. Este artista nacido en Tours, Francia, firmó su primer álbum con Roche, Musique, el sello independiente de uno de sus grandes amigos de la adolescencia, el productor Cezaire. Este 2017, canciones como SkylineDie With a SmileBetter Give U Up y We Are The Boundaries fueron parte de la playlist de más de un festival de la escena indie en Estados Unidos. (MR)

#27
American Teen
Khalid

Con solo 19 años, es un digno representante de la nueva camada del R&B y del pop con suaves tonadas de soul; su álbum debut American Teen, le valió el permio a Mejor Nuevo Artista en los Mtv Video Music Awards 2017, sumándose al grupo de  artistas que han ganado este reconocimiento con solo 19 años (One Direction, DNCE, Gaga). Sin duda es un álbum donde sobresale su voz y sus canciones: Young Dumb & Broke, Location, Saved, American Teen. Khalid representa muy bien con este álbum el verdadero adolescente americano y se convierte en uno de los grandes prodigios de esta época. (AL)

#26
CTRL
SZA


La finura de su voz y el brío de sus letras fueron el platillo perfecto para los exploradores de nuevas voces en el universo del neo soul. No por nada tiene una colaboración en Anti, el último disco de Rihanna, donde ambas despliegan sus voces en Consideration. Razones de sobra para pegarle una buena repasada a CTRL con guantes de seda, porque son 14 tracks que incluyen colaboraciones de Kendrick Lamar y Travis Scott, pero el disco es tan brillante que incluso esos featurings pasan desapercibidos. Es un manifiesto de arriba a abajo a la verdadera feminidad, esa que sufre y tiene miedo de envejecer, que se siente frágil en el amor, pero que tampoco teme a pararse en su lugar. Es un libro lleno de pensamientos reales; musicalmente no aburre ni por un solo segundo porque es un viaje sin guías que traspasa los confines del R&B para entregar un álbum brutal. (NO)

#25
Sleep Well Beast
The National 


Bienvenida sea la sutileza, la elegancia y la melancolía que The National tiene. Es una fuente inagotable de esperanza y de tristeza a través de canciones que no se repiten. La madurez humana y musical de una banda que está próxima a cumplir 20 años, se ve reflejada en un disco como este, que no deja de inquietar.y en el que la fuerza y la quietud están presentes a través de doce canciones impecables. Nuevamente el legendario sello 4AD se mantiene vigente y es el preciso momento para darle las gracias por mantener la llama de The National viva. (PP)

#24
Relaxer
Alt-J

Relaxer es el tercer álbum de Alt-J, la continuación del trabajo del 2015 This Is All Yours. Son ocho pistas cargadas de poesía indie que reafirman la especialidad del trio inglés: narrar historias y hacer música también para leer. Con un concepto gráfico pensado en la distorsión, el disco parece haber sido elaborado mucho más detalladamente en cuanto a producción; de hecho, como dato curioso, la última pista cuenta con arreglos grabados en los legendarios estudios Abbey Road e Iggy Pop colabora con una narración. (FL)

#23
Memories Do Not Open
The Chainsmokers


Memories Do Not Open, el álbum debut del dúo estadounidense, se vino a lanzar en abril de este año, nada más y nada menos que apadrinado por uno de los gigantes de la industria: Sony Music.Paris, el primer sencillo del disco, se dio a conocer comenzando año y se metió sin que nos diéramos cuenta y en menos de nada, en el Billboard Hot 100. El video de esta canción hoy ya se acerca a los 120 millones de visitas. Después vinoSomething Just Like This, la colaboración con Coldplay de la que tanto habló Chris Martin y que millones de fans esperaban ansiosos cuando inició el 2017. El lyric video de esta canción se llevó por delante a Paris y ya se acerca a los 900 millones de reproducciones. Este año, ambas canciones estuvieron al mismo tiempo en el top 10 del Hot 100 de Billboard. Como si todo esto fuera poco, el dúo de djs neoyorkinos comenzaron el año con tres nominaciones a los Grammy y coronaron un premio de la Academia como Mejor grabación dance con la canción Don´t Let Me Down. Andrew Taggart y Alex Pall se han convertido, sin duda alguna, en consentidos de la escena EDM mundial. (MR)

