Publicidad

Publicidad

Publicidad

blu_red_shock_push.png
¡Sin spam ni problemas! Activen las notificaciones y reciban las novedades realmente importantes del mundo de la música, el cine y las series.
De una
Ahora no

Publicidad

Cruella: Disney nos presentó a una villana punk

Crítica de la precuela que no sabíamos que necesitábamos.

Cruella-Disney-Emma-Stone.jpg
Emma Stone es 'Cruella'.
Foto: Disney +.

En una época de precuelas y spin-off en los que reinan las caras familiares en el cine y la televisión, así como las historias que nos muestran el punto de vista del villano , parece ser el mejor momento para Cruella , una precuela que, aunque nadie estaba pidiendo, es una historia fascinante y reveladora. (Tranquilos, no hay spoilers).

Cruella nos muestra a Stella (Emma Stone), una joven que llega a Londres en los setenta con mucho talento para la moda y sueños por cumplir. Se hace amiga de 2 ladrones y los 3 sobreviven juntos en la gran ciudad. Pronto Stella conoce a la perfeccionista y algo neurótica Baronesa (Emma Thompson), una leyenda en el mundo de la moda, y sus sueños parecen estar más cerca que nunca. Pero su relación con La baronesa la hará transformarse en una vengativa mujer que ama los escándalos y no descansará hasta lograr lo que quiere, sin importar cuánto le cueste o a quién haga daño en el camino. Se estrenará el próximo 27 de mayo.

A Cruella de Vil la conocimos inicialmente en la versión animada de 1961 y posteriormente en 101 dálmatas (1996) y 102 dálmatas (2000), en estas 2 últimas interpretada por Glenn Close. En todas sus aproximaciones, este personaje tiene elementos en común: es terrible manejando, tiene muy mal carácter y quiere a toda costa un abrigo de piel de cachorro.

Si bien no hay que ver las cintas anteriores para entender la película, el personaje fue diseñado para que fuera creíble que pudiera convertirse en la imagen que tenemos de Cruella. Quienes sí las hayan visto también encontrarán pistas y referencias divertidas a las cintas anteriores (Importante: hay escena poscréditos).

Publicidad

En esta nueva Cruella mantiene parte de esos elementos. Sin embargo, mientras la versión de Glenn Close tenía más humor y un toque caricaturesco, con Emma Stone vemos a un personaje mucho más oscuro, quien ha recibido rechazo toda su vida y ha tenido experiencias de profundo dolor.

La venganza se convierte en la principal motivación de Cruella, algo que, si bien ya hemos visto en otras historias, aquí es determinante para consolidar una narración más profunda para un personaje complejo con muchos matices para explorar. Emma Stone tiene la dosis perfecta entre vulnerabilidad y maldad. Es audaz, creativa y, a pesar de ser mucho más oscura, también logra ser muy divertida en algunos momentos. Logra retomar lo exagerado de Cruella, pero al mismo tiempo, se sigue sintiendo muy cercana.

Cruella es una representación del punk en todo el sentido de la palabra: creció en las calles y busca abrirse paso con mucho ingenio en una sociedad que la ignoró y rechazó durante casi toda su vida. Ella logra capturar ese espíritu transgresor e independiente del punk, su constante desafío a la autoridad y el deseo de escandalizar y romper con lo establecido. Como lo dijo David Byrne, el punk es más que un género musical, una actitud hacia la vida.

Alguna vez Joey Ramone de The Ramones declaró: "el punk se trata de ser un individuo y de ir contra la corriente y de ponerse de pie y decir 'Esto es lo que soy'". Cruella disfruta mostrar que es auténtica y le gusta salirse de las convenciones preestablecidas en un mundo que nunca quiso entenderla, ni se esforzó en hacerlo.

Publicidad

Hay una comparación inevitable entre Cruella y El diablo viste a la moda. Esto gracias a las actuaciones fantásticas de Emma Stone y Emma Thompson y a su buena dinámica en pantalla que nos recuerdan con frecuencia a Miranda y a Andy.

Como podríamos esperar en una película con 2 leyendas de la moda, el vestuario es impecable y sorprendente, con la dosis exacta de extravagancia. Uno de los rasgos más destacados de Cruella es su capacidad de divertirse con sus prendas y crear combinaciones arriesgadas que funcionan y cuentan historias potentes.

Otro elemento sumamente destacado en Cruella es su banda sonora, que captura el espíritu del punk en su mayor auge, con himnos clásicos del rock como Should I Stay or Should I Go de The Clash o One War or Another de Blondie. El modo setentero se completa con canciones de Queen, Ike & Tina Turner, The Bee Gees, o Supertramp que cobran una nueva vida con cada escena.

Aunque Cruella haya sido una precuela innecesaria, fue la excusa perfecta para acercarnos a un personaje que no veíamos hace mucho tiempo, y que, así como el punk, resultó sumamente desobediente y desvergonzada.

Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series. Conviertan a Shock en su repartidor de nueva música, cine y series.