Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Gorillaz en Bogotá, Colombia 2022
Gorillaz es una banda británica creada en 1998 por el cantante, productor y compositor Damon Albarn y el diseñador e historietista Jamie Hewlett. El grupo virtual está conformado por cuatro integrantes ficticios. Después de su paso por el Festival Estéreo Picnic en 2018, 2-D, Noodle, Murdoc Niccals y Russel Hobbs regresan a Colombia el 12 de mayo de 2022 al Movistar Arena en Bogotá. Conozcan todos los detalles sobre su regreso aquí.
Gorillaz

Terreno de nadie: LosPetitFellas hablan sobre Gorillaz, 777, Latinoamérica y más

La agrupación bogotana LosPetitFellas será la invitada a tocar en el Movistar Arena el 12 de mayo, antes de que Gorillaz suba a la tarima.

Nicolai de los Petitfellas en 2016
Nicolai de los Petitfellas en Armando Records, Bogotá, en el evento Final abierto de 2016.
// Por Alejandra Mar

777, la última canción del último disco de LosPetitFellas, agradece. Agradece a la música, a sus amigos, a sus familias, a sus seguidores. El tema es un gesto que mira hacia el amplio mar luego de que el barco llegó a tierra, tras un viaje largo y retador.

Por Santiago Cembrano | @scembrano

Publicidad

Ese viaje fue 777, un gran álbum de la banda bogotana dividió en tres entregas de siete canciones cada uno: Buenos Días (2020), A Quemarropa (2021) y República Independiente del F*cking Goce. Es un disco que son varios, humores distintos que muestran el rango de una agrupación que hace rato dejó de ser novata y que tiene como norte la exploración, la colaboración y la búsqueda de cómo lograr que todo eso que son estalle cuando se suben a la tarima.

LosPetitFellas no pertenecen a un único género, y eso les gusta a sus integrantes, los estimula. Hay aromas de rap, tonos de rock, sonidos de jazz y un espíritu que mezcla esas tradiciones, que concibe la música como un santuario de amor, de fiesta, de resistencia, de introspección. La identidad de los Fellas ha ido mutando desde su debut Historias Mínimas y continuó fluctuando con su segundo álbum, Formas Para Perderse o I.D.E.A.S. Y con 777 vemos que, aunque hay principios morales claros e intereses musicales que determinan qué es babor y qué es estribor, LosPetitFellas viven un momento de curiosidad y de colaboración, y dejan que el viento sople y que la vela lo reciba para marcar la dirección, a veces inesperada.

A diferencia de los dos primeros discos, Los Fellas se abrieron a una amplia nómina de amigos, invitados, aliados y cómplices para enriquecer 777. Pedro Rovetto (Superlitio), Eduardo Cabra (Visitante, de Calle 13), Paco Ayala (Molotov), Juan Galeano (Diamante Eléctrico), Juan Pablo Vega, Mosty, Slow Mike (ChocQuibTown), Goyo (ChocQuibTown), Apache, Lido Pimienta, Mabiland, Roberto Musso (Cuarteto de Nos), Bruses y Lee Eye producen, cantan o rapean a lo largo de las veintiún temas del proyecto.

Al final, en esa playa de cerveza y celebración a la que llegó el barco, LosPetitFellas descansan mientras contemplan su experiencia, sus logros y las posibilidades de su música, siempre en expansión.

Publicidad

LosPetitFellas y Gorillaz en Bogotá

El 12 de mayo, antes de que Gorillaz se presente en Bogotá para conmemorar veinte años de carrera, LosPetitFellas calentarán la tarima del Movistar Arena ante 14.000 almas expectantes. El anuncio de los Fellas como la banda invitada a compartir escenario con Damon Albarn y compañía causó revuelo: hubo felicitaciones, reconocimiento de su esfuerzo y constancia, confusión y críticas afiladas.

Publicidad

Una charla con LosPetitFellas

Mientras tanto, los autores de canciones como Antes de Morir, Los Verbos y Volveré Mamá esperan emocionados y contentos que llegue ese día. Y esperan con la confianza de que, tras casi una década juntos, son la banda perfecta para empezar la noche: lo sabían desde que fue noticia que Gorillaz iba a tocar en Colombia.

Sobre todo esto, y más, Shock habló con Nicolai Fella (vocalista) y Nane (tecladista), en representación de toda la banda.

Publicidad

Felicitaciones por ser la banda invitada al concierto de Gorillaz. ¿Cómo se sienten de cara a esa presentación?


Nane: Para uno como fan, como alguien que entiende un poquito lo que ellos han intentado hacer durante veinte años, pues fue una alegría saber que Gorillaz venía. Y como músico, era una oportunidad. Creo que son pocas las bandas a las que los Fellas pueden abrirle, porque nos pasa la de siempre: no somos rocanrol, tampoco es que seamos completamente raperos y pues los jazzeros no es que nos quieran tanto; somos terreno de nadie, y creo que ahí nos alineamos resto con Gorillaz. Manifestamos la situación, lo sentimos posible y queríamos que pasara, entonces que el universo se haya alineado y vayamos abrirles a Gorillaz es algo muy bello, una alegría y una emoción muy grandes.