#22
Lust For Life
Lana del Rey


El quinto álbum de estudio de la artista norteamericana Lana del Rey fue publicado iniciando el segundo semestre de este año. El SXSW, que se realiza cada año en Austin, Texas fue, de hecho, uno de los primeros festivales en los que la neoyorkina reveló canciones de este más reciente disco. Love fue el primer sencillo en promocionarse del álbum y logró colarse rápidamente en el top de los listados. Sin embargo, aunque Lust for Lie es considerado uno de los álbumes destacados de este 2017, para muchos de sus más fieles seguidores este es un disco que no sobresale, aunque sí haya unas cuantas canciones que sin duda fueron las que le dieron buen kilometraje al disco durante este año. Se trata además, de la primera placa discográfica de Lana de Rey en la que la cantante y actriz incluye dúos con otros artistas: The Weeknd, Sean Lennon, Stevie Nicks y A$AP Rocky.  Del Rey mantiene aquí el estilo vintage y nostálgico que la puso por primera vez en el mapa hace ya casi una década. Después de un intento fallido en 2016, cuando Elizabeth Grant fue anunciada dentro del cartel del primer Lollapalooza-Colombia que nunca sucedió, por fin (ahora sí) la artista estará presentándose en nuestro país en marzo de 2018, en el marco del Festival Estéreo Picnic. (MR)

#21
Spirit
Depeche Mode

Para este nuevo trabajo, la banda colaboró por primera vez con el productor James Ford, miembro del dúo electrónico londinense Simian Mobile Disco (quien también está tras la maquinaria de Foals, Florence & The Machine y Arctic Monkeys), y, sin duda, concretó la placa más politizada de todo su repertorio.Son 12 canciones que ponen de manifiesto la vigencia de los padres del rock electrónico después del lanzamiento de un tremendo y exitoso Delta Machine en 2013. Pero a diferencia de aquel lanzamiento, esta vez la agrupación deja un poco de lado la sensualidad, la soledad y el amor retorcido que siempre han trabajado en sus letras; el giro del Spirit son las liricas altamente politizadas. (FL)

#20
Chronology
Chronixx


Chronixx es probablemente uno de los artistas reggae más grandes del globo, él hace parte de esa nueva generación que se agarraron con temple al legado del reggae roots y por eso este disco resulta una joya sumamente importante para el género. El jamaiquino hondea fuerte la bandera verde, amarilla y roja con un reggae sumamente consiente, pero que no teme pasearse con orgullo por los universos del dancehall, del R&B y del hip hop, eso sí, sin perder nunca el norte de sus ideologías. Su voz es implacable y canciones como Majesty o Smile Jamaica son capaces de iluminar un cuarto oscuro en pocos segundos. (NO)

#19
Flower Boy
Tyler The Creator 


El trabajo de Tyler The Creator en el hip hop es más importante que poner de moda un estilo mucho medio oscuro, medio hipster. El rapero, productor, skate, director de arte y diseñador de modas fue el comandante de Odd Future el colectivo de raperos que nos dejó como premios a Syd y a Frank Ocean, y entre sus logros fue haberlos empujado a salir del closet en un género donde la homofobia era algo normal. En este álbum Tyler no deja de ser oscuro, pero nos envuelve en otros universos llenos de melodías, de coros con voces angelicales y de confesiones sobre la identidad sexual. Una de las frases que hace eco es la de “He estado besando a los niños blancos desde 2004." y no sabemos si se trata de una autobiografía, lo cierto es que este resulta ser uno de los trabajos más cojonudos del rapero que además estará en el Estéreo Picnic el próximo año. (NO)

#18
Villains
Queens of the Stone Age


Un despegue atmosférico que se vuelve cada vez más intenso y frases autobiográficas de Josh Homme, abren el séptimo álbum de la banda, en el que le dan click a reiniciar, y bajo la producción de Mark Ronson  (Uptown Funk, Amy Winehouse, Adele) toman nuevos caminos, exhibiendo temas de palpitaciones glam y muchos matices. Frenéticas percusiones, guitarras filosas, sugestivas cuerdas lacónicas, momentos de artillería pesada, velocidad, freno en seco, y sonido que evoca a Bowie o hasta a ZZ Top, en piezas de más de 5 minutos en las que el diablo nos tapa los ojos y  somos animales domesticados, como una canción de Homme.  (JC)

#17
Stone Hill
Damian Marley


Pasaron más de diez años para que el heredero más prolijo del apellido Marley volviera a sacar un álbum en solitario. Stony Hill no es tan grande como el clásico Welcome to Jamrock, pero es aire fresco para el mundo del reggae. Cuesta decirlo, pero fue gracias a la figura de Donald Trump que 2017 fue el año en que el contenido político y social de las canciones retomó fuerza y el Jr. Gong sacó en este álbum un armamento pesado para manifestarse sobre la migración, la marihuana y los vientos de guerra. Canciones como Nail pon Cross y Medication (con Stephen Marley) son la fiel muestra de que, a pesar de la escasez de nuevos nombres, el reggae no ha perdido vigencia. (FP) 

#16
Funk Wav Bounces
Calvin Harris 

¿Llegó el fin del EDM como lo conocíamos? Suena bastante fuerte pero sí, Calvin Harris se quitó el género de encima e hizo un álbum que nadie hubiera imaginado. Funk Wav Baounces es un disco con una nostalgia ochentera sin drops, sin subidas ni bajadas, lineal y muy tranquilo (nada comparado a su pasado). Una electrónica que podría fácilmente convertirse en un pop mainstream en la que además combinó decenas de colaboraciones para cada uno de sus tracks. Pharrel Williams, Nicki Minaj, Khalid, Frank Ocean, Travis Scott, son solo algunos de los nombres que llevan sello en esta nueva entrega. A pesar de llevarse el primer lugar en las listas de Estados Unidos y Europa la crítica ha sido despiadada con Harris debido al cambio de sonido en su música, ahora lo tachan de oportunista y de acercarse a artistas de talla mundial para surgir de nuevo en su carrera. Lo cierto es que con estrategia o sin ella, Slide y Feels – las dos canciones más representativas de este álbum-hacen mover la cadera a cualquiera que las escuch. Lo logró, resurgió y es un éxito. (JOA)

#15
4:44
Jay Z


Se pueden decir muchas cosas de lo que hizo Jay Z con su decimotercer álbum, 4.44. Todas se resumen en que llegó al punto en que puede hacer lo que se le dé la gana. Hace tiempo que el mc de Brooklyn dejó de ser un clásico en el rap para convertirse en amo y señor de Nueva York. Hoy es un empresario de éxito y un referente, no solo de la música, sino del empuje de los jóvenes negros en Estados Unidos. Además de ídolo, Jay Z es una figura pop y desde que se supo que el año pasado le fue infiel a Beyoncé, su vida privada se tradujo en canciones, por lo que este es su álbum más personal: en el track que le da nombre al álbum, 4:44 (la hora en la que lo escribió), pide perdón a su esposa; también le dedica un tema a hablar de la vida con su mamá y en la mejor canción, The Story of O.J., con un beat a lo vieja escuela, vuelve a empuñar las banderas del orgullo negro. Toda su cancha como empresario se tradujo en una campaña publicitaria que invadió las capitales del mundo: se podía ver el 4:44 sobre un fondo amarillo de la portada en las vallas más visibles de Nueva York o Londres hasta en los avisos publicitarios que van encima de los taxis del centro de Bogotá. Su álbum solo se encuentra en la plataforma de streaming de su propiedad, Tidal, y el CD no trae las letras de las canciones, sino un vínculo para buscarlas en Internet. Hay que pagar para escucharlo. (FL)

#14
Missing Link (EP)
Nick Murphy (Chet Faker)


Al barbado Nicholas James Murphy lo conocimos con el alias de Chet Faker porque la rompió con canciones triphoperas como Gold, Drop the Game con Flume y un tremendo cover de No Diggity, el clásico R&B de Blackstreet. En 2015 pasó por el Festival Estéreo Picnic y hace un casi un año anunció, sin muchas explicaciones, una especie de renacimiento en su carrera. Ahora, el australiano sepultó su alter ego y publicó su primer EP como Nick Murphy, Missing Link. Son cinco temas que parece serán un puente entre dos etapas musicales; un poco más acelerados, con el ruido y las distorsiones que no había incluido en sus trabajos previos. Entre ellos se coló también una elegantísima colaboración con el dj haitiano canadiense Kaytranada. (FL)

#13
More Life
Drake 

No pasó un año desde que Drake había inundado al mundo con los enormes hits Hotline Bling One Dance, parte del maravilloso disco Views, cuando el rapero canadiense soltó un nuevo disco espeso y complejo. Drake nos entregó de nuevo un par de canciones adictivas, comerciales y “radiables” como Passionfruit o Fake Love, o joyitas como Get It Together (junto a una de las revelaciones del año, la inglesa Jorja Smith) o la reinvención de If You Had My Love de JLo en Teenage Fever. More Life es un complejo compilado de 22 canciones que el propio Drake no presentó como un álbum de estudio sino como un playlist o mixtape (casete con canciones revueltas) pues contó con más de 30 productores diferentes. El resultado es un repaso por distintos estilos de rap, algunos más cercanos al pop, otros más encerrados en el hip hop, y otros momentos de puro R&B. // JPC

#12
Ídolo
C. Tangana


El nombre real de C. Tangana es Antón Álvarez Alfaro, es madrileño y sin miedo a equivocarnos afirmamos que su nombre es uno de los mayores triunfos de la escena urbana en España en este 2017. Esa victoria radica en que no le tuvo pavor al mainstream, incluso viniendo de la escena underground, la que hoy obviamente lo desacredita. Se propuso a convertirse en el fenómeno urbano más grande y de la mano de un contrato millonario con Sony, lo está logrando. Ídolo es un disco que cambia las reglas del juego, hace que el rap, el trap, el reggaetón e incluso el R&B se fundan en una masa pop fácil y deliciosa de digerir y es lo que es, un disco hedonista hasta la última gota, casi que un monólogo de su fama y poder y eso también se vale, creerlas y meterse en el papel. Vale hacer una anotación y es que sin Alizzz, su productor de cabecera no estaríamos ante este señor disco. (NO)

#11
I See You
The XX


Que Jamie XX haya pasado un buen tiempo dedicado a su proyecto en solitario resultó ser un hecho culminante para que The XX retornara con un sonido más robusto, hecho con manos más inquietas y laboriosas. Se dice que Romy Madley Croft participó en un campamento de escritura junto al escritor y productor Robin Hannibal para aprender la ciencia de los himnos pop y que junto a Oliver Sim (quien dejó el alcohol para grabar este álbum) fueron los primeros en echarle mano a los demos de los diez temas que habían venido trabajando desde marzo del 2014 y que terminaron por componer el I See You. Con Jamie de nuevo concentrado en la maquinaria, después de su éxito con In Colour, The XX hizo combustión y el resultado fueron canciones con un sonido menos dramático como On Hold o Dangerous, que sin duda representan un salto del minimalismo y a la melancolía que le habíamos escuchado a este trio en sus dos álbumes anteriores. I See You, sin duda, fue el primer gran lanzamiento del 2017.   (FL)

#10
Process 
Sampha

Sampha, dueño de una voz expresiva, melancólica, lúgubre, penetrante y delicada, no se quedó anclado a la banda con la que se dio a conocer, SBTRKT, y también cantó, escribió y produjo para artistas como Drake, Solange, FKA Twigs o Kanye West. En el camino sacó un par de EP y este año, por fin, lanzó su primer álbum, Process. El resultado, un lujo absoluto, diez canciones que entrelazan a la perfección complejas texturas digitales con el poder crudo e ilimitado de la voz de Sampha. No es difícil pensar en artistas como James Blake o, incluso, Björk, por la balanceada relación entre los elementos y la continua posibilidad de experimentación. Aunque es de escucha fácil y placentera, Process es un disco experimental, atrevido, que junta R&B, soul, chillwave y trip hop; que no pareciera de un artista que lanza su primera placa sino el de uno maduro que lleva años buscando su sello; y que finalmente revela el profundo duelo del artista ante la muerte de su madre por un cáncer. Ah, y Sampha apenas tiene 28 años. (JPC)

#9
Everything Now
Arcade Fire


Arcade Fire se armó con una baraja de poderosos productores para construir su quinto álbum, Everything Now, la placa que finalmente los traerá a Colombia. Su disco, tal vez junto al de Gorillaz, ha sido uno de los de mayor expectación en este año. Lo normal para una banda a la que seguimos desde su debut por la puerta grande con Funeral en 2004, que ganó el premio Grammy a Álbum del año con The Suburbs (2010) y que en 2013 presentó un apoteósico y bailable Reflektor. transita por muchos ritmos y tiene canciones que, con seguridad, vamos a querer guardar en nuestras listas de reproducción. Everything Now transita por muchos ritmos. Después del tote de canción pop que es Everything Now, hay una tanda de tracks explosivos y bailables donde los sintetizadores son protagonistas, y que por momentos suenan a reggae, a dubstep y a new wave. Son Creature Comfort, Peter Pan y Chemistry. Hay funk muy pegajoso y ligero en tracks como Sings of Life, Good God Damny y Electric Blue. Y para rematar Put Your Money on Me y We Don´t Deserve Love, cierran el disco con una cuota de introspección más tristona que el resto del álbum.(FL)

#8
To Syria, With Love
Omar Souleyman


Hace un par de años, gracias a la invitación de Björk a que remezclara una de sus canciones, el mundo de la música alternativa conoció a un sirio kurdo que hasta entonces solo era reconocido en el mundo de las fiestas matrimoniales de su país. Heredero del dabke sirio y el choubi iraquí (las formas del pop árabe en estos países), Souleyman es una extraña traducción del frenesí del techno, del pop bollywoodense, del house, de cualquier sonido de festival electrónico, con música que serviría para encantar serpientes. En To Syria, With Love, Souleyman suena un 15% más occidental, más digital y más fiestero (si es que eso es posible con este poderoso huracán sonoro) que en anteriores discos, demostrando que sigue siendo un eslabón clave entre Medio Oriente y el resto del mundo. (JPC)

#7
This Old Dog
Mac de Marco


Es refrescante volver a escuchar una joya del canadiense Mac deMarco, el mismo que le dio el aire más fresco y experimental a ese género tan complicado que se etiqueta como indie. Y más allá de sus característicos chistes y humor impecable, Demarco vuelve al ruedo con un disco que nos calibra las emociones, con la sencillez acostumbrada nos tira por un abismo de melancolía con finos pensamientos sobre la vejez y el amor, es un viaje guiado sin picos abruptos, pero con su sello sonoro indeleble, solo que un poco más refinado. No es tan loco que lo llamen genio y escuchar este disco es una prueba, motivo de sobra para no perdérselo el otro año en el Festival Estéreo Picnic. (NO)

#6
Utopia
Björk


¿Qué es una utopía? En estos momentos tan revueltos y donde el mundo parece estar cercano a colapsar, ¿dónde queda la esperanza? Luego de un oscurísimo y deprimente Vulnicura (2015), disco en el que Björk botó más despecho que Adele y Taylor Swift juntas, la islandesa vio la luz. Para Utopia el sorprendente y revolucionario productor venezolano Arca volvió a ser la mente maestra tras las 14 canciones del disco, empujando a la cantante a insistir en la experimental dirección sonora que había rozado en discos como Vespertine o la banda sonora de Drawing Restraint 9.  El resultado es un álbum precioso, complejo, que continúa la pregunta de Biophilia (2011) sobre la armonía que puede existir entre el humano, la naturaleza y la tecnología: una obsesión que ahora también incluye una cuarta dimensión que es el rol de la feminidad en todo esto. Utopia es un manifiesto de amor, de búsqueda por la armonía, de construcción de una sana coexistencia entre todas nuestras partes. Björk y Arca combinaron un sonido instrumental íntimo y delicado, grabaciones que hicieron de pájaros y naturaleza en el Caribe y Venezuela, con embestidas de distorsiones digitales, en catorce canciones que siguen erigiendo a esta artista como una de las más visionarias y vanguardistas de la música actual. (JPC)

#5
American Dream
LCD Soundsystem 


Hay muchos chismes alrededor de la disolución y el regreso a los escenarios de LCD Soundsystem. Haya sido, o no, una campaña de mercadotecnia, America Dream fue un regreso para celebrar, aunque se aleja, por mucho, de la novedad y la calidad de sus primeros tres álbumes. Este más bien fue como un desahogo: James Murphy tenía muchas cosas que decir sobre la industria de la música, sobre sus sueños y acá las puso. Sintetizadores poco protagonistas, pocos altibajos y especial cuidado en el contenido de las letras componen este regreso. (FL)

#4
Ti Amo
Phoenix


Es su primera placa desde que en el año 2013 publicaron Bankrupt!.  Siete temas más componen el LP, incluyendo varios temas bailables que, como sus primeros dos singles, Ti Amo y J-Boy, evocan las raíces latinas de la lengua, compartidas por el italiano y el español. Un disco que corrobora el tacto que tienen los franceses para producir tracks bailables de calidad. 

#3
DAMN
Kendrick Lamar


Kendrick Lamar llegó desde Compton para inyectarle una vitamina importante al hip hop en el mundo. Cuando lanzó To Pimp a Butterfly el mundo entero se rindió a sus pies y se proclamó como un nombre gigantesco en el género. Por eso DAMN, aunque es su quinto disco, tenía una presión sobre el hombro: ser el sucesor perfecto de esa obra maestra. ¿Lo logró? Sí y mil veces sí - claro, si los miramos como dos trabajos que tienen líneas distintas-. En esta última joya podemos escuchar cómo Kendrick se pasea de una admirable por los terrenos del rap a lo vieja escuela, pero sin dejar de lado esos elementos refrescantes y entusiastas. Hay furia pero también se le escucha relajado, hay espacio para el amor y las relaciones (como podemos escuchar en Loyalty, su canción Feat. Rihanna) y para la política (como en XXX su canción feat U2). DAMN es rico en todo el sentido de la palabra. La recomendada: Element, escrita y producida que por el mismísimo James Blake. (NO)

#2
Drunk
Thundercat  


Luego de que obtuviera un Grammy por su participación en el disco de Kendrick Lamar, To Pimp A Butterfly, miradas de la industria se volcaron hacia este crack del bajo de escuela jazzera que contaba ya,con brillantes credenciales como productor y músico de Flying Lotus, Suicidal Tendencies o Snoop Dogg, y con un par de álbumes. En Drunk ofrece una bebida fermentada de 23 cortes con altos grados de funk, soul y R&B; evocaciones al sonido de los 60 y 70, más shots de rock ochentero, invitando a algunos temas de su fiesta a Wiz Khalifa, Pharrell Williams, Kenny Loggins y a Kendrick. Drunk: para quedar ebrios, felices y sin resaca. (JC)

#1
Humanz
Gorillaz

Como álbum, Humanz es caos. Pasaron seis largos años desde The Fall y, según Damon Albarn, el regreso de sus personajes animados 2D, Noodle, Murdoc y Russel era, precisamente, una respuesta al actual caos político. La placa, en su versión Deluxe, incluye 26 cortes, que entre sencillos e interludios suman más de 20 colaboradores. El resultado: temas disímiles y con el sello de Gorillaz casi que indistinguible entre cada uno de ellos. Desde su primer sencillo, Hallelujah Money con Benjamin Clementinelanzado para recibir a Donald Trump en la Casa Blanca, se avecinaba un disco musicalmente impredecible. Un poquito de política, otro de Hip Hop, otro de R&B, otro de electrónica. Desde luego, entre lo que se cocinó durante seis años resultaron muchas piezas destacables: las apariciones de Zebra Katz en The Apprentice y Sex Murder Party; la de la diosa del soul Mavis Staples en Let Me Out; la de Peven Everett en Strobelitte; o los nombres de la colombiana Kali Uchis y el jamaiquino Popcaan valieron la espera. De paso, detrás del caos, que seguramente motivó el nombre Humanz, hay una apuesta vanguardista que no perdió Gorillaz con los años: si en un principio fueron pioneros como banda animada, con el primer video de Saturnz Barz, marcaron otro hito en la historia de los videos en realidad virtual. Ahí está el futuro, como en los álbumes que se convertirán en una colección de sencillos. (FP)