Nicolai: Me siento muy emocionado de tocarle al público de Gorillaz, una banda particular. Todos, de alguna manera, somos raros, y LosPetit también tienen su rareza. Me parece muy emocionante poder ir a compartirla con público así, que yo creo que está lleno de curiosidades y de ganas de pillarles ciertos flavas a la música. No queda otro camino distinto al de darlo todo para que lo puedan disfrutar, y calentar la noche como se debe.

Publicidad

Na: La banda ya no toca como antes, cada mes o cada ocho días, entonces uno guarda las fuercitas para cuando toca. Creo que estamos encontrando un lugar muy bello encima del escenario, un formato especial para encontrarnos con la música de otra forma. Eso seguramente lo vamos a aprovechar ese día en el Movistar, para seguir nutriéndonos de todas estas variables musicales que existen. Seguramente habrá invitados, texturas de vientos, cuerdas, voces y más. Así es como entendemos la música y como nos divierte hacerla en este momento. Estamos disfrutándolo mucho más. Es un momento muy efímero que nos permite sacar cosas que antes no hacíamos.

¿Gorillaz de alguna forma ha influenciado a LosPetitFelllas?

Ni: Pues yo siempre me he sentido muy engomado con las bandas como Gorillaz que proponen desde lo musical, lo gráfico, lo conceptual, lo filmográfico. Y lo colectivo, como que van a tocar y sacan un montón de voces y de parche. Creo que ha sido un punto de referencia para nosotros, aparte de lo netamente musical. Ha sido poderoso para los que pensamos las bandas desde otros lugares.

Na: Muchas veces cuando nos sentamos y decimos “Marica, deberíamos hacer un concierto con la Filarmónica”, nos remitimos a lo que son Snarky Puppy y Gorillaz en vivo: cómo funcionan y fusionan esas dinámicas, cómo hacen que eso sea posible. Y también tiene que ver con la colectividad, dejar que la gente entre a manosear la música de uno. Yo creo que Gorillaz se alimenta 100% de eso, que me parece clave para entender cómo funciona el mundo en estos tiempos.

Hablemos del último disco de LosPetitFellas, el cierre de 777, La República Independiente del F*cking Goce. ¿Cómo funcionaría esta república? ¿Qué ordenaría su constitución? ¿Cuál sería el proyecto de nación?

Ni: Yo creo que estábamos intentando metaforizar el lugar que ya tenemos, esa oficina a donde vamos y simplemente somos, y hacemos y hacemos, y remamos y remamos desde ahí. La banda es de ese lugar, que se ha vuelto la patria, un territorio donde uno es uno. Y si nos metiéramos más al quilombo, siempre hemos dicho que es una democracia dictatorial, porque necesitamos estar de acuerdo los cinco, y esos cinco estar en sintonía con el equipo. Tratamos de gobernar esa República para que siga estando bien, organizada, andando. Hablamos mucho del contrabandeo de música, y de que ese es uno de los lugares que aportan económicamente a la nación. En todo caso, lo que nosotros tenemos son canciones.

Publicidad

Na: Aparte de las canciones, lo único que nos quedan son las memorias. Hay muchas vainas y anécdotas y fotografías mentales que podemos llevar a la gente y contarle también. Y por ahí también está la esencia de esta República: no solo estamos hablando de nosotros, de estos cinco manes y su vida artística, sino también de la gente que se ha subido a esta vuelta; siempre hemos dicho que esto es del que lo quiera abrazar: la gente que ha creído en nosotros, promotores, productores, amigos músicos y los que nos siguen. Yo creo que esta historia es de toda esa gente, y eso también tiene un valor y un significado muy potente.

Adentrémonos más en el disco. Me parece muy interesante

La Causa

, porque plantea justamente esa causa a la que no se puede renunciar, como una lucha que es tanto interna como externa. ¿Cuál es esa causa y cuál papel cumple en su música y su vida?

Ni: La canción viene de memorias que tengo de mi viejo. Recuerdo que, cuando yo era niño, cuando le preguntaban cómo iba todo el man respondía que dándole a la causa. Yo medio entendía que se refería a la vida misma, la causa. En la canción lo planteamos así para que cada uno decida cuál es su causa, y que todos estemos conscientes de que es un ejercicio interno, pero también una vuelta que afecta lo exterior. Y de ahí sigue entender esa vuelta de que yo camello dentro de mi causa, pero tenemos un ejercicio colectivo, entonces no puedo sin ti: necesitamos juntarnos en la causa para que funcione. En Perú, el plato de la causa tiene un montón de cosas, y cada uno aporta lo que tiene desde el corazón, desde su lugar. Y por ese referente llegamos a las ollas comunitarias [allá va la luca que genera el tema].

Publicidad

613195_LosPetitFellas
LosPetitFellas

777 empieza con Buenos Días y la vuelta a la luz de la banda, luego de la oscuridad introspectiva de Formas Para Perderse, y termina con el viaje y la búsqueda, entre el amor y al resistencia, de La República Independiente del F*cking Goce. Al final, en las 21 canciones están ese lado visceral, ese lado alegre, ese lado íntimo y ese lado político de LosPetitFellas. ¿Cómo vivieron esta jornada, este trayecto, que plantea la trilogía de 777?

Na: Cuando empezamos a hacer el Buenos Días seguíamos como esponjas, mirando y recibiendo, entendiendo de qué se trataba todo este viaje. No éramos ajenos a la realidad de lo que sucedía; es un disco que es pandémico, principalmente. Eso ya traía unas reglas: era vivir para hacer canciones, disfrutar ese proceso y ver qué alegrías nos dejaba, entendiendo que no lo podíamos compartir con el público directamente. Nos planteamos un norte: queríamos narrar a un personaje que tuviera su luz, su lado oscuro, su lado más profundo, su lado más político; que tenía que curarse y que tenía que llegar a este norte, a tierra, y alegrarse por eso.

Y nosotros también habitamos este viaje. Con los chicos de Los Fellas dijimos como Marica, realmente nos está pasando lo que estamos diciendo. Sentimos que el Buenos Días nos llenó de muy buena onda, mientras que la suerte luego nos llevó a un A Quemarropa, donde estaba pasando todo más de frente. Y así lo estábamos viviendo, porque nos pusimos esas reglas. Y ahorita estamos entendiendo este disco tocándolo. En un momento tocó parar y decir como "Hey, hey, no vayamos a hacer más canciones sin antes disfrutar este presente, estos 21 temas que nos han traído estas sensaciones y experiencias tan distintas Démosles ahora su tiempo frente a los escenarios, frente a la gente". Entonces hay mucha alegría contenida y cosas que soñamos desde la tarima. Por eso te digo que todavía lo estamos viviendo y conociendo todo. Ha sido una manera muy particular de acercarnos a la creación.

En Instagram se definen, primero que todo, como latinoamericanos. ¿Por qué es importante esta identidad para ustedes?

Na: Se me viene a la cabeza que todas estas ciudades a las que hacemos referencia con latinoamericanos vivimos lo mismo, nos alimentamos de la misma comida. Eso nos hace hermanos. Latinoamérica respira un mismo aire, que para mí es de un caos organizado.

Publicidad

Ni: En esta vuelta de ser una banda nos juntan diferentes puntos de la ciudad. Eso no nos lleva a un lugar en específico ¿sí o qué? Sino que casi nos centra en una ciudad como esta, Bogotá, tan particular en una Latinoamérica muy particular, alimentada de lo mismo. Cada que visitamos un lugar decimos Ve, esto se parece a esto. "Mira esto cómo funciona acá. Mira lo que hace la cumbia acá". Son fronteras inventadas, hacemos parte de una nación que nosotros mismos hemos decidido crear, pero pues sí estamos en comunicación con esa realidad que vive Latinoamérica, y que a los lugares que hemos ido a pillar decimos como "Sí, por acá si hay algo. Chimba poder hacer parte de esto".

Nicolai, quería cerrar con esto. Hace poquito Querido Frankie, su trabajo como solista, volvió a las plataformas remasterizado, once años después de su lanzamiento. ¿Qué recuerdos le trae pensar en ese disco?

Ni: Hermano, me siento muy agradecido con la música por haberme permitido haber hecho eso, y hacerlo así: así de valioso, resultó ser un disco muy valioso para algunas personas. No lo entendí en ese momento, pero parece que algunas personas sí lo entendieron. Fue una semilla de LosPetitFellas, y me siento muy conectado con eso. Hacer ese disco cambió muchas cosas, no solo en mí y en mi manera de ver el mundo, sino en muchas personas que estamos ahí trabajando en un sueño. Me siento muy agradecido con ese muchachito que decidió sentarse por cinco años dizque a escribir un disco pero no tenía ni idea de nada, no sabía que iba a pasar; solo quería hacer sus canciones y sacarlas, proponer realmente desde donde lo sentía. Sigue siendo realmente muy genuino y vigente, ahora tiene la fortuna de estar acompañando, entendiendo ese universo, el individuo, la celebración, y que hay cosas que uno debería valorar y celebrar por eso. Ahí está las canciones para que quien las sienta, se las vacile.

🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock. 🎵 Síganos en Google Noticias y lean sobre lo mejor de la música con Shock